Héctor Espino, el mejor beisbolista que ha tenido México

**«El Supermán de la Dale» empezó de correbolas en los campos llaneros.


Héctor Espino, el mejor beisbolista que ha tenido México

La Crónica de Chihuahua
23 de octubre, 12:11 pm

Por Froilán Meza Rivera

Chihuahua, Chih.- Lo llaman “El Superman de la Dale”. Héctor Espino jugó en su carrera 3 mil 879 juegos: 317 más que Pete Rose, y conectó 4 mil 542 hits: 286 más que Rose en toda su carrera. En jonrones conectados, sobrepasó a Hank Aaron y a Babe Ruth, quienes conectaron 755 y 714 respectivamente, contra 868 de Espino.

Y así nos podríamos ir con los logros deportivos de este gigante...

El cuarto hijo de un transportista de materiales de construcción, Héctor Espino González, “El Niño” Espino, “El Superman de la Dale”, nació y creció en un ambiente propicio para desarrollar el gusto por la profesión y la pasión de su vida: el beisbol.

Se vivía en la Dale una gran pasión por el beisbol, y las hazañas del domingo en el campo de juego eran tema de conversación durante toda la semana.

La familia Espio González vivía en la Justiniani y 34. Fueron ocho los hermanos, y todos participaron de la afición del padre por el rey de los deportes.

La gente jugaba entonces en unos campos —llaneros, por supuesto— que estaban, uno, donde está ahora la placita de la Dale, y otros más, donde confluyen actualmente la calle Melchor Guaspe y la Vialidad Ch-P.

CORREBOLAS A LOS 8 O 9 AÑOS

Abel Espino, el mayor de los ocho hermanos, y quien desde hace más de cuarenta años vive en la calle 14, a una cuadra de los antiguos campos, recordó que él jugaba en un equipo de la Liga Obrera. Héctor, quien era muy pequeño, no entraba todavía a ningún equipo, pero su afición y gusto por el juego eran inocultables y comenzó de correbolas a la edad de 8 o 9 años”.

Héctor nació el 6 de junio de 1939, por lo que las actividades auxiliares en el campo serían alrededor de los años 1947 o 1948.

Cuando terminó la primaria, Héctor Espino entró a estudiar Comercio en la Academia Gregg, en Bolívar y Sexta, pero no terminó la carrera, que equivalía a un nivel técnico actual, y sólo duró dos años, tras de lo cual entró al servicio de su padre en el acarreo de materiales. A Héctor Espino sus hermanos y amigos le veían que era bueno, siempre fue bueno, desde los once años comenzó a jugar regularmente y practicaba mucho.

Desde que Héctor empezó a jugar en Tercera Fuerza, ya botaba la pelota y la sacaba del campo. En Segunda Fuerza —recordó el hermano— se le veía muy natural, muy poderoso, hasta parecía que se esforzaba mucho. “De ahí brincó a la Primera Fuerza con Benjamín Chávez”.

PASÓ AL BEISBOL PROFESIONAL EN 1959

Pero el primer brinco importante de la carrera de “El Niño” Espino fue su paso al beisbol profesional, en 1959, con los Dorados, que dirigía Guillermo Garibay. Sólo jugó una temporada, después de la cual el equipo se desbarató por dificultades económicas. No había entonces suficiente respaldo como para que funcionara en Chihuahua un equipo de profesionales.

Después de los Dorados, “El Niño” Espino inició una carrera de saltos hacia delante, que sólo reforzarían lo que su familia ya sabía: que Héctor era un deportista superdotado.

Saltó primero a Acámbaro, Guanajuato, equipo de la Liga del Bajío invernal.

De ahí se fue a San Luis Potosí, sucursal de los Sultanes (verano), y en invierno a Hermosillo con los Naranjeros.

Su último equipo fueron los Sultanes de Monterrey.

EJEMPLO PARA LA JUVENTUD CHIHUAHUENSE

En la opinión de su hermano mayor, Héctor Espino es un ejemplo para la juventud chihuahuense, pero no sólo por sus grandes méritos como deportista, que ya serían suficiente para colocarlo entre los chihuahuenses ejemplares, sino también por sus cualidades humanas. Él fue muy bueno con sus padres, buen esposo, buen padre, y era un individuo muy centrado que nunca se peleaba ni con los ampayers. “Los buenos no dan lata, a diferencia de los jugadores malos, que buscan llamar la atención”, dice Abel.

Y lo más importante es que nunca renegó de su tierra. Aunque sus mayores glorias deportivas las vivió afuera, él siempre reconoció todo lo que le debía a Chihuahua, porque aquí se formó.

La colonia Dale fue, en última instancia, la comunidad que le imprimió el gusto por el beisbol. Y el ambiente beisbolero que se vivía ahí en los años de su infancia y juventud, se conjugó con su genio y su personalidad para producir el mejor beisbolista que ha tenido este país.


11 comentarios de los lectores.

---ooOoo---

  • Que puedo opinar del máximo ídolo que he tenido, tengo actualmente 57 años y lo vi jugar hasta su retiro, soy de Monterrey Nuevo León, solo tengo una palabra para definir al más grande de todos los tiempos en el béisbol mexicano, INCOMPARABLE.

    Responder a este mensaje
  • Yo soy de Culiacán Sinaloa y desde 1978 sigo el beisbol de invierno y tuve el privilegio de ver jugar al que yo también considero el mejor beisbolista mexicano de la historia mucho mejor que Castilla y Valenzuela juntos.
    A la liga del Pacífico han venido grandes jugadores que fueron estrellas en Estados Unidos y ni sombra le hacían a Don Héctor jugando acá, estoy seguro que le hubiera bateado a los mejores pitchers de grandes ligas sin problema. Yo soy Tomatero de toda la vida pero ni coraje me daba cuando le pegaba macizo a la bola contra los pitchers guindas.

    Responder a este mensaje
  • En verdad fué una persona que al menos los pocos minutos que me atendió, fué gentil y respetuoso, lo saludé de mano en el Estadio Almanza de la Cd. de Chihuahua cuando el jugaba para Alijadores... Todo un personaje.

    Responder a este mensaje
  • un jugadoraso , yo lo oia por el radio de sus hazañas cuando jugaba para sultanes en la voz de don chabelo jimenez ,, fue un gran pelotero que pego jonrones en todas partes , no se le compara nadie,, Nelson barrera ni en sueños , Nelson comenso a pegar jonrones cuando cambiaron la pelota , que volaba mucho , no me acuerdo en que ano , pero espino no necesito de eso ., me acuerdo de aquellos sultanes poderosos , con un gran equipo, con Goyito ortis , Rigoberto mena Elpidio osuna avestruz rivera , carbonero lopez , juan de dios Villareal Jaime Corella , jose ramón lopes , james horsford , y claro , el gran hector espino,,

    Responder a este mensaje
  • en viaje de paseo que realizamos a la ciudad de Chihuahua un grupo de amigos de Monterrey N.L. abril 14 del 2017, tubimos la oportunidad de dialogar con diversas personas de la localidad. taxistas, guïa de turistas. ciudadanos comunes etc , preguntändoles si conocieron o han oido hablar de Hector Hespino Gonzalez conocido tambien como el rebelde de Chihuahua.
    Fueron aproximadamente 25 personas a quienes hicimos esa pregunta ninguno supo dar respuesta.
    Creo que es lamentable que una personalidad como Hector Hespino no sea conocido en su propio terruño.
    El Gobierno del Estado de Chihuahua u organizaciones deportivas de la entidad deberan difundir su grandeza tanto deportiva como humana.

    Responder a este mensaje
  • Estoy de acuerdo con algunos, el mejor beisbolista que ha dado México entre todos los que han salido, mi respeto, es mi idolo.

    Responder a este mensaje
  • El mejor bateador de todos los tiempos es sin duda DON HECTOR ESPINO GONZALEZ el superman de Chihuahua recuerdo en el estadio de los MAYOS DE NAVOJOA el CICLON ECHEVERRIA, un domingo por la tarde en la decada de los 70’s el manager de los Mayos DEACON JONES decide darle la base intencional con la casa llena obviamente la prensa lo cuestiono al final del juego y respondio que era mejor recibir una carrera que cuatro. ESPINO estaba en otro nivel que hasta los managers extranjeros lo respetaban.

    Responder a este mensaje
  • Primeramente quiero agradecer a las personas que escribieron estos comentarios tan maravillosos de mi Padre. Estoy de acuerdo con todas sus anecdotas y me gustaron mucho.
    Reciban un fuerte abrazo

    Responder a este mensaje
  • Hay una anecdota relacionada con Hector Espino, cuando en un juego en el parque Jaime J. Merino de Poza rica Ver. (yo vivia entonces en esa ciudad Veracruzana), se dice que bateo un jonron tan largo que paso sobre las gradas del jardin izquierdo, una alberca olimpica y llego hasta la calle y reboto en la pared de lo que fue un restaurant, que por cierto pintaron un circulo donde habia rebotado la pelota, y segun las cronicas de la historia ha sido el jonron mas largo en la historia del beisbol, incluyendo a las ligas mayores...

    Es muy lamentable que no se reconosca su grandeza como jugador de beisbol, ya que ahora a cualquier jugador de futbol los medios de comunicacion los fabrica como grandes jugadores sin serlo....
    Honor a quien honor merece...

    Responder a este mensaje
  • Don Héctor Espino González. El gran toletero mexicano. Mi idolo recuerdo los grandes juegos y finales con los naranjeros de Hermosillo. Siempre esperaba los domingo cuando se jugaba a doble juego para disfrutar de las grandes hazañas del gran Superman de Chihuahua. Ningún Pelotari lo podrá igualar. Era un verdadero espectáculo verlo batear y como hacía volar a doña blanca. GRANDE. EL MEJOR DE TODOS LOS TIEMPOS.

    Responder a este mensaje