Noche violenta en Cuauhtémoc: al menos dos personas privadas de la libertad

**En los hechos delictivos, resultaron personas lesionadas y una vivienda y un automóvil incendiados.


Noche violenta en Cuauhtémoc: al menos dos personas privadas de la libertad

La Crónica de Chihuahua
27 de octubre, 20:55 pm

El Diario

Cuauhtémoc, Chih.- Una serie de hechos violentos se presentaron entre la noche del jueves y madrugada de este viernes en distintos puntos del municipio, situaciones que dejaron personas lesionadas y una vivienda y un automóvil incendiados.

El primer reporte fue de una persona baleada, a las 20:06 horas del 27 de octubre, en las calles Sexta y Oaxaca, de la colonia Reforma.

Ahí localizaron a Héctor C.M., de 33 años, quien manifestó que lo golpearon en la cabeza y perdió el conocimiento. Cuando volvió en sí, estaba afuera de una casa, por lo que comenzó a gritar pidiendo ayuda.

Fue atendido por paramédicos de Cruz Roja quienes lo trasladaron a un hospital. Presentó golpe contuso en la nuca y heridas por probable proyectil de arma de fuego en rótula izquierda y rótula derecha.

Alrededor de la 01:30 horas de hoy, en Anáhuac, se reportaron una privación de la libertad con robó de vehículo y un incendio, al parecer intencional, de una casa

En el lugar una persona de 53 años de edad expresó que momentos antes llegaron a su casa varios hombres, que al parecer iban armados, exigiendo que les dijeran en donde vendía la droga denominada cristal. Les respondió que desconocía de qué estaban hablando.

Posteriormente, los agresores se llevaron a un joven de 18 años, hijo de la persona que reportó los hechos, al cual golpearon en repetidas ocasiones en el rostro, porque le pedían que les dijera en dónde vendían droga, después lo liberaron y regresó a su casa.

Luego de la agresión, se retiraron del lugar con rumbo desconocido. Al momento de irse, se llevaron una camioneta de la marca Honda, Element, modelo 2005, en color negro y sin placas, propiedad de la víctima.

Se pidió la presencia de la Cruz Roja Mexicana, quienes brindaron los primeros auxilios al joven golpeado.

En ese momento, los agentes se percataron que a dos calles más adelante se estaba quemando una vivienda, por lo que pidieron el apoyo del departamento de Bomberos quienes se encargaron de sofocar el incendio. Se orientó a la persona a poner la denuncia correspondiente ante la Fiscalía de Distrito Zona Occidente, pero manifestó que no era su deseo proceder penalmente por estos hechos.

Minutos más tarde, a las 02:00 de la mañana, la camioneta robada en Anáhuac fue encontrada incendiándose en Cuauhtémoc, específicamente en la avenida Sistema Solar, entre Satélite y Asteroide, del fraccionamiento Colinas de Puerto.

Al llegar al lugar, observaron un vehículo con las características de una Honda Element en color negro, en llamas, motivo por el cual solicitaron al personal de Bomberos que acudiera para sofocar el incendio.

A las 5 de la se reportó una persona lesionada de bala en en las calles Ejido y Río Usumacinta, del Barrio Santa María.

Al arribar, los policías tuvieron a la vista tendido en el piso a un hombre, quien se identificó como Abraham Mateo M. J., de 22 años de edad, el cual dio a conocer que cerca de las nueve de la noche del 27 de octubre, llegó a su casa un grupo de cinco personas que portaban armas largas y cortas.

Uno de ellos entró por la ventana y lo sacaron por la fuerza, una vez en la calle, le preguntaban por las personas que vivían en un departamento contiguo y la supuesta venta de cristal, por lo que la víctima respondió que no sabía nada de eso.

Fue abordado a un vehículo desconocido, en color negro, de reciente modelo, y se lo llevaron con rumbo desconocido para luego golpearlo, así como también le dispararon en ambas piernas.

Cerca de las cuatro de la madrugada de este día, lo dejaron tirado cerca del arroyo y como pudo se arrastró hasta una vivienda en la que pidió ayuda. De ahí se hizo la llamada al 911.

Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana informaron que la persona presentaba dos heridas por proyectil de arma de fuego, una en la pierna izquierda a la altura del tobillo y otra en la pierna derecha a la altura del fémur.