Le cayó un rayo a AMLO con Deer Park, porque juez restringe emisiones de Shell en 45%

**En cuanto a la resolución contra Shell, ésta es la primera vez que una empresa es obligada legalmente a alinear sus directrices con los acuerdos del clima de París, señaló la organización ecologista Friends of the Earth (FoE).


Le cayó un rayo a AMLO con Deer Park, porque juez restringe emisiones de Shell en 45%

La Crónica de Chihuahua
27 de mayo, 07:41 am

La sonrisa se le ha de haber borrado del rostro al presidente de México, luego de que en su mañanera dijo "estoy lo que le sigue de contento", al referirse a la compra por parte de su gobierno, del total de la refinería Deer Park, que tenía bajo control la empresa petrolera Shell en la ciudad de Houston, Texas. Es que ayer mismo, la prensa estadounidense dio a conocer que Un tribunal de los Países Bajos falló este miércoles en un caso que puede sentar un precedente histórico. La decisión judicial obliga a que a petrolera Shell debe reducir sus emisiones.

Para el año 2030, Shell debe cortar sus emisiones de CO2 un 45% en comparación con los niveles de 2019, dictaminó el tribunal civil.

Según el veredicto, el grupo Shell es responsable de sus propias emisiones de CO2 y de las de sus proveedores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la adquisición del 100 por ciento de las acciones de la refinería Deer Park, que comparte hasta ahora en propiedad con Shell (y vende productos bajo esa marca) porque, dijo, "forma parte de la estrategia para garantizar la autosuficiencia energética de México" y que, en el año 2023, la empresa para estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), producirá los combustibles que se utilizan en el país.

En México, la obsesión del gobierno de la "cuarta transformación" por bloquear y rechazar a como dé lugar todo desarrollo de energías limpias y alternas, para privilegiar el uso de combustibles fósiles, lo llevó a pretender establecer esa tendencia en dos reformas de ley. Se trata de la reforma eléctrica y la reforma a la ley de hidrocarburos. Sin embargo, la primera de ellas, la eléctrica, fue suspendida en tribunales, al concederse amparos definitivos que favorecen a los particulares ofendidos que buscaron amparos en la justicia federal.

El mismo destino tuvo la reforma a la Ley de Hidrocarburos, con la suspensión provisional otorgada para efectos generales y no solamente para las cinco empresas que interpusieron una demanda de amparo. El juez Juan Pablo Gómez Fierro concedió la medida cautelar el viernes 7 de mayo y ya para el lunes 9 se publicó en los estrados judiciales.

“La suspensión provisional que se concede es para el efecto de que se suspendan todas las consecuencias derivadas del artículo 57 de la Ley de Hidrocarburos, así como de los artículos transitorios cuarto y sexto del Decreto reclamado”, señala la resolución del juez Gómez Fierro.

DEER PARK

En cuanto a la resolución contra Shell, ésta es la primera vez que una empresa es obligada legalmente a alinear sus directrices con los acuerdos del clima de París, señaló la organización ecologista Friends of the Earth (FoE).

La asociación presentó la demanda de este caso ante los tribunales en 2019 junto a otras seis organizaciones y más de 17.000 ciudadanos holandeses.

Pese a que la decisión solo aplica a Países Bajos, podría tener consecuencias en otros lugares, como los mismísimos Estados Unidos, donde Shell no tuvo ningún reparo en deshacerse de su parte de las acciones de Deer Park. Y es que con el regreso de los Estados Unidos a la Conferencia de París, que busca globalizar la tendencia a reducir cada día las emisiones de los gases de efecto invernadero, la industria petrolera tiene sus días contados. Claro, excepto para Andrés Manuel López Obrador, clavado en el pasado (también) en materia de las políticas energéticas.