Se deterioran condiciones de trabajo para los obreros en maquiladoras

*Patrones los obligan a firmar convenios con menores salarios, con menores prestaciones y hasta sin prestaciones, aprovechando la indefensión de los trabajadores y de su extrema necesidad de contar con un ingreso durante la pandemia.


Se deterioran condiciones de trabajo para los obreros en maquiladoras

La Crónica de Chihuahua
10 de julio, 12:35 pm

Chihuahua, Chih.- Después de la llamada Jornada de Sana Distancia, cuando las empresas maquiladoras enviaron a sus casas a los obreros con el 100 o el 75 por ciento de sus salarios, ahora con la “nueva normalidad” y el retorno escalonado a las actividades productivas, cuando el gobierno ya no los obliga a pagarles, los hicieron firmar convenios en los que aceptan recibir hasta la mitad de sus ingresos.

“Y si no, háganle como quieran”, les advierten, con lo que los empleados quedan en “libertad” de demandarlos ante la Secretaría del Trabajo que, como casualidad, en estos momentos apenas están reiniciando con la recepción de expedientes, que se habían suspendido durante tres meses.

Miguel D explicó que a él, por su condición de diabético, la empresa en la que labora lo envió a descansar, primero con el 100 por ciento de su salario, aunque sin el extra de los bonos de puntualidad ni de productividad. “Pero a partir de que empezaron con eso de los semáforos y de que dijeron que algunas maquilas podían regresar a trabajar, nos estuvieron llamando por grupitos de a cinco, para hacer unos convenios”. En los convenios que firmaron con la empresa, se estipula que, hasta nuevo aviso, él va a recibir solamente la mitad de su sueldo nominal, y le pidieron (les pidieron a todos y cada uno) que regresaran al trabajo con horario normal, pero sólo cinco días por semana.

“Por supuesto, de las prestaciones no se habló nada, pero en cada caso la empresa ha maniobrado para darnos menos, el 50, el 30 y en algunos casos, nada”.

Y lo peor es que se están aprovechando de la necesidad que tienen los trabajadores de tener un ingreso en estos días en que lo que más escasea es el trabajo. Las medidas de la sana distancia, el uso de cubrebocas, las máscaras, el gel antibacterial, así como la fumigación de las áreas de trabajo, son cosas olvidadas que solamente hicieron al principio para engañar a los inspectores.

Por otra parte, les pidieron que se fueran a hacer un examen en el Seguro Social, pero en la clínica que le toca a Miguel D, no sólo no están realizando exámenes de Covid-19 a nadie porque no tienen el equipo, sino que tampoco le están haciendo exámenes de ningún tipo ni análisis clínicos, porque en la versión que le dieron las enfermeras, ya desapareció el laboratorio porque el Seguro Social dejó de pagarle a la empresa que tenía contratada para dar ese servicio. “Hasta las computadoras se llevaron”.

“Y ni siquiera nos queda el consuelo de demandar a la empresa, porque ahorita está parado todo eso por la cuarentena, creo que acaban de abrir la oficinas de Conciliación, pero los compañeros que han metido demanda, tienen parados sus expedientes hasta nuevo aviso”.

Se sabe entre los obreros, porque en los barrios hay intercambio de experiencias, y porque muchos de ellos han tenido empleo en varias empresas, y tienen amigos y conocidos, se sabe que en todas las maquiladoras están procediendo de la misma manera, con diferencias mínimas.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---