Investigan si gasolineros se coludieron para subir precios

**El regulador antimonopolios (la Comisión Federal de Competencia Económica, Cofece) investiga si un grupo de empresarios del sector violó las leyes al concretar una alianza en este mercado.


Investigan si gasolineros se coludieron para subir precios

La Crónica de Chihuahua
7 de marzo, 19:36 pm

Ciudad de México (Expansión).- La investigación más reciente de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) analiza si un grupo de estaciones de servicio crearon alianzas comerciales sin pasar por la revisión del regulador antimonopolios.

“Las alianzas de las estaciones de servicio para agregar demanda y conseguir mejores posiciones de compra podrían ser consideradas como concentraciones para efectos de la ley, y por eso deben notificarla.

(…) Ahora, lo que vamos a ver es una denuncia donde nos dicen que puede haber una concentración ilícita, y lo vamos a analizar”, explicó Sergio López, titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece.

Los clubes de compra en este mercado permiten que un grupo de estaciones de servicio, con diferentes dueños, puedan unirse a través de alianzas o acuerdos, para comprar suministro de combustible al mayoreo. Con ello, logran menores precios frente a los que tendrían que pagar de manera individual.

Ahora, la Comisión continuará con su escrutinio, al considerar que tiene indicios de que se pudo dar una concentración ilícita entre estaciones de servicio.

“Desde 2016, la Comisión consideró que este tipo de alianzas tenían que ser notificadas de manera preventiva. Cualquier modelo de asociación que se lleve acabo debía ser notificada y analizado para ver si tiene impacto en la competencia”, dijo López.

La Cofece aprobó en 2017 el primer club de compras entre 54 operadores de estaciones de servicio bajo la marca G500. Meses después, este grupo anunció un acuerdo con la multinacional Glencore para que suministrara el combustible a su red a gran escala.

G500 ha destacado que no ha sido notificada por parte de la Cofece de que sea objeto de investigación. «G500 ha estado notificando de manera continua y oportuna a la Cofece de la incorporación de nuevos socios, conforme al mecanismo acordado con el regulador», dijo el grupo en un comunicado.

Según el titular de la Autoridad Investigadora, los clubs de compras “no son ilícitos, pero puede que deriven en conductas anticompetitivas cuando a consecuencia de la operación se confiera un aumento en el poder sustancial de uno o varios agentes económicos; cuando se desplace a otros agentes económicos; cuando se establezcan barreras a la entrada que impidan el acceso a terceros al mercado; o cuando se facilite la comisión de prácticas monopólicas”.

La apertura gradual en el mercado de gasolinas desde 2016 ha ocasionado una acelerada migración de la franquicia de Pemex a otras firmas nacionales y extranjeras. Cerca del 20% ya tiene una marca diferente.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---