La quiebra de Dorados ¿Causas? ¿Responsables?

**Es tiempo de que Dorados, ese bien del público, de la afición, de los medios de comunicación, de la población en general, dé la cara ante el inminente desplome deportivo.


La quiebra de Dorados ¿Causas? ¿Responsables?

La Crónica de Chihuahua
30 de junio, 11:46 am

Algo malo debe estar pasando en el Beisbol de Chihuahua para que un equipo como Dorados, con cuatro de sus siete series en casa (entre éstas, la de mayor taquilla, contra Mineros) se encuentre en serios problemas financieros, al grado de recortar el roster de 26 a 23 peloteros, una medida que ni los Soles de Ojinaga han tomado en los últimos años.

Es cierto que la gran mayoría de los recursos económicos administrados por las jurisdicciones tienen un origen privado y, quizá el único bien público del que hacen uso son los estadios; en teoría, mediante contrato de renta. Esto, les liberaría legalmente de presentar informes públicos detallados, tal es el caso de las empresas privadas.

Sin embargo, el Beisbol de Chihuahua hace mucho tiempo dejó de ser (o nunca fue), un bien privado, ya que su arraigo en la población le hace tener muchos dueños (aficionados, jugadores, medios de comunicación, directivos, autoridades municipales y estatales) y a la vez, ninguno.

Alguien debe explicar por qué Dorados, justo después de tener dos series en casa se declara casi a punto de quiebra y recorta a varios de sus peloteros “caros”, además, se ahorra al menos tres sueldos en el roster; es decir, abandona lo deportivo, ahogado por el aspecto económico.

No es tiempo de echarle la culpa exclusivamente a la directiva que representa Saúl Rocha Trejo, ya que es la cabeza visible y quizá lo más cómodo sea quedarse en ese nivel. Es tiempo de que Dorados, ese bien del público, de la afición, de los medios de comunicación, de la población en general, dé la cara ante el inminente desplome deportivo.

Y las preguntas son muchas: ¿en qué condiciones dejó el Municipio a Saúl Rocha Trejo la parte financiera al retirarse a fines de mayo de esa función? Deben explicarse los detalles. La opacidad de los arreglos políticos no permite hasta hoy saber el motivo real de esa separación, menos aún llegar al inaccesible conteo de pesos y centavos.

¿Qué papel han jugado los actores políticos involucrados? Es bien sabido que la administración del equipo capitalino es trofeo en disputa entre la alcaldesa Maru Campos y el síndico Miguel Riggs, quienes buscan al interior de PAN la candidatura para la Presidencia Municipal del 2018. En ese jaloneo de poder, Riggs ganó el primer round al maniobrar para que hubiera divorcio entre Municipio y Segunda Zona. Pero podría empatarse el pleito, si el proyecto Dorados resulta un fracaso.

¿Merece el Beisbol que el grado de voracidad política de quienes toman decisiones determine el rumbo de un equipo con tanta tradición ganadora, como es Dorados? Ya no podemos decir “políticos saquen las manos del Beisbol”, porque están metidos hasta la cocina, y para mal. Ha sido éste el peor error que se cometió en la historia del Rey de los Deportes en el estado de Chihuahua.

¿Qué tanta culpa tiene la dirigencia de la Liga Estatal de Beisbol? Aumentar en 67% los cobros por concepto de boletaje, definitivamente pegó en lo financiero de una zona donde los costos por entrada no se aumentaron este año. Posiblemente en los hasta hoy inexistentes (o escondidos) informes financieros de la LEB se diga quién patrocina las constantes carnes asadas durante los juegos en la Zona VIP del Estadio Monumental, entre funcionarios, directivos y colados, porque si también van con cargo a Dorados, en mucho han aportado a la quiebra.

Al final sólo queda lo mismo de siempre: opacidad, cero claridad en las cuentas y del fracaso deportivo nadie se hace responsable. Es más fácil esconderse y protegerse entre las cúpulas, que dar una explicación. Con esto, no se piden milagros, solamente que se cumpla con la promesa de informar.

La Liga Estatal de Beisbol ofreció que en este año las quiebras financieras que presentaron nueve zonas el año pasado se quedaban en la historia. Se prometió habrían de tomarse decisiones que evitaran el despilfarro financiero y la irresponsabilidad administrativa. Hoy Dorados es ejemplo de que las cosas no han cambiado.

De nuevo es la pregunta ¿al menos informarán de los motivos reales en las quiebras, o seguirán escondidos, solapándose unos a otros? Parece mentira que en plena era de la transparencia y el flujo libre de la información, lo que menos exista es información en el Beisbol de Chihuahua

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---