“No se alarmen, ya llegué yo”

**Pueden ser muchos los méritos realizados en la búsqueda del poder, pero la congruencia deberá ser una cualidad que jamás se podrá perder; sin ella, los políticos pierden todo.


“No se alarmen, ya llegué yo”

La Crónica de Chihuahua
1ro de octubre, 11:28 am

“No se alarmen, ya llegué yo”

Los morenistas protagonizaron el jueves lo contrario al escrupuloso código de ética lanzado por el ahora presidente electo de México.

En unas cuantas horas, con la anuencia de todos los partidos acreditados en el Congreso del Estado diseñaron, discutieron y aprobaron una reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo para que el todavía presidente del Consejo Estatal de Morena en Chihuahua, Omar Holguín, uno de los más destacados jóvenes dirigentes de ese partido, fuera designado Secretario de Asuntos Interinstitucionales del Congreso del Estado, en una más que accidentada sesión del Poder Legislativo, en la que las violaciones al debido proceso legislativo fueron la tónica.

Las bancadas de Morena y del PAN se pusieron de acuerdo y resolvieron “distribuirse” los principales cargos administrativos del Congreso.

A cambio de que se mantuviera al Dr. Jorge Issa como Secretario de Administración, Morena logró que Holguín fuera aceptado por los panistas en el segundo cargo administrativo más importante del Congreso y que el PRI ubicara a Jorge Neaves en el tercero.

Hasta ahí todo bien, sólo que no cumplía con varios requisitos establecidos para ocupar ese cargo:

No tiene 30 años, edad mínima requerida;

No cuenta con cinco años de experiencia en su profesión, y

Es el titular del Consejo Estatal de Morena. La norma establece que ningún dirigente partidario -que lo haya sido en el proceso electoral más reciente- puede ocupar cargos de dirección administrativa del Congreso del Estado.

Bueno, en cuestión de horas todo lo cambiaron para que el cargo requerido por los morenistas para Holguín se acomodara a su talla.

Y les apareció oootro problema. Se les fue que los cambios serían vigentes a partir de la publicación en el Periódico Oficial del Estado. Con ello se violaría el plazo límite para nombrar funcionarios legislativos.

¿Po’s cual es el problema? Cambiamos otra vez la ley y le ponemos que entra en vigor en cuanto la aprobemos.

Dicho y hecho, en un santiamén, la actual legislatura de Chihuahua recibió, dictaminó, discutió y aprobó una reforma legal que tenía un destinatario ya previsto por quienes mandan en el Congreso.

Es inaudito.

Más lo son las justificaciones para semejante enredo.

La dirigencia estatal de Morena envió un comunicado en el que Omar Holguín arguyó que “el Art. 128 (De la Ley Orgánica del Congreso del Estado) violenta la Constitución de México, al relegar a personas menores de 30 años por su condición de edad… (es) una ley que limita la participación de los jóvenes en el desempeño del servicio público; es injusta e inconstitucional y debe ser reformada; los jóvenes no tenemos por qué ser discriminados siendo relegados a cargos y responsabilidades de niveles menores”.

¡Ah, pues, sencillo, espérese a que la modifiquen!

¿Y los otros requisitos violados tan flagrantemente?

¿Se imaginan que escándalo político sería si César Duarte hubiese realizado cosa parecida? ¿O que el gobernador Corral lo intentase también?

Nuestro problema es que ambos gobernantes ya lo hicieron.

Igualitos.

En el primer caso, con la anuencia del PAN (con los magistrados “oxigenadores”), y en el segundo, con la del PRI, en la aprobación de la “Ley Issa”. Ahora, con la aprobación de PAN, PRI y demás, Morena se incorpora al batuqueado que han hecho los partidos políticos con el poder en México.

Y luego nos llaman a que no nos “alarmemos”, pues Omar dice que ha dedicado su “adolescencia y juventud al estudio, a la lucha social y al ejercicio de la política… pondré al Congreso al servicio del pueblo chihuahuense, ya que es un poder que se ha distanciado de la gente…”.

Muchos años atrás, a principios del gobierno de Pancho Barrio, ante una manifestación campesina, éste les espetó a los participantes que “para qué protestan, si ya llegué yo…”.

No.

Pueden ser muchos los méritos realizados en la búsqueda del poder, pero la congruencia deberá ser una cualidad que jamás se podrá perder; sin ella, los políticos pierden todo.

Véanse en el espejo del mandatario chihuahuense quien, por otra parte, deberá estar muy agradecido con los morenistas por respetarle el principal cargo administrativo del Congreso para uno de los suyos.

asertodechihuahua@yahoo.com.mx; Blog: luisjaviervalero; Twitter: /LJValeroF; Facebook: Aserto

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---