Miente el secretario municipal de Hermosillo: no han hecho obras

**Lo declarado por Julio César Ulloa Girón, que se han realizado obras de electrificación, agua potable y drenaje en las colonias antorchistas, es una pura y rotunda mentira, denuncian los manifestantes que tienen ya 48 días en plantón.


Miente el secretario municipal de Hermosillo: no han hecho obras

La Crónica de Chihuahua
20 de agosto, 13:30 pm

Hermosillo, Sonora.- Julio César Ulloa Girón, quien trabaja como secretario del Ayuntamiento de Hermosillo, declaró ante el diario El Sol de Hermosillo, que el gobierno municipal ya realizó las obras por las que pelea el Movimiento Antorchista, y por las que esta organización mantiene un plantón en el Palacio Municipal que tiene ya 48 días.

Pero el dicho del funcionario fue desmentido por el dirigente estatal de Antorcha en Sonora, Miguel Ángel Casique Pérez, quien le respondió que se trata de «pura demagogia» de Ulloa Girón.

Y aún más: el representante popular retó al secretario municipal a comprobar sus calumnias: «Le hacemos la invitación a que se comprueben dichas obras en las colonias que se mencionan, y de no poder demostrarlo, le exigiremos que ofrezca una disculpa pública». Sus mentiras quedan exhibidas como puras mentiras y como un intento desesperado por no quedar ante los medios como un incumplido.

De hecho, los Antorchistas llevan hasta hoy domingo, 48 días en plantón debido a la falta de solución a una minuta de acuerdos firmada por el Ayuntamiento y el gobierno del estado.

Las únicas respuestas de parte del gobierno municipal encabezado por Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, a quien le gusa que le llamen por su apodo de «Maloro», han sido la represión y las calumnias. El 8 de agosto, mandó colocar a lo largo y ancho de toda la fachada del Ayuntamiento, unas enormes lonas con propaganda de acciones de gobierno, con el fin evidente de tapar a los colonos que se encuentran protestando con su plantón en los pasillos de la entrada.

Pero la lista de maniobras y mentiras se han dado desde el inicio de la protesta:

Primera.- Desde que inició el plantón, el encargado de asuntos políticos, Lic. Jesús Andrade, aprovechando la presencia de los medios de comunicación, afirmó categóricamente que ya se había iniciado la obra de agua potable de El Chaparral y la electrificación en la colonia La Antorcha, pero ante nuestra invitación para que en ese preciso momento se trasladaran a verificar lo que decía el funcionario, los antorchistas retamos al funcionario a que nos retirábamos inmediatamente de nuestra protesta si los reporteros comprobaban la verdad de sus declaraciones in situ. Como era de esperarse, el funcionario no aceptó la invitación y en todo el tiempo que lleva nuestra protesta no ha demostrado que dichas obras ya estén ejecutándose.
Segunda.- Con motivo de nuestra presencia permanente frente a la presidencia, un día sí y otro también, policías vestidos de civil y uniformados estuvieron provocando a los manifestantes, intentando encontrar un motivo para desalojar por la fuerza el plantón que dignamente sostienen hombres y mujeres que, organizados en el antorchismo, están haciendo valer su derecho de petición y manifestación.
Tercera.- Se nos envió a una seudo periodista para atacarnos, a través de un pasquín, tanto a dirigentes como a los agremiados, además de provocarnos para que se le agrediera y de esta manera presentarnos como agresores.
Cuarta.- Jueves 3 de agosto. A la media noche, aprovechando la oscuridad, como lo hace la mayoría de los delincuentes, brigadas de porros tiraron propaganda negra en colonias de nuestra organización, con la que se calumnia a la dirigencia antorchista acusándonos de chantajistas. Vecinos y testigos de las colonias La Antorcha, Cajeme, Humberto Gutiérrez y Manuel Serrano, aseguran haber visto a “cholos” tirando dicha propaganda y haber descendido de un vehículo oficial del Ayuntamiento de Hermosillo.
Quinta.- Viernes 4 de agosto. Aproximadamente a las doce del día, en la avenida Solidaridad y Luis Encinas, se presentó la patrulla municipal número 998, con el objetivo de llevarse a la cárcel a estudiantes y maestros de la Casa del Estudiante Sonorense cuando realizaban una colecta pública, ya que desde el mes de mayo no se le brinda el subsidio comprometido por el Gobierno del Estado. Con el argumento de que el volumen de la bocina “era alto” y que eso “molestaba a los ciudadanos”, se montó un operativo con más de cuatro motociclistas de la policía municipal para lograr su propósito de detener a los integrantes de la casa, pero gracias a su decisión y no dejarse atropellar por la autoridad así como el apoyo de los ciudadanos y automovilistas, no se consumó la detención. La colecta pública es una actividad que han realizado decenas de generaciones de jóvenes para poder continuar sus estudios, acto en la que han cooperado miles de ciudadanos sonorenses que están de acuerdo en apoyar, por lo que jamás habían sufrido tal atropello.
Sexta.- Viernes 4 de agosto. El mismo viernes por la noche se presentaron agentes de la Policía Estatal Investigadora (PEI), al domicilio de Verónica Ayala Ávila, presidenta del grupo de Antorcha en la colonia Cajeme, para entregarle un citatorio donde le dicen que debe presentarse ante el Ministerio Público el lunes 7 de agosto. A los pocos minutos de este citatorio se le hizo llegar un anónimo por debajo de su puerta con el siguiente mensaje: “aléjate de los antorchos o esto te puede pasar con la justicia” (sic).

Lo único que deseamos es que la administración de don «Maloro» cumpla con lo que está obligada por el Código Municipal, por la Constitución del Estado Libre y Soberano de Sonora, así como por las disposiciones generales de la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos, de atender las urgentes demandas de los hermosillenses más humildes, como las obras de electrificación, agua potable y drenaje, concluyó el dirigente.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---