Gigantesca, la “deuda” de fiscalización que le dejan a la próxima legislatura

**Ahí están las cifras disponibles en el portal de la Auditoría Superior del Estado: no hay revisiones de cuenta pública dictaminadas que correspondan a años recientes.


Gigantesca, la “deuda” de fiscalización que le dejan a la próxima legislatura

La Crónica de Chihuahua
20 de julio, 14:14 pm

Por: Alejandro Salmón Aguilera/ ahoramismo.mx

Hablábamos en la entrega anterior de las “otras deudas” que heredará el gobierno de Javier Corral Jurado, las que no están precisamente registradas como tales en los bancos de información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pero que de todos modos le obligan a hacer un gasto.

El próximo Ejecutivo no será el único que recibirá la institución con cuentas y operaciones pendientes de cubrir: también el Legislativo heredará, si no una deuda monetaria, sí una de trabajo de fiscalización que no realizó la legislatura saliente.

Ahí están las cifras disponibles en el portal de la Auditoría Superior del Estado: no hay revisiones de cuenta pública dictaminadas que correspondan a años recientes. Es decir, que los ejercicios fiscales de los años 2014 y 2015, cuya revisión ya terminó, no han llegado aún al Pleno de los Diputados para ser sometidas a votación.

Es decir, que la 65ª Legislatura que iniciará funciones el próximo 30 de septiembre—por cierto, sin grupo mayoritario—tendrá el pendiente de sacar los dictámenes de las cuentas públicas del Gobierno del Estado del 2014, 2015 y 2016. Para decirlo de otra forma: la legislatura saliente debió votar tres cuentas públicas correspondientes a un igual número de años, pero no lo hizo, dejó el trabajo “colgado” para la que viene.

Además, deberá hacerse cargo de dictaminar las cuentas de 67 ayuntamientos en los últimos tres años, pues las últimas datan del 2013.

Para darnos una idea del rezago de trabajo que se carga el Congreso local, basta leer el oficio número DAS/639/2015, recibido en el Congreso del Estado el 29 de octubre del año pasado a las 13:00 horas, donde se informa de la entrega de 328 informes de auditoría practicadas a 67 ayuntamientos; al Gobierno del Estado; a organismos descentralizados y a instituciones privadas que reciben dinero público.

¿Qué pasó con esa información? A la fecha, nada, pues no se subió ni un sólo dictamen para su votación en las sesiones ordinarias o en los períodos extraordinarios.

Durante la pasada campaña, más de la tercera parte de los integrantes del Congreso del Estado dejaron su curul para ir a buscar una Presidencia Municipal. A todos y a todas las candidatas les oímos hablar hasta el cansancio de la lucha contra la corrupción. Sin embargo, en el caso de quienes venían de ocupar un espacio en el Congreso, no tuvieron reparo en hacer ese ofrecimiento a pesar de que dejaron “Colgado” el trabajo de fiscalización que la ASE ya había terminado y entregado.

Ahí está el paquete que le dejan a la 65ª Legislatura: cuentas públicas pendientes, con dos años o más de rezago, más lo que se les acumule.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---