Whisky de 8 mil pesos para el delegado federal de la STyPS

**Es común que el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Juan Pablo Delgado, sea visto en los restaurantes y bares "fifí" de varias ciudades de Chihuahua o de la capital del país.


Whisky de 8 mil pesos para el delegado federal de la STyPS

La Crónica de Chihuahua
11 de noviembre, 08:04 am

LA COLUMNA
El Diario

Chihuahua.- Es común que el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Juan Pablo Delgado, sea visto en los restaurantes y bares fifí de varias ciudades de Chihuahua o de la capital del país.

Le gusta la buena vida que le da la 4T al abogado laboralista que, a falta de tener resultados para presumir, recurre a postear su vida privada en las redes sociales.

Esta semana festejó su cumpleaños en un conocido lugar del lujoso Distrito Uno de la capital del estado. En su cuenta de Facebook subió la foto de lo que estaba tomando mientras de fondo sonaba algún clásico de Sinatra.

La imagen, visible en versión digital, habla por sí sola. El protagonista de la foto es un whisky Johnnie Walker Blue Label, que va de los cinco a los seis mil pesos en tiendas de vinos. En los bares se cotiza arriba de los ocho mil.

A eso se le llama austeridad republicana, gastarse en una sentada el sueldo de un obrero de maquiladora o mucho más en una botella de alcohol.

Antes había sido blanco de críticas, hace algunos meses, por esa proclividad a visitar los restaurantes más caros con cualquier motivo y exhibir lujos que no cualquiera puede darse, ni siquiera sus pares de la administración pública federal.

Ejemplo de esto -también visible en versión digital- fue el presumido trago que disfrutó en algún bar de alcurnia, con los boxeadores Jorge “Travieso” Arce y el filipino Manny “Pac-Man” Pacquiao.

Duró el funcionario federal más de una semana sin trabajar con el pretexto de la toma de sus oficinas por parte de empleados de Ferrocarriles de México; antes de eso había dejado cuando menos una docena de casos delicados pendientes.

En fin, no resuelve, no opera, no funciona más que para organizar su agenda de cata de vinos y cortes especiales, porque lo que es trabajo y previsión social nomás no es lo suyo.