Tiene campo militar seis pozos ilegales, autorizados por Conagua

**En la zona denominada como “Meoqui-Delicias”, que el 5 de abril del año 2013 fue declarada como de veda extractiva.


Tiene campo militar seis pozos ilegales, autorizados por Conagua

La Crónica de Chihuahua
12 de junio, 13:30 pm

El Heraldo de Chihuahua

En los años 2015 y 2016 la Comisión Nacional del Agua (Conagua), autorizó seis pozos para riego de 492 hectáreas para el Ejército Mexicano en un área que había sido decretada como veda por instrucción del presidente Enrique Peña Nieto, en el año 2013, a consecuencia de la sobreexplotación del manto acuífero, según la investigación que realizó Paris Martínez de Animal Político.

Se trata de la zona denominada como “Meoqui-Delicias”, que el 5 de abril del año 2013 fue declarada como veda, pero que en el año 2015 el Ejército Mexicano solicitó seis nuevos pozos a la Conagua para la extracción del agua a fin de aprovecharlo en su Criadero Militar Santa Gertrudis a partir del año 2016, que fue cuando se concluyeron las obras de excavación.

Los documentos firmados por el titular de la Conagua, Kamel Athié Flores y el general de División de Estado Mayor, Noé Sandoval Alcázar, fechados en el año 2015, el efectivo solicitó a la Conagua llevar a cabo la perforación y el equipamiento de seis pozos en el aérea agrícola en Santa Gertrudis, con el objetivo de solucionar el desabasto de agua que existía en las instalaciones militares.

El acuerdo del año 2013, detalla la suspensión provisional al libre alumbramiento en las porciones no vedadas, no reglamentadas o no sujetas a reserva de los 18 acuíferos, publicado en el Diario Oficial de la Federación, a través del cual en la porción no vedada del acuífero Meoqui-Delicias, por lo que se prohíbe la perforación de pozos, la construcción de obras de infraestructura o la instalación de cualquier otro mecanismo que tenga por objeto el alumbramiento o extracción de las aguas nacionales del subsuelo, así como el incremento de volúmenes autorizados o registrados, hasta en tanto se emita el instrumento jurídico que permita realizar la administración y uso sustentable de las aguas nacionales del subsuelo.

Esta decisión presidencial fue tomada por el descontrol de extracciones superiores a la recarga de los acuíferos, lo que, de continuar, “pondría en peligro el abastecimiento seguro de los habitantes de la zona y frenaría el desarrollo socioeconómico”.

Estudios técnicos en el 2015, de aguas nacionales subterráneas que realiza la Semarnat, explica que la disponibilidad media anual de agua subterránea en el acuífero Meoqui-Delicias, es clasificada como nula y presenta un déficit de 172.1 millones de metros cúbicos anuales, por lo que no existe volumen disponible para otorgar concesiones o asignaciones.

Actualmente se le exige un total de 329.2 millones de metros cúbicos anuales, mientras que la recarga que recibe el acuífero está cuantificada en 211.2 millones de metros cúbicos anuales, lo que genera una sobreexplotación de 118 millones de metros cúbicos.

En el trabajo periodístico de Animal Político, refiere que dentro de los registros de la Conagua, se establece que el Ejército Mexicano gozaba de una dotación de agua equivalente a los 1.5 metros cúbicos por segundo, el cual provenía de la Mina de Naica, que era bombeada por la empresa minera Peñoles hasta la superficie, pero en el año 2015 las acciones de bombeo se redujeron y dejaron prácticamente sin agua a los elementos.

Ante este suceso, la Sedena y la Conagua planearon llevar a cabo la perforación de seis pozos para reabastecer de agua a los militares, en una zona vetada, pero se logró concretar el pasado 22 de diciembre de 2015 en un oficio enviado por el subsecretario de la Sedena, Noé Sandoval Alcázar.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---