La carrera donde indígenas mexicanos se coronan año con año

**El Ultramaratón de los Cañones se celebra cada año en Guachochi, Chihuahua.


La carrera donde indígenas mexicanos se coronan año con año

La Crónica de Chihuahua
22 de julio, 21:00 pm

Todo inicia cuando un pueblo desafía a otro. Llegan a un acuerdo sobre la distancia que deben correr, el número de vueltas. Participan hombres, mujeres y niños y, para hacerlo, se avienta una dura bola que empujan con los pies durante la carrera. Al final no hay humillación para el derrotado. El pueblo ganador termina festejando y compartiendo el premio con su rival.

Enclavados en la sierra Tarahumara de Chihuahua, los rarámuris (’pies ligeros’) recorren las montañas, lo que les ha hecho muy populares en muchas partes del mundo.

¿Por qué son famosos los corredores tarahumaras o rarámuris?

Tarahumaras, o rarámuris en su lengua original, son los indígenas nativos de la Sierra Tarahumara, ubicada al suroeste del estado de Chihuahua, al norte de México. El significado etimológico de rarámuri es «los de los pies ligeros».

Para los indígenas rarámuris del estado de Chihuahua, correr es tan normal como respirar. Ninguno de los corredores de la Sierra Tarahumara entrena o se prepara para participar en una competencia. Para ellos es muy sencillo dejar sus parcelas donde cultivan maíz y frijol y año con año vuelven a aparecen en la línea de salida del Maratón de las Barrancas, informó Aristegui Noticias.

Para Arnulfo Quimare, las respuestas parecen ser muy sencillas. Según este indígena que ha ganado tres ediciones de la carrera, los rarámuris corren toda la vida y cualquier tarea que realicen requiere de correr a campo traviesa por senderos difíciles y terrenos rocosos.

«Nunca ha entrenado, —asegura, aunque luego precisa—: A veces jugamos carrera bola y eso sirve para las competencias, porque los rarámuri también se divierten y socializan a zancadas».

Por su parte, el legendario corredor rarámuri Miguel Lara dice: «Yo nunca pienso en correr para ganar, solo me gusta participar y llegar lo más rápido que pueda, pero no pienso en ganar (...) ni siquiera llego cansado después de correr. Llego normal, como algo y a veces hasta me pongo a jugar después de la carrera».

El Maratón de las Barrancas, también conocido como ’Ultramaratón de los Cañones’ es una carrera única en su tipo, un reto físico y mental que obliga a los participantes a internarse entre las montañas para recorrer alrededor de 35 kilómetros.

Las vistas y paisajes a lo largo de la carrera representan un atractivo visual que permite conocer la parte más abrupta y hermosa del circuito de Barrancas del Cobre, principalmente la de Sinforosa, ubicada a 17 kilómetros de Guachochi, población serrana en el suroeste del estado a 411 kilómetros de la capital de Chihuahua, informa Milenio.

Los indígenas rarámuris llegan desde tempranas horas de la madrugada, recorriendo caminos de terracería con poca ondulación llegando después de 19 kilómetros al sitio conocido como La Cumbrecita para descender por un sendero estrecho y bajando entre grandes rocas utilizando escaleras de ramas y troncos que ellos mismos construyen.

En el fondo de la barranca, donde las temperaturas pueden variar de los 35 a los 40 grados centígrados, los competidores tarahumaras se encuentran con el río Verde hasta llegar al río Guachochi, donde inicia el ascenso de salida del cañón a través de una empinada y serpenteante vereda de 8 kilómetros hasta llegar a un mirador y donde el panorama es espectacular.

La vigésima edición del Ultramaratón de las Cañadas se realizó el pasado 17 de julio y en ella participaron más de 1.300 competidores para correr los 100 kilómetros por la barranca La Sinforosa.

El ganador de esta edición fue Ignacio Moreno Carrillo, del pueblo de Bacajipare (comunidad Tarahumara), que participaba por primera vez.

Con esto, los tarahumaras o rarámuris han ganado durante dos décadas en esta carrera.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---