Pobreza, inseguridad y desempleo en gobierno de Sheinbaum

**La inundación por aguas negras de La Ciénega, Tláhuac, les impide a sus habitantes salir a comprar alimentos, trabajar o realizar sus actividades; temen morir ahogados si las lluvias continúan, o de hambre, por falta de comida.


Pobreza, inseguridad y desempleo en gobierno de Sheinbaum

La Crónica de Chihuahua
13 de septiembre, 05:54 am

Por Abigail Cruz Guzmán/
Fotos: Lennin Domínguez

Ciudad de México.- Desde hace más de un mes, decenas de familias de la colonia La Ciénega, en los ejidos de San Francisco Tlaltenco de la alcaldía Tláhuac, viven atrapadas entre aguas negras y basura, sin que las autoridades de esa demarcación ni la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum, hayan acudido a auxiliarlos.

La inundación no les permite salir a comprar alimentos, a trabajar ni a realizar sus actividades cotidianas, por lo que temen morir ahogados si las lluvias continúan, o de hambre, por falta de comida. Algunos niños y mujeres han empezado a sufrir enfermedades estomacales y de la piel.

Los vecinos recordaron que desde el inicio de la administración de Claudia Sheinbaum en 2019, solicitaron la limpieza y el desazolve del canal que atraviesa la colonia y que, pese a que interpusieron varias solicitudes y quejas, nunca recibieron respuesta; la misma demanda realizaron en la alcaldía Tláhuac, pero tampoco fueron recibidos.

Posteriormente, y a raíz de las fuertes lluvias de las últimas semanas, acudieron ante las autoridades federales para denunciar que la colonia y sus casas se habían inundado con aguas negras; la única respuesta que obtuvieron fue una agresión policial a las afueras de Palacio Nacional, donde despacha el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Rosa Tolentino, de 60 años y quien vive en esa zona desde 2008 con sus dos hijas y nietos, reveló que las fuertes lluvias de los últimos días provocaron que el canal de aguas negras se desbordara e inundara casas, patios y caminos de la colonia.

La mujer, quien vende playeras en el mercado de Tláhuac desde hace 25 años, solo tiene unas botas de hule como protección contra las inundaciones y, para salir de su casa, camina con mucho cuidado entre las aguas negras. En días pasados padeció gripe, pero eso no le impidió cargar pesadas piedras para colocarlas en la entrada de la calle y su casa para frenar el avance de las aguas que arrastran basura, excrementos y malos olores.

“No pedimos gran cosa, ni las perlas de la Virgen, pero sí le pido a la señora Claudia Sheinbaum que nos ayude; por lo menos que venga, que vea en qué condiciones estamos viviendo…que metan el drenaje o que vengan a hacer el desazolve en este canal, porque es el que se está desparramando y es lo que nos está afectando”, suplicó.

Guadalupe González Torres, también vecina de La Ciénega, informó que una pareja de ancianos quedó atrapada en medio de las aguas negras, al subir el nivel del agua, tras las torrenciales lluvias de las últimas semanas y estuvieron varios días sin poder salir, ni comer; y que fue necesario que sus hijos, quienes viven en otro lugar, pidieran auxilio a organizaciones sociales, pues la autoridad los ignoró.

“Fue necesario sacar a los ancianos antes de que fallecieran; pues cada día que pasa, las aguas negras suben de nivel”, comentó. Los vecinos aseguran que han presentado solicitudes y quejas ante las autoridades para que acudan a los Ejidos de San Francisco Tlaltenco, pero solo les dan largas o los tienen horas esperando, sin ofrecerles ninguna respuesta.

“Las 75 familias que aquí vivimos no nos vamos a ir, sabemos del peligro que corremos, pero no tenemos a dónde ir; ya nos estamos organizando y hemos hecho cooperación entre todos para comprar un camión de piedra y otro de tierra y hacer costales para detener el agua. Nos quedaremos aquí hasta que las fuerzas nos alcancen y Dios quiera”, aseveró Guadalupe González.

Otro problema que enfrentan los vecinos es la falta de electricidad, pues la mitad de las viviendas no cuentan ya con el suministro, debido a que las lluvias descompusieron el cableado. “Antes teníamos luz del Metro aquí (en La Ciénega) en la estación de Zapotitlán; era la que iluminaba nuestras calles y avenidas, pero a raíz del accidente de la Línea 12 llegaron las autoridades y se llevaron todas las lámparas y nos quedamos a oscuras”, denunció.

Rosario Aguilar, madre de un bebé y otro menor, que casi no puede moverse porque el agua tapa por completo la entrada de su casa y su patio, envía, a través de buzos, su mensaje a las autoridades delegacionales: “nos urge que nos manden apoyo o que nos ayuden a limpiar, o darnos alguna solución. Queremos que ya no nos den largas; nos ponen citas y horarios y nunca llegan”.

Los vecinos de la colonia La Ciénega aseguran que compraron los terrenos, pero la alcaldía justifica su falta de atención y se niega a realizar obras públicas porque afirma que es un predio irregular. Por ello, hasta el momento, la mayoría de las viviendas no tienen electricidad, agua potable ni drenaje; además, han sido víctimas de líderes que les ofrecieron vivienda, así como de las autoridades de Tláhuac y de la propia jefatura de Gobierno de la CDMX.

Hoy, pese a la obligación que la Jefa de Gobierno y el Presidente tienen de apoyar a los más pobres, los colonos se encuentran completamente olvidados.

Sheinbaum deja sin apoyo a damnificados

A unos días de su III Informe de Gobierno, Claudia Sheinbaum deberá informar sobre los recursos invertidos en el último año de labores. Entre ellos, los destinados a evitar las inundaciones y a desazolvar drenajes, canales y presas en la CDMX, como es el caso de los vecinos de la alcaldía Tláhuac, a quienes “no ve ni oye”.

En 2019, el gobierno de la capital de la República difundió que, para evitar inundaciones en la temporada de lluvias, se efectuaron desazolves en 11 presas y siete lagunas que contenían 787 mil 387 metros cúbicos de agua. Declaró que se invirtieron 223.7 millones de pesos (mdp). En 2020 informó que se gastaron 457 mdp para afrontar el mismo problema. Además de desazolvar 11 presas en la capital del país.

Jorge Palacios, exdiputado local del Partido Acción Nacional (PAN), comentó que en estos casi tres años, el gobierno de Claudia Sheinbaum ha sido de claroscuros, ya que en materia de seguridad pública, los ciudadanos aún no confían en la policía ni en el sistema de impartición de justicia, porque la corrupción y la impunidad aún prevalecen. “Como ciudadanos, aún tenemos temor de caminar por las calles de nuestra ciudad”, denunció.

En materia de movilidad, Palacios Arroyo afirmó que el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro sufre falta de mantenimiento, que su recorrido es lento en casi toda la red; que frecuentemente hay goteras e inundaciones en varias estaciones; que las escaleras eléctricas constantemente se descomponen; y que el Metro, pese a ser uno de los transportes públicos más rápidos, ahora enfrenta severos problemas.

Entrevistado por buzos, informó que el incremento en el costo de la canasta básica y de los combustibles (gasolina/gas) es cada día más notorio, lo que ocasiona mayor pobreza entre los ciudadanos que habitan la CDMX. Aseguró que, pese a que Sheinbaum Pardo anunció varios programas al inicio de su administración para abatir la pobreza entre los capitalinos, los apoyos son insuficientes porque no cubren las necesidades esenciales de los más necesitados, y que muchos de ellos son utilizados para generar un voto cautivo a favor de su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Sostuvo que “brillan por su ausencia” las obras que podrían impactar favorablemente en la calidad de vida de los habitantes de las colonias populares. Iván Manjarrez Meneses, exdiputado del PAN, considera que Claudia Sheinbaum está muy lejos de la expectativa que creó de ser buena gobernante y coincide en que el accidente de la Línea 12 del Metro, la inseguridad, el desempleo, los feminicidios y las invasiones en predios, son los principales problemas que aquejan a los capitalinos.

Aseveró que los habitantes de la CMDX “no esperamos nada nuevo en el próximo informe de la Jefa de Gobierno, porque serán puras mentiras y cifras maquilladas, como siempre. La Ciudad de México está colapsando”, alertó. Coincidió con Palacios en que la canasta básica aumenta su precio diariamente y que hay una falla en el sistema económico; que con la pandemia hay una crisis económica en la CDMX y que el gobierno morenista no ha hecho nada por revertirla.

“Hay feminicidios; el problema del Metro no solo fue el accidente que se registró el pasado tres de mayo, cuando se desplomó una parte de la trabe en la Estación Olivos, sino la falta de mantenimiento en toda la red, lo que ha ocasionado escaleras inservibles, inundaciones en vías, pasillos y andenes y donde los usuarios tienen que esperar horas para poder llegar a su trabajo, escuela o destino”.

Referente al desplome de una trabe en la Línea 12 del Metro, donde murieron 26 personas y resultaron más de 100 personas lesionadas, y que hasta el momento no se ha emitido el resultado de los peritajes requeridos por la administración local a una empresa noruega, afirmó que en la administración de Sheinbaum se han registrado, además, otros accidentes graves en el Metro, como fue el incendio en la estación Tacubaya y el de las Oficinas Centrales, ubicadas en la calle de Delicias.

En este gobierno, “la inseguridad creció, se aceleró durante estos casi tres años de Sheinbaum, lo que permite una alta posibilidad de que las personas sean asaltadas en las calles y a plena luz del día; la impunidad ha crecido; los derechos humanos no se respetan y no se ve un gobierno cercano a la gente.

“Las autoridades de seguridad siguen coludidas con el hampa, no hay una verdadera autoridad de Seguridad, por lo que cada uno de los capitalinos tenemos que cuidarnos con nuestras propias manos”, denunció.

Estudios del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y de Oxfam, confirman que la pobreza extrema se incrementó 163 por ciento durante estos últimos dos años en la CDMX, porque pasaron de 152 mil 100 personas en 2018, a 400 mil 400 en 2020. Esto significa que en dos años, 248 mil 300 habitantes de la capital, aproximadamente, pasaron a vivir en pobreza extrema multidimensional.

Aplican a rajatabla la austeridad

El diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la CDMX, Jorge Gaviño, declaró que la mandataria local se convirtió en una regenta que obedece todas las órdenes provenientes de Palacio Nacional y que, además, no puede pelear por un mejor presupuesto para apoyar a los más pobres debido a que perdió los fondos de capitalidad que fueron muy importantes, así como también desaprovechó los fondos municipales y metropolitanos.

Por ello debe operar con lo que tiene, no puede hacer nada; y la inactividad de su administración ha originado desempleo y aumentado el ambulantaje en varias alcaldías, calles y avenidas. Pero la mayor debilidad del gobierno de Claudia Sheinbaum está en la inseguridad, ya que la capital del país “está invadida de bandas de colombianos, venezolanos, además de las bandas nacionales y locales. Está muy cañón por donde quiera que se vaya por la Ciudad”, denunció.

Criticó que habiendo cámaras de vigilancia en todas las avenidas principales y con policía de investigación, se produzcan altos niveles de delincuencia pese a que hay una pandemia y la gente está encerrada. “Hay mucha violencia y alza en la delincuencia”, destacó el legislador perredista.

Asimismo, juzgó que no haya programas culturales para jóvenes, y que los impulsados actualmente por el gobierno capitalino son los que fundó ese instituto político cuando fue gobierno, aunque ahora son presentados con diferente nombre. Para el diputado local, el crecimiento del desempleo en la capital del país se debe a “que se frenó la construcción desde que inició la presente administración y que no se han podido recuperar las fuentes de empleo”.

“A nosotros lo que nos preocupa es que haya empleos, que haya efectivamente desarrollo económico, incremento económico, para que la gente tenga un mejor nivel de vida”, destacó el también presidente de la Mesa de Decanos del Congreso de la Ciudad de México.

Respecto a la seguridad, coincide con Palacios, Manjarrez y su partido, en el sentido de que se debe cambiar la estrategia debido a que, con la pandemia, la gente sale poco a la calle, ha cambiado su forma de vida y eso ha acelerado los delitos en otros rubros.

Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) revelan que la CDMX y Morelos son entidades del país atrapadas en las crisis de desempleo, ya que sus gobiernos son incapaces de reactivar las contrataciones en el sector formal de la economía. Ambas están gobernadas por Morena. En junio, la capital del país sumó 15 meses consecutivos con pérdidas porcentuales de empleo a tasa anual.

“El principal sector afectado, indudablemente es el de servicios, donde están todos los restaurantes, bares y hoteles. Es donde todavía están los focos rojos”, revelaron los datos y donde será imposible recuperar el nivel que tenían antes de la pandemia; además, la calidad será inferior debido a los recortes que se dieron en 2020.

En materia de salud, los exdiputados locales y federales, así como el PRD capitalino, revelaron que el compromiso de garantizar médicos y medicamentos gratuitos en los centros de salud y hospitales, tampoco se ha cumplido; por el contrario, hay escasez de medicamentos.

En el caso de la vivienda afirmaron que las promesas de apoyar a las unidades habitacionales para ampliar o mejorar los inmuebles tampoco se han cumplido, con el pretexto de la pandemia; además de que los servicios públicos en las alcaldías están paralizados.

En cuanto a que se intensificaría el programa de construcción de vivienda social, restituyendo la labor del Instituto de Vivienda (Invi), que se combatiría la corrupción y el uso clientelar, en la administración de Claudia Sheinbaum, muchos de los líderes de vivienda, pertenecientes a Morena, se han enriquecido aún más, y no hay nadie que los pueda frenar.

Desaparecieron las estancias infantiles públicas y en educación básica se mantuvieron cerradas las escuelas por año y medio a causa de la pandemia, tiempo en que no se les dio mantenimiento ni hubo vigilancia, lo cual provocó que muchas fueran saqueadas. Tanto en La Ciénega, como en el resto de la ciudad, los capitalinos padecen las consecuencias del pésimo gobierno de Claudia Sheinbaum.