¿Qué veía el Che Guevara en la foto más famosa de toda la historia?

Por Alejandro López


¿Qué veía el Che Guevara en la foto más famosa de toda la historia?

La Crónica de Chihuahua
17 de marzo, 08:56 am

5 de Marzo de 1960. La tarde cae en la Necrópolis de Colón, La Habana, mientras miles de personas acompañan un cortejo fúnebre con lágrimas en los ojos. Veinticuatro horas antes, el buque francés La Coubre explotaba en mil pedazos en el puerto junto con 4 mil toneladas de armas y municiones procedentes de Amberes, una compra del gobierno cubano emanado de la Revolución. Más de un centenar de personas sufrieron lesiones fatales, la mayoría durante una segunda explosión media hora después de la primera, que confirmó las sospechas de un acto de sabotaje.

Ernesto Guevara sostenía una reunión en el Instituto Nacional de la Reforma Agraria cuando un estruendo cimbró los vidrios y sacudió el edificio por un instante. Nada más ver por la ventana que daba hacia el puerto, el argentino centró su mirada en el humo que se levantaba en forma de hongo desde el desembarco de las municiones y de inmediato, supo que se trataba de una tragedia.

Con el semblante desencajado, Guevara llegó al sitio del siniestro quince minutos antes de las cuatro. Pudo ver y escuchar la segunda detonación a metros del lugar y desde entonces, sus ojos se perdieron en un trance profundo, sólo interrumpido por su vocación y conocimientos médicos mientras colaboraba en los primeros auxilios a las víctimas.

Fidel no dudó en culpar a la CIA de la desgracia durante el discurso. A su lado, Guevara miraba consternado el paso de los ataúdes, que parecía no tener fin. El desfile conmocionó al revolucionario, mientras la fuerza de la escena calaba hondo en la humanidad de un hombre que entregó su vida con rabia ante las injusticias sociales. A unos metros del podio, Alberto Díaz Gutiérrez cubría como reportero gráfico el triste acontecimiento y luego de captar detalles de la caravana, dirigió el objetivo de su Leica a Fidel, buscando la imagen que usaría de portada el diario Revolución al día siguiente.

Después de un par de ráfagas hacia el líder revolucionario, una figura apareció ante los 90 mm de su lente: un hombre sacudido, de mirada aguda y mandíbula apretada apareció en el objetivo. El entrecejo a medio fruncir concretaba un gesto ubicado entre el enojo y la incredulidad. Las palmeras detrás restaban méritos a la composición fotográfica y un perfil asomando por la izquierda pedían a gritos alejar el dedo del disparador, pero la fuerza de la imagen le obligó a hacerlo un par de veces, primero horizontal y luego verticalmente. Cuando estaba a punto de tomar un tercer retrato, Guevara retrocedió y se volvió a perder entre el verde militar de los uniformes del templete.

Horas más tarde, Díaz Gutiérrez confirmó la “fuerza impresionante en su expresión y la ira concentrada en su mirada después de tantas muertes”. La imagen conquistó el gusto del fotógrafo, que eligió colgarla en su departamento. La llamó Guerrillero Heroico y en entrevistas, aseguró que el retrato no formaba parte de su ideal estético, pero se trataba de la composición de un ser humano “encabronado y doliente”.

La fotografía se inmortalizó como un símbolo de la Revolución Cubana y pronto se convirtió en la imagen más reproducida y conocida de todo el siglo XX. Desde los billetes de tres pesos cubanos o la fachada del Ministro del Interior en la Plaza de la Revolución, hasta portavasos, condones, playeras, libros, murales estudiantiles y portadas de discos pop; nada parece escapar al escrutinio de la mirada de Ernesto Guevara perdida ante aquel desfile de la muerte. Ni siquiera él, que pasó la mayor parte de su vida luchando contra un sistema que hace de la desigualdad norma, convertido en símbolo de resistencia y consumo por igual.

Conoce más sobre los protagonistas de la Revolución cubana y la polémica alrededor de la figura del hombre que dirigió la política de la isla a través de los literatos más allegados al líder, lee “La amistad de Fidel Castro con los mejores escritores del siglo XX” para saber más. Conoce el relato en imágenes de la segregación racial en los Estados Unidos en “20 fotografías históricas para avergonzarnos del pasado“.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---