Primero la campaña y luego los pobres

**El señor presidente Andrés Manuel López Obrador, sin importar la pandemia por el COVID-19, ni el semáforo en rojo en los estados de la República Mexicana, inició su gira electoral para las próximas elecciones del 2021.


Primero la campaña y luego los pobres

La Crónica de Chihuahua
22 de junio, 18:24 pm

Iván Leo Tepatzi Ramírez

Para todos los mexicanos es bien sabido que el señor presidente Andrés Manuel López Obrador, sin importar la pandemia por el COVID-19, ni el semáforo en rojo en los estados de la República Mexicana, inició su gira electoral para las próximas elecciones del 2021 sin que a la fecha se haya implementado un programa nacional alimentario, de empleo, seguridad y salud para todos los mexicanos pobres que con esta pandemia dejaron de trabajar ya sea por la buena o por la mala.

En el pico más alto de la pandemia, sabemos, de acuerdo a la información alarmante que nos da de manera diaria la Secretaría de Salud a través del doctor Hugo López Gatell, que en el país se alcanzaron ya –este viernes 19 de junio-, un total de 165,455 casos confirmados de contagio, además de 19,747 fallecidos, cifras sin precedentes que nos hablan de que estamos en lo más grave. Al parecer a nuestro presidente le urge más amarrar las elecciones que se aproximan, que combatir la pobreza que azota y lacera a millones de mexicanos ya desde hace mucho tiempo y que ahora se agudiza por la crisis del Covid-19.

Hace unos días en sus giras electoreras por los estados de Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y Morelos, miles de familias pobres se le apersonaron al presidente pidiéndole a través de cartulinas se implemente un programa nacional de distribución de alimentos; lejos de escuchar las peticiones de las familias, empezó en sus discursos a arremeter en contra de los manifestantes, en particular contra los integrantes del Movimiento Antorchista, con los viejos dichos difamatorios nunca probados, “cero intermediarios, cero moches y cero piquetes de ojos, que los apoyos los va a dar de manera directa”. Pero lo que es realidad: ni implementa, ni distribuye, o si lo hace, solo lo hace a unos cuantos. Pero el asunto no queda ahí, los gobiernos estatales y municipales de algunos estados como el de Puebla salen a aplaudir como focas y a sumarse en contra de los manifestantes que solo piden alimento para poder paliar la pobreza en la que viven día con día.

Chihuahua no es la excepción, desde que inicio la pandemia, El Movimiento Antorchista entregó en el mes de abril una solitud de despensas para familias pobres, antorchistas y no antorchistas, de todo el estado de Chihuahua, y a través de comisiones y mítines hemos asistido cada semana guardando todas las medidas sanitarias, al Palacio de Gobierno para darle seguimiento a la petición, y la respuesta es la misma: “Les doy largas, no los veo, no los escucho” como si esas respuestas dieran solución a la falta de alimento de miles de familias que están haciendo caso a las medidas sanitarias que está implementado el gobierno; o como aquellos miles de padres de familia y madres de familia que los descansaron o corrieron de sus trabajos o miles de trabajadores ambulantes que no tienen un sueldo fijo y que prácticamente los corrieron de sus áreas de trabajo. Por esa razón, Antorcha te hace la invitación a que te sumes a la lucha de los más pobres, de los más desprotegidos y que no quede duda de que Antorcha no dejará de luchar nunca por el bienestar de las familias mexicanas.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---