Omar Fayad condiciona el desarrollo de los pueblos en Hidalgo

**El antorchismo chihuahuense se une al llamado que solicita el antorchismo hidalguense a la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo, para que se respeten nuestros derechos de organización y libre tránsito.


Omar Fayad condiciona el desarrollo de los pueblos en Hidalgo

La Crónica de Chihuahua
25 de septiembre, 20:00 pm

Lenin Nelson Rosales Córdova

Este miércoles 26 del presente mes de septiembre, 40 mil antorchistas hidalguenses, entre amas de casas, campesinos, colonos, llegados desde la Huasteca, del Valle del Mezquital, de la Sierra Otomí-Tepehua, del Altiplano, de la Sierra Minera y de todas las regiones del estado, así como estudiantes pobres de las principales ciudades de Hidalgo, estarán marchando aguerridos y orgullosos por las avenidas principales de Pachuca.

Queremos dejar constancia de que si el día 26 del mes salimos a las calles, no ha sido por un capricho de nuestros compañeros antorchistas, sino de la falta de voluntad de los gobernantes, que han incumplido reiterada y consistentemente con los compromisos acordados desde diciembre de 2017. Sólo como un pincelazo, se pueden poner de ejemplo de obras pactadas y no cumplidas: la construcción del Hospital Regional de Nopala, la pavimentación del camino La Sabinita-Astillero, en el municipio de Huichapan; la terminación del camino La Presa-Dañú en Nopala; apoyo para el campo con entrega de tractores, la inversión para la Unidad Deportiva de la Zona Norponiente de Pachuca; conclusión del camino Acuautla-San Ambrosio en Huehuetla, y la escrituración de más de 12 colonias en la capital del estado, entre otras. Y no contentos con la falta de soluciones, todavía amedrentan a la gente condicionando los programas federales como el de Prospera.

Por si no fuera poco, existen 61 millones de pesos etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018, para la ejecución de 33 obras de alto impacto social, recurso que hace meses se encuentra en las arcas del ejecutivo estatal y que simplemente la Secretaría de Finanzas lo mantiene secuestrado. La situación se empeora, toda vez que la administración estatal no libera dichos recursos federales, inversión que no es del gobierno del estado, que no le costó ningún esfuerzo obtenerlo.

En general, hay represión administrativa que contraviene todo derecho y justicia social. Lo menos que deberá esperarse de la autoridad es que haga cumplir la ley.
El Ejecutivo Estatal se mantiene insensible frente a las cadenas humanas que nuestros compañeros han realizado como protesta en prácticamente todo el país en solidaridad con los antorchistas hidalguenses, y en exigencia de que se cumpla con ellos en los 60 municipios en donde Antorcha tiene presencia, de 84 en los que se divide el territorio de la entidad.

Esta situación tan desastrosa tiene su historia y su razón de ser. Se debe sin lugar a dudas al modelo de desarrollo económico del capitalismo impuesto a los mexicanos, que pone por encima de todo la exportación de mercancías a precios bajísimos, lo que nos ha llevado a tener los peores salarios del mundo, y una dependencia del mercado yanqui, que cada vez nos ahoga y empobrece mas. Este modelo de desarrollo, por su propia naturaleza, es enemigo, contrario al desarrollo de los pueblos del mundo, y es el que encabeza y defiende con todo lo que tiene, el único y poderosísimo imperio norteamericano. En los últimos 40 años en México los niveles de vida han venido de mal en peor a partir del establecimiento de este modelo de producción y de comercio. Y mientras siga vigente, la gran mayoría de la población de nuestro país resentirá cada vez más el agobio sobre sus espaldas. Así están de mal las cosas en este país, por eso no resulta nada extraño que un gobernador o dos, o más en México, traten a humildes solicitantes de obras y servicios con la punta del pie.

Los antorchistas de Chihuahua, igual que los dos millones de integrantes de nuestra querida organización en el país, estamos en un todo con nuestros hermanos hidalguenses, hombro con hombro, en esta nueva marcha de 40 mil en la ciudad de Pachuca este miércoles 26, que marcará con toda seguridad, un antes y un después para que el gobernador Omar Fayad Meneses cumpla con su obligación de entregar los recursos de la federación para las obras de beneficio a las comunidades, así como las que el presupuesto de ese estado tiene acordadas para hacer menos dura la pobreza que inunda a sus paisanos más olvidados.

Todavía tiene oportunidad el gobernador estatal para que se manifieste como un mandatario que gobierna en interés de toda la sociedad hidalguense; por ejemplo, puede además, intervenir de manera decidida para que se resuelvan las demandas de los antorchistas pachuqueños, que llevan cinco meses en la explanada de la Presidencia Municipal, sin que autoridad alguna se inquiete; de igual manera en los municipios de Huejutla, San Felipe Orizatlán y San Bartolo Tutotepec, en donde los alcaldes se resisten a atender las necesidades de sus gobernados, como si no se tratase de localidades con índices de miseria escandalosos, no solo a nivel estatal, sino nacional.

El antorchismo chihuahuense se une al llamado que solicita el antorchismo hidalguense a la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo, para que se respeten nuestros derechos de organización y libre tránsito. Asimismo, hacemos responsable al Ejecutivo estatal sobre la seguridad y vida de cada uno de los antorchistas en esta etapa de la lucha.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---