Todo lo perdieron entre las lluvias torrenciales; ahora piden ayuda

**Rosario Véjar estaba en su casa, la número 7142 de la calle Zafra, con sus tres nietos menores de 3 años, así como su esposo Martín Rodríguez. Los vecinos les gritaban que se salieran por la ventana, porque el agua los había alcanzado.


Todo lo perdieron entre las lluvias torrenciales; ahora piden ayuda

La Crónica de Chihuahua
16 de julio, 09:23 am

Ciudad Juárez, Chih.- “Lo perdimos todo... ¿ahora, para volver a empezar?”, pregunta Rosario Véjar Machado después de que un arroyo formado por las lluvias intensas de ayer tomara cauce dentro de su vivienda en la colonia Granjero, dejando pérdidas totales.

La mujer toma aire para evitar las lágrimas y entonces recuerda que el desastre los tomó por sorpresa, por lo que ahora no tienen ni dónde dormir.

“Cuando vimos ya se había metido la corriente y nos apresuramos a salir con los niños en brazos. Después el refrigerador que estaba flotando se atravesó en la puerta y nos quedamos atrapados”, narra.

Ella estaba adentro de su casa, la número 7142 de la calle Zafra con tres de sus nietos menores de 3 años, así como su esposo Martín Rodríguez.

Cuenta que algunos vecinos se acercaron y comenzaron a gritar advirtiendo que se salieran por la ventana porque el agua los había alcanzado.

Ya puestos a salvo no les quedó más que contemplar el desastre: los sillones, el refrigerador, el estéreo y los colchones de las camas de los tres cuartos flotando en el agua que alcanzaba metro y medio de profundidad.

La ropa ni se diga. Ya no tienen ni qué ponerse, lamenta.

Como los Machado Rodríguez, resultaron afectadas otras 13 familias en toda la ciudad, con cuantiosos daños materiales después de que sus hogares se inundaran, informó el director de Protección Civil del Municipio, Efrén Matamoros Barraza.

Refirió que los elementos de la corporación atendieron ese número de reportes, aunque no se registraron personas lesionadas.

A otra familia, que vive en la calle Juan Escutia de la colonia Zaragoza, se les vino la casa encima.

En este caso, elementos del Departamento de Bomberos acudieron al inmueble pero los propietarios no estaban.

Rosario se dedica al hogar y su marido es albañil que hace trabajos eventuales. Dice que todo se les juntó, porque además de que no tienen dinero para empezar de cero, se acerca el ingreso de sus hijos a la escuela.

“Todo el trabajo de una vida lo perdimos”, expresa.

Afirma que a pesar de que los elementos de Protección Civil se comprometieron a regresar con una motobomba para sacar el agua de su casa, no lo hicieron.

Por lo pronto los alcanzó la noche, sin embargo dice que dormirán en casa de su hija mayor. Ya mañana a sacar el agua.

Se dice agradecida si alguien está dispuesto a colaborar para recuperar lo perdido. Su número telefónico es (656) 565-2553. (Javier Olmos / El Diario)

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---