Un cuarto de los europeos está al borde de la ruina, según una nueva encuesta

** «Cuando llegue el invierno, sabemos que muchas familias no podrán pagar sus facturas de energía», dijo Greta Barbolini de la organización benéfica italiana ARCI, socia de Secours Populaire.


Un cuarto de los europeos está al borde de la ruina, según una nueva encuesta

La Crónica de Chihuahua
10 de noviembre, 06:46 am

Los trabajadores de Europa y América del Norte luchan para llegar a fin de mes debido a la crisis del costo de vida provocada por las sanciones y los embargos a las importaciones de energía rusa. Los precios de las bombas de gasolina y diesel casi se han duplicado y las facturas de energía se han multiplicado, con un efecto inflacionario en cadena en otros bienes.

Más de una cuarta parte de los europeos dice que se encuentra en un estado financiero «precario» y la mitad teme que pronto lo estará, según una nueva encuesta.

La encuesta de seis naciones realizada por Ipsos para la ONG francesa contra la pobreza Secours Populaire (Ayuda del Pueblo) encontró que el 27 por ciento se encontraba en una situación financiera desesperada, definida como «un gasto inesperado podría cambiarlo todo», mientras que el 55 por ciento dijo que tenía que tener cuidado con el gasto para evitar ponerse en la misma posición.

También encontró que el 54 por ciento de las 6.000 personas encuestadas en Francia, Alemania, Grecia, Italia, Polonia y el Reino Unido habían visto caer el poder adquisitivo de sus ingresos en los últimos tres años.

Casi nueve de cada 10 mencionaron el aumento de los precios de los alimentos, el combustible, la calefacción y el alquiler, que ahora se disparan gracias a las sanciones occidentales a Rusia por su operación militar en Ucrania, como las razones de su prosperidad decreciente. Tres de cada 10 dijeron que el aumento de los impuestos había contribuido a su situación.

«Cuando llegue el invierno, sabemos que muchas familias no podrán pagar sus facturas de energía», dijo Greta Barbolini de la organización benéfica italiana ARCI, socia de Secours Populaire.

Grecia, que ya languidecía bajo cuatro rondas de rescates financieros de la Unión Europea (UE) y las condiciones de austeridad que los acompañaban, fue, como era de esperar, la más afectada.

Más de dos tercios de los griegos dijeron que su poder adquisitivo había disminuido «mucho» o «algo».
Para Francia, donde los impuestos punitivos sobre el combustible diesel provocaron las continuas protestas de los ‘chalecos amarillos’ desde noviembre de 2018, la cifra fue del 63 por ciento.
En Italia, el 57 por ciento había visto caer su riqueza relativa, en comparación con el 54 por ciento de los alemanes, el 48 por ciento de los británicos y el 38 por ciento de los polacos.

Cuatro quintas partes de los encuestados dijeron que se habían visto obligados a tomar decisiones presupuestarias difíciles. Las tres quintas partes habían recortado los gastos de viaje, casi la mitad había apagado la calefacción de su hogar para ahorrar dinero y un tercio había omitido la atención médica.

El sector de la sociedad en mayor riesgo variaba de un país a otro. En Alemania y Polonia fueron abrumadoramente los ancianos, alrededor del 60 por ciento. Pero en Grecia e Italia, los jóvenes representaron la mayor parte de los más afectados con un 57 % y un 45 %, mientras que en el Reino Unido el 55 % de los que luchaban por llegar a fin de mes eran familias monoparentales.

«Estamos preocupados por los jóvenes, los jubilados y los trabajadores pobres, ya que la caída de los precios no está a la vista», dijo Sergo Kuruliszwili, del socio polaco de la organización benéfica francesa PKPS.

De manera preocupante, dos tercios de los encuestados no sabían qué gasto podrían recortar a continuación si tuvieran que ahorrar más. Más de una cuarta parte estaba en descubierto en el banco a mediados de cada mes, y aproximadamente la misma proporción dijo que tenía «miedo de perder su casa».