La política migratoria de Trump

EDITORIAL/ **Esa política ultranacionalista no puede atribuirse a un individuo, a un solo magnate, por poderoso que éste sea, sino a toda su clase, a todo el sistema, al imperialismo norteamericano.


 La política migratoria de Trump

La Crónica de Chihuahua
19 de agosto, 21:00 pm

La aprobación de mil 600 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos (EE. UU.) y México, respondiendo a la política antiinmigrantes de Trump, por la Cámara de Representantes de aquel país, prueba lo que hemos afirmado desde estas páginas: esa política ultranacionalista no puede atribuirse a un individuo, a un solo magnate, por poderoso que éste sea, sino a toda su clase, a todo el sistema, al imperialismo norteamericano

La iniciativa del Ejecutivo aún no está aprobada por el Congreso; falta la aprobación del Senado para que la iniciativa de Donald Trump sea totalmente respaldada por el Poder Legislativo y su política antiinmigrantes sea consumada sin ningún obstáculo.

No obstante, el poder ejecutivo ya desarrolla una campaña en contra de los extranjeros que hace muchos años radican y laboran en aquel país; razzias, detenciones, deportaciones, son sucesos cotidianos en diversas ciudades de EE. UU.

La campaña xenofóbica se intensifica; organizaciones empresariales y funcionarios desarrollan una frenética labor en todo el territorio estadounidense para apoyar el cierre del país a los migrantes, la expulsión de los que ya radican en él, acelerar la construcción del muro fronterizo y medidas contra inmigrantes que trabajan en territorio estadounidense y desde ahí envían dólares para sus familias en sus países de origen. Amenazas, acoso, deportaciones, han sembrado el terror entre los extranjeros que laboran ahí, y que en cualquier momento sienten que pueden ser detenidos y repatriados.

El terror es el primer efecto de esta política antiinmigrante, pero ya se presentan otros de carácter económico en el seno mismo de las comunidades de origen de los trabajadores migrantes afectados; también se sienten afectados sectores de la población norteamericana, en particular los comerciantes, cuyos negocios prosperan gracias al consumo diario e importante de millones de migrantes.

Investigaciones diversas pronostican un agravamiento de la situación económica de EE. UU. en los renglones comercial y productivo como consecuencia de la campaña xenofóbica del gobierno de Trump.

Millones de migrantes se encuentran en la mira del proyecto presidencial, entre ellos muchos mexicanos que dejarían de laborar, producir y servir a los empresarios y dejarían de consumir; esta perspectiva ya comienza a preocupar a la clase del dinero; las medidas irracionales de un gobierno tienen un doble efecto; las embestidas ultranacionalistas a veces se vuelven contra el país que embiste.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---