Gobiernos de Puebla y Veracruz, rebasados por huracán Grace

**Se habla de hasta más de un millón de personas damnificadas, con daños que van desde la pérdida total de viviendas, destrozos de carreteras, deslaves de cerros, inundaciones, daños materiales incalculables.


Gobiernos de Puebla y Veracruz, rebasados por huracán Grace

La Crónica de Chihuahua
25 de agosto, 00:31 am

Cinco días después del paso del huracán Grace por varias entidades del país, poco a poco se reflejan los datos.

Entre los más afectados, se encuentran Veracruz y Puebla. El meteoro rebasó las pocas o casi nulas acciones de los gobiernos estatales y federal, que, dicho sea de paso, el plan para apoyar a los damnificados lo presenta tarde y es insuficiente debido a que carece de presupuesto, luego de la eliminación del Fonden.

En Veracruz, más de un millón de damnificados y más de 50 municipios afectados, en Puebla, 57 son los municipios afectados y aún se desconoce el total de familias que resultaron damnificadas. Sumando a habitantes de las entidades de Tlaxcala, Hidalgo y San Luís Potosí.

URGE AYUDA GUBERNAMENTAL PARA LOS DAMNIFICADOS

Fueron severos los daños que dejó el huracán Grace a su paso por tierras veracruzanas. De acuerdo a los expertos, se habla de hasta más de un millón de personas damnificadas, con daños que van desde la pérdida total de viviendas, destrozos de carreteras, deslaves de cerros, inundaciones, daños materiales incalculables; también dejó a miles de familias sin agua potable y sin luz eléctrica, campesinos de la zona norte y centro del estado que perdieron sus cosechas y el lamentable fallecimiento de 8 personas humildes, entre ellas 5 menores de edad.

De acuerdo a testimonios de las víctimas, a pesar de que han solicitado apoyo al gobierno federal y estatal, hasta el momento no se ha visto la ayuda de manera real, lo que vimos fue a un gobernador que no supo reaccionar de manera oportuna ante las desgracias de las familias veracruzanas, Cuitláhuac García Jiménez, fue muy criticado en las redes sociales y medios de comunicación, pues él mismo dijo que estaba siguiendo el desarrollo del huracán, pero esto lo hacía desde su oficina en Palacio de Gobierno, eso fue motivo de burlas y críticas e incluso comparándolo con otros ex gobernadores. Para tratar de disminuir las críticas de los cibernautas, el gobernador fue hacer el show en la colonia Mártires de Chicago del municipio de Xalapa, en donde lo único que les llevó a las familias damnificadas de ese lugar fueron promesas.

Se habla de más de 58 municipios los que fueran perjudicados, entre los principales, se encuentran Poza Rica, Nautla, San Rafael, Xalapa, Papantla, Álamo, Castillo de Teayo, Cazones de Herrera, Chumatlán, Coahuitlán, Coatzintla, Coxquihui, Coyutla, Espinal, Filomeno Mata, Gutiérrez Zamora, Ixhuatlán de Madero, Martínez de la Torre, Mecatlán, Tecolutla, Tihuatlán, Tlapacoyan, Tuxpan, Zozocolco, entre otros.

Los fenómenos meteorológicos son inevitables, pero si se deben de tomar medidas para evitar que los daños no sean tan graves; nuevamente se demuestra que el gobernador morenista, es un gobernador inexperto e improvisado, no se tomaron medidas, ni hubo prevención y atención a los focos rojos previo a la temporada de lluvias, ciclones y huracanes en el estado, la misma secretaria de Protección Civil en Veracruz, Guadalupe Osorno Maldonado, y el gobernador Cuitláhuac García, reconocieron que los tomó por sorpresa las fuertes lluvias e inundaciones que se presentaron en Xalapa, reconociendo que no están preparados para enfrentar acontecimientos de tal magnitud.

Han sido miles de voces, las que exigen el apoyo por parte del gobierno, tal es el caso de campesinos del municipio de San Rafael, encabezados por Miguel Bastián, líder antorchista en la zona, los productores en rueda de prensa mencionaron que fueron afectadas más de 900 hectáreas de sembradíos de plátano y limón, y solicitaron a los 3 niveles de gobierno, la instrumentación de un programa que los apoye ante la pérdida total o parcial de sus cultivos, mencionaron que tardarán entre 2 0 3 años para recuperarse de lo que perdieron, que dependen de esa actividad productiva y que de allí mantienen a su familia, por tal motivo exigen el apoyo inmediato de los gobiernos.

De la misma manera 200 familias de la colonia Margarita Morán Veliz del municipio de Papantla, perdieron sus viviendas, se quedaron sin energía eléctrica ni agua potable, a través de diferentes medios han solicitado la intervención de los gobiernos y hasta el momento no han obtenido ninguna respuesta positiva.

Es menester que el gobierno realmente ayude a las familias que sufrieron pérdidas materiales y humanas. Sin embargo, hay que recordar que los diputados federales morenistas, el 8 de octubre del año pasado eliminaron 109 fideicomisos entre ellos el Fondo de Desastres Naturales ( FONDEN), que solo este último contaba con un monto de 6 mil 861 millones de pesos que se destinaba para ayudar a estados o municipios que eran afectados por fenómenos naturales, se activaban recursos económicos en los estados afectados por huracanes, sismos, inundaciones, ciclones, derrumbes y por cualquier otro fenómeno natural, estos recursos eran utilizados en la reparación de infraestructura y de los bienes de las personas afectadas. Sin embargo, el gobierno federal morenista eliminó este apoyo, utilizando el argumento de la corrupción, las consecuencias las están viviendo las familias humildes que se encuentran inundadas, sin techos o en algunos casos que perdieron prácticamente todo, comunidades incomunicadas, sin servicios elementales como la luz eléctrica y agua potable y campesinos que perdieron todas sus cosechas.

El gobierno federal y estatal han prometido apoyo, pero no vemos nada en concreto, esperamos que no pase lo mismo que ocurrió el año pasado con los damnificados del estado de Tabasco, que estuvieron varios meses bajo el agua y la ayuda llegó tardía y a muy pocas personas, nos solidarizamos con todas las familias que han sufrido pérdidas y al mismo tiempo exigimos a los gobiernos de los 3 niveles tomen cartas en el asunto, actúen de manera urgente y atiendan las necesidades de cientos de colonias y comunidades que fueron dañadas por el huracán Grace.

Así como hace unos días el gobierno federal destinó 528 millones de pesos, dinero de todos los mexicanos, para hacer su consulta popular sobre el juicio a los expresidentes, que no alcanzó ni al 8% de participación de la lista nominal de electores, dicha consulta resultó un fracaso estrepitoso que la llevó a no ser vinculante, ya que se necesitaba que el 40 % por ciento de la lista nominal participará, fue dinero tirado a la basura; pero en este momento si se necesitan los recursos federales y estatales que administra el gobierno, pues es urgente atender a las familias que perdieron su vivienda, que en estos momentos se encuentran refugiados en los albergues; es urgente reparar las carreteras, ya que hay comunidades incomunicadas, construir los puentes que son necesarios y fueron destruidos; aplicar un plan emergente para ayudar a quienes perdieron sus cultivos y no podrán tener ingresos económicos para mantener a sus familias; llevar maquinaria para ayudar a sacar el agua dado que existen comunidades y colonias que aún están bajo el agua; reparar los servicios de energía eléctrica, agua potable y entregar ayuda humanitaria, alimentos y ropa, para todos los que la necesiten. Ahora es cuando se requiere la ayuda, pasadas unas semanas solo será un show para engañar a la opinión pública.