Magnífica Paquimé, todavía de mil colores, vista por exploradores

**En 1562, plena de pobladores, la capital de la Gran Paquimé lucía paredes «enjabelgadas e pintadas de muchos colores, matices e pinturas de su edificio».


Magnífica Paquimé, todavía de mil colores, vista por exploradores

La Crónica de Chihuahua
Marzo de 2016, 22:30 pm

En un viaje de reconocimiento en 1562 Francisco de Ibarra (Capitán General de la Nueva Vizcaya), señala que visitaron regiones antes no explotadas y poblados por indígenas bien vestidos, que vivían en casas de adobe, se dedicaban a la agricultura con canales de irrigación y tenían abundancia de alimentos. Cuatro años después, en 1566, volvió nuevamente a la región, área habitada por los SUMAS, a los que Baltasar de Obregón llama Querechos; no practicaban la agricultura y vivían de la caza y recolección. La descripción que hace éste de Paquimé es como sigue:

"Está muy poblado de casas de mucha grandeza, altura e fortaleza, de seis a siete sobrados, torreadas o cercadas a manera de fuertes para amparo y defensa de los enemigos (...) Tiene grandes y hermosos patios, losados de hermosas, lindas e grandes piedras a manera de jaspe; e piedras de navajas sostenían los grandes e hermosos pilares de gruesa madera, traída de lejos ; las paredes dellas enjabelgadas e pintadas de muchos colores, matices e pinturas de su edificio, compuesto a manera de tapias, aunque tejida e revuelta con piedra e madera más durable e fuerte que la tabla.

Había gruesas e anchas canales del río a los pueblos con que solían llevar agua a sus casas. Tienen grandes y anchas estufas en lo bajo de las casas y edificios para amparo del frío que es allí mucho, porque nieva mucha parte del año e vienen los nortes en extremo frío de hacia los llanos e de las sierras a donde nieva más de ordinario.

Halláronse trazas de metales que los naturales debían de beneficiar e piedras de amolar (...) Hallamos caminos empedrados.

Esta gran casería e congregación de casas no está junta sino dividida en espacio de ocho leguas río abajo (...) «A Baltasar de Obregón, cronista, autor de la»Historia de los Descubrimientos Antiguos y modernos de la Nueva España, se le considera el Bernal Diaz del Castillo de las regiones norteñas.

Fuente:
Visión histórica de la Frontera Norte de México
Universidad Autónoma de Baja California
Instituto de Investigaciones Históricas
Almada, Francisco R. Diccionario de Historia Geografía y Biografía Chihuahuenses.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---