Las verdolagas, la suculenta que comemos en México

**Considerada en algunas regiones como una maleza, la verdolaga es una deliciosa suculenta comestible con grandes propiedades. ¿Ya la probaste en un guisado con cerdo en salsa verde?


Las verdolagas, la suculenta que comemos en México

La Crónica de Chihuahua
26 de septiembre, 13:11 pm

Las verdolagas (Portulaca oleracea) son una de las suculentas comestibles más consumidas en México, principalmente con guisos en salsa de tomate verde, chile y carne. Su crecimiento se extiende por todo el territorio mexicano, por lo cual llega a ser considerada maleza. Sin embargo, no se trata de una planta oriunda del continente americano, pues su origen se rastrea en India, Europa y algunas regiones de Asia Occidental. Se desconoce cómo llegó a México. Su nombre quiere decir “lagos verdes”.

Entre sus principales características de las verdolagas se encuentran su tallo rojizo traslúcido con crecimiento postrado; hojas color verde; y flores color amarillo o rojizo que crecen durante la temporada de primavera a otoño, pero que solo abren por unas horas durante las mañanas soleadas. Las semillas son pequeñas vainas y echan raíz sobre cualquier tipo de terreno, ya que son sumamente adaptables.

Aunque es considerada una especie invasora, puede contribuir a generar microclimas húmedos para que otras especies puedan crecer; como es el caso del maíz, que requiere ciertos niveles de humedad. También ser utilizada como alimentos gracias a sus propiedades medicinales y nutricionales. Sin embargo, se debe cuidar que el ambiente en que crezca esté libre de pesticidas u otros contaminantes que puedan dañar la salud. Posee un sabor ligeramente ácido y es completamente comestible, se puede preparar en ensaladas, guisos e, incluso, tamales.

Estos son los aportes vitamínicos y nutricionales de las verdolagas:

Contiene ácido Omega-3, más que cualquier verdura.
Aporta vitamina C y B.
Aporta magnesio, calcio, potasio y hierro.
Ayuda contra el estreñimiento y la inflamación de las vías urinarias.
Es de una gran ayuda para combatir el liquen plano oral.
Sus hojas ayudan a tratar picaduras de insectos (incluso mordeduras de víboras, abejas o alacranes).
Auxiliar en el tratamiento de hemorroides, sangrado posparto y diarrea.