¿Y los niños? El 65% del equipo médico es obsoleto

**El Instituto Nacional de Pediatría opera con 3 mil 700 equipos que tienen entre 10 y 20 años de antigüedad. En suma, ahora enfrentan el desabasto de insumos, por lo que están rechazando pacientes de traslado.


¿Y los niños? El 65% del equipo médico es obsoleto

La Crónica de Chihuahua
6 de junio, 18:36 pm

Por Patricia Tapia/
m-x.com.mx

EMEEQUIS.– El Instituto Nacional de Pediatría (INP) opera con equipo obsoleto que impide brindar la mejor atención y además enfrenta un desabasto de insumos que lo ha llevado a rechazar pacientes que mandan de otros hospitales.

El Instituto, que pertenece a la Secretaría de Salud, señala en un informe que cuenta con alrededor de 5 mil 600 equipos médicos y de laboratorio para la atención médica y la investigación que realiza a favor de la niñez mexicana.

Pero de estos, aproximadamente mil 700 equipos tienen una antigüedad superior a los 20 años y otros 2 mil tienen más de 10 años, por tanto, son considerados “obsoletos”, de acuerdo con su informe de situación financiera de 2020.

En total son 3 mil 700 equipos con esta condición, lo que representa 65% del total.

“Son equipos que se mantienen en uso constante, se realizan periódicamente actividades de mantenimiento preventivo y correctivo, para mantener su tiempo de vida útil y favorecer la utilización segura de los mismos; sin embargo, se requiere de la sustitución de varios de ellos para incrementar la capacidad, optimizar la seguridad y calidad en la atención médica que este Instituto presta a la población infantil, así como la implantación de nuevas tecnologías para el desarrollo de protocolos de investigación”, resalta el informe.

La institución de salud refiere que en 2020 se registró un proyecto de inversión en equipamiento en la Cartera de Programas y Proyectos de Inversión de la Secretaría de Hacienda, por un monto de 6 millones 330 mil pesos con recursos propios y sin contar con la suficiencia presupuestal para su ejecución.

No obstante, ha identificado que en necesidades de equipamiento se requieren 894 millones 890 mil pesos. Esto se considerará en su Mecanismo de Planeación durante 2021.

Y ADEMÁS SIN INSUMOS

En los últimos días se ha ventilado una falta de insumos médicos en el INP. Un oficio interno refiere que los menores que necesitan traslado a esa institución de salud no serán recibidos por falta de capacidad.

El documento, con fecha del 20 de mayo, dice: “De acuerdo con el oficio…de la Dra. Mercedes Macías Parra y en acuerdo con los subdirectores de la dirección médica, se establece que derivado del retraso en el abasto de insumos no se deberá aceptar ningún paciente de traslado a este instituto. La Dra. Beatriz Lamosas Gallardo, titular de la División de Enlace Institucional, está debidamente enterada de ello. Por lo anterior, le pido comunicar esta información al personal a su cargo, la que estará vigente hasta nueva orden”.

Esto se lee en el documento firmado por el doctor Carlos López Candiani, subdirector de Medicina Crítica, dirigido a los Departamento de Terapia Intensiva, de Urgencias y Neonatología, así como a la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiovasculares.

La carencia de material médico es una realidad, el doctor José Asz, quien pertenece al Instituto, denunció en una publicación hecha en su Facebook que la situación que se está enfrentando en el INP es lamentable, “no tenemos insumos. Ya se acabó el presupuesto del año. Estamos cancelando cirugías por falta de material. El Instituto está endrogado y debe dinero a los proveedores. No alcanza para pagar la luz y el internet. Estamos viviendo una situación crítica”.

Tan sólo para comprar los insumos básicos se requieren 151 millones de pesos. De acuerdo con una nota de La Jornada, se trata de un listado de 62 productos, entre los que se encuentran medicamentos, dispositivos, material quirúrgico, de laboratorio y de curación. Según los oficios que refiere, el instituto también puede verse obligado a cancelar operaciones de pacientes ya hospitalizados.

PANDEMIA AFECTÓ INGRESOS

Los ingresos del INP por prestación de servicios en 2020 fueron de 26.9 millones de pesos, 34% menor a los obtenidos en 2019: 40.5 millones.

Los recursos propios son una fuente de financiamiento del Instituto, mismos que se vieron impactados por la pandemia. La institución de salud apunta que la mayoría de sus operaciones fueron afectadas.

Por ejemplo, en Consulta Externa. En 2020 se otorgaron 85 mil 323 atenciones, 41.7% menos que en 2019, debido al cierre de algunas consultas, en apego a las medidas sanitarias instruidas por el gobierno federal.

Los servicios con mayor demanda fueron: Hematología-Oncología, Consulta Externa de Pediatría, Alergia, Ortopedia, Inmunología, Estomatología, Salud Mental, Medicina de Rehabilitación, Endocrinología y Gastroenterología; con un total de 47 mil 376 atenciones (preconsultas, primera vez en el servicio y subsecuentes), una caída de 41.4%.

NIÑEZ A LA DERIVA

Uno de los grandes reclamos al presidente Andrés Manuel López Obrador es el deterioro de los servicios de salud, pero en especial para los menores de edad. En su administración estalló un conflicto por la falta de atención y medicamentos para el cáncer.

AMLO volvió a hablar de este tema el pasado 24 de mayo. Dijo que se tuvieron situaciones muy difíciles, porque los que controlaban la venta de los medicamentos llevaron a cabo acciones de sabotaje y una campaña en medios en contra de estas decisiones de su gobierno.

Insistió en que era un monopolio poderosísimo con muchas influencias, políticos que de repente se dedicaron a eso: a vender medicinas, a vender equipos médicos.

“Entonces, por lo mismo, una campaña muy fuerte acusándonos de que no había medicamentos para los niños con cáncer. Una situación muy dolorosa, imagínense enfrentar reclamos de padres con niños enfermos de cáncer, acusaciones de que no se les atendía y que no había medicamentos. Y en efecto, había falta de medicamentos al principio porque hubo sabotaje, porque lo que querían eran los contratos como venían entregándose, y resistimos”, dijo.

Durante todo este tiempo, y en especial con la pandemia, se le pidió a López Obrador dirigir parte de los recursos de sus grandes proyectos de infraestructura, como el Tren Maya, al sector Salud, sin embargo, el mandatario no desistió.