Organizarse y trabajar para darle un nuevo rumbo a Tamaulipas

**En materia de educación, y de acuerdo a la organización Mexicanos Primero, Tamaulipas se encuentra en el lugar 20 en el ranking nacional del Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa Estatal (ICRE).


Organizarse y trabajar para darle un nuevo rumbo a Tamaulipas

La Crónica de Chihuahua
14 de septiembre, 20:56 pm

Por Rosario Hinojosa Walle

En los últimos diez años, la ola de pobreza, desempleo, desigualdad, injusticia y falta de oportunidades para los tamaulipecos humildes se ha agudizado.

Tanto es así que tres de los principales problemas que afectan a la población son: la pobreza, el desempleo y la deserción escolar que afecta a los 3 millones 500 mil habitantes que viven en Tamaulipas.

Y es que, de acuerdo con datos proporcionados por el CONEVAL, se sabe que un millón 156 mil 220 personas están en condición de pobreza en Tamaulipas, que hay un millón 52 mil 622 en pobreza moderada y 103 mil 598 en pobreza extrema, con un total de dos millones 312 mil 440 -un equivalente a dos terceras parte de la población-, situación que da paso al desarrollo de los problemas antes mencionados.

En materia de educación, y de acuerdo a la organización Mexicanos Primero, Tamaulipas se encuentra en el lugar 20 en el ranking nacional del Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa Estatal (ICRE) 2016, con una calificación de ¡5.6 sobre 10!

Y de ello se deriva el mal desempeño en los siguientes niveles escolares. Y es que más del 32% de la población no tiene una profesión; 72 mil 127 personas son analfabetas; 56 mil 503 no cuentan con primaria terminada, y 462 mil 576 sin secundaria, con un total de 794 mil 206 tamaulipecos con rezago educativo.

Asociando los datos, se deduce que entre menos profesionistas existan, menor será el incremento de los ingresos; además, el bajo incremento de los empleos generados fomenta la consolidación del trabajo informal, por consiguiente, obligando a permanecer en la negación del Seguro Social, horarios establecidos, protección de ley, y otros beneficios; esto a su vez reduce a unos cuantos a mendigar por su existencia, laborando incluso largas jornadas de trabajo para poder llevar el sustento diario.

Es tiempo de que los tamaulipecos razonen y comprendan que solo llevando a la práctica la muy sonada pero acertada frase de “la unión hace la fuerza”, y “Somos un sólo hombre, somos un solo ideal”, un ideal único y verdadero que todos los habitantes añoramos, deseamos con todas las fuerzas: el bienestar por una vida más plena en todos los sentidos, con más oportunidades para que cada individuo pueda desarrollar todas sus capacidades y virtudes, y eso sólo lo puede lograr el pueblo, pero el pueblo organizado y consciente.

El pueblo humilde, trabajador, debe estar alerta, pues es necesario que entienda; que aprenda que sólo él puede transformar las condiciones en que vive, tiene que crear su organización y educarse políticamente en la lucha por transformar su realidad.

El Movimiento Antorchista Nacional, tiene la experiencia de sus 44 años de existencia y una membresía de más de 2 millones quinientos mil mexicanos, han demostrado que solo la lucha organizada puede lograr sacar al pueblo de la miseria en la que vive y transformar su entorno de manera real en beneficio de las mayorías.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---