La pólvora y el mal que causa a la fauna silvestre

** “Las aves son supremamente sensibles a las explosiones. Su ritmo cardíaco se les incrementa a tal punto que mueren literalmente infartadas del susto”.


La pólvora y el mal que causa a la fauna silvestre

La Crónica de Chihuahua
4 de diciembre, 16:05 pm

Llega diciembre y con la entrada del mes se empiezan a difundir las campañas contra la pólvora, las cifras de los niños y adultos quemados y las recomendaciones para que los animales domésticos no se vean afectados por el uso indiscriminado del material explosivo. Sin embargo, un aspecto algo olvidado es el daño que generan los fuegos artificiales, los voladores, los tacos y demás elementos, en la fauna silvestre, especialmente en las aves, que son uno de los animales más vulnerables.

Ana María Castaño, ingeniera forestal y presidente de la Sociedad Antioqueña de Ornitología, le explicó a Kienyke.com cómo sufren estos seres con la famosa alborada y las diversas celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

La primera afectación para la fauna, explicó la experta, es el ruido. “Las explosiones asustan a los animales silvestres, mucho más que a los humanos. No están nunca preparados para una explosión”, aseguró.

Lo lamentable es que como normalmente la pólvora es detonada de noche, justo en el momento de descanso de la mayoría de animales, “la reacción de muchos es salir huyendo del sitio de descanso y no lo vuelven a considerar un lugar seguro”.

La ingeniera también resaltó que la contaminación que genera la pólvora, tanto por el material que es quemado y que queda en el aire como por los palos de los voladores que caen sin control y se enredan en los árboles, es perjudicial. “Los pedazos de madera pueden terminar golpeando a la fauna en su caída. Además, los globos cargados con fuegos artificiales también pueden provocar incendios en los ecosistemas, que terminar por poner en riesgo las coberturas vegetales”, dijo.

Las aves son de las que más sufren con la pólvora

En Colombia existen 1909 especies de aves y es considerado el país con la más alta biodiversidad de estos animales, ya que en su territorio habitan el 19% de las que existen en el planeta.

En el caso del Valle de Aburrá, en donde el 1 de diciembre se lleva a cabo la tradicional alborada, la cantidad de especies también es alta. Allí habitan más de 430 especies que se ven afectadas gravemente por la pólvora.

“Las aves son supremamente sensibles a las explosiones. Su ritmo cardíaco se les incrementa a tal punto que mueren literalmente infartadas del susto”, comentó Castaño.

Por eso, en la mañana tras la alborada o cualquier otra celebración con pólvora, es muy común encontrar aves muertas porque a diferencia de los seres humanos, que son capaces de racionalizar el miedo, “los animales silvestres no tienen ningún mecanismo que les explique de qué se trata y eso es lo que los mata”.

Para la presidente de la SAO, el mensaje durante este periodo de fiestas es ponerse en los zapatos de los animales silvestres.

“Si estoy descansando en mi casa, suena una explosión, salgo despavorida y no tengo a donde llegar será una mala noche. Y si además de eso considero que mi sitio normal de vivienda ya no es seguro, pues es mucho más grave porque debo reacomodar mi vida entera por una amenaza que ademas, desafortunadamente, se va a repetir múltiples veces durante todo el mes de diciembre”, manifestó.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---