Gastos de regreso a clases superan la capacidad adquisitiva de padres

**Una opción que garantiza el tener los requeridos materiales en tiempo, es a través del crédito y en este sentido, los vales que ofertan algunas tiendan se han popularizado, aun y cuando esto signifique pagar un sobreprecio de hasta 20 por ciento.


Gastos de regreso a clases superan la capacidad adquisitiva de padres

La Crónica de Chihuahua
17 de agosto, 12:00 pm

El Sol de Parral

Los vales de crédito se convierten en una opción real para la adquisición de útiles escolares, aun y cuando esto signifique pagar un sobreprecio de hasta 20 por ciento. Los gastos de inicio de clases superan la capacidad adquisitiva de muchos de los padres.

Ante el inminente inicio del nuevo ciclo escolar 2018-2019, las compras de útiles se ha empezado a notar en algunos negocios de este giro; sin embargo, no todos los compradores tienen la misma capacidad adquisitiva, aunque sí, todos ellos presentan necesidades de productos similares.

Una opción que garantiza el tener los requeridos materiales en tiempo, es a través del crédito y en este sentido, los vales que ofertan algunas tiendan se han popularizado.

Este sistema de compras de producto, difiere el pago de las adquisiciones a varios meses, lo que representa una erogación adicional de hasta el 10 por ciento de los ya de por sí, altos costos de los productos que expenden las papelerías.

De acuerdo con un estudio realizado por este medio, se encontró que alrededor de un 40 por ciento de los compradores de útiles escolares no tienen dinero para la adquisición de los mismos, por lo que recurren al uso de vales. En un recorrido por las calles del centro, la colonia Almanceña y la PRI, padres de familia aseguraron esperarse hasta los últimos días previos al inicio de clases para comprar sus útiles.

Desde el término del ciclo escolar pasado, el suplicio por la adquisición del material escolar inició, o más bien, no terminó para algunos, como es el caso de Natalia Vizcarra, quien dijo que pagaría la lista de útiles de su hija de preescolar, por medio de un vale de crédito. El costo estimado seria de 800 pesos.

Los gastos no se limitan al material, hay otros adicionales como el uniforme, como lo referencía Alondra Chávez, quien afirma que comprará usando un vale de crédito, pues no pudo juntar los 500 pesos de la lista y exclamó contrariada: “Y es que además son también los uniformes y mochilas; es mucho dinero”.

Los vales son una solución inmediata que a la larga sale cara, coincidió en detallar en torno a la problemática Jéssica López, ella adquirirá lo necesario para que su hijo asista al kínder, pero tuvo que usar un vale de crédito, lo que le aumentará su adeudo a los 600 pesos del costo original.

Los sufrimientos de los padres son variados, dependiendo la escuela y los requerimientos que la institución tenga. Norelia Guzmán pagará 700 pesos de la lista de útiles con un vale, se quedó sin dinero porque antes tuvo que comprar también el uniforme.

Los precios de las listas de útiles escolares también tienen otro factor de varianza, el nivel al que asiste el niño. El de preescolar es de los que algunos padres de familia manifiestan son los más privativos.

Joselyn Bejarano, pagó 300 pesos en efectivo para comprar la lista de útiles de la primaria, recordó que cuando su hija estaba en el kínder, el precio que pagó era fácil del doble.

Raquel Pereida, dijo creer que lo más caro de los útiles podría ser un diccionario que piden en nivel primaria. Ella, a diferencia de años pasados, ahora no pagará en efectivo, usará un vale. La misma historia de Andrés Lucero, quien afirmó que se le hace complicado pagar alrededor de 500 a 600 pesos además de uniforme y mochila.

A medida que la familia aumenta, las inscripciones en la escuela también y los listados se multiplican, tanto como el número de vástagos. Lucia Rivas, sabe de estos avatares, es madre de dos niños de preescolar, esta será la segunda vez que comprará los útiles de sus niños, “Cada lista me sale en 800 pesos. Es difícil pagar tanto dinero de golpe”.

De acuerdo a los lineamientos marcados por la Secretaría de Educación Pública y las decisiones que cada institución asumió, el tiempo de clase variará en algunos casos de 195 a 185 días; sin embargo, los contenidos serán lo mismo, por tanto esto no incide en los requerimientos de inicio de ciclo.

Oscar de la Fuente, aseguró que utilizará un vale de crédito para satisfacer la lista de útiles de su hija de primaria. El desembolso será de 500 pesos.

Los precios son de por si elevados, pero además hay que agregar los intereses del crédito, lo que endeuda más a los padres de familia. Concepción Molina, para poder comprar la lista de su nieto de preescolar, tuvo que recurrir a un vale de 8 quincenas, el precio de los útiles será de 650 pesos, pero terminará pagando 715 pesos, debido al 10% del costo del financiamiento.

En materia de petición de material no hay nada escrito, aun y cuando la SEP emite listados oficiales, estos tienen variación de acuerdo a cada institución educativa. A si por ejemplo, María Chávez gastará 2,500 pesos para sufragar las necesidades de su hijo de segundo de preescolar. Los materiales se dividen entre cartulinas grandes, crayolas, acuarelas, fomis, pegamentos, lentejuelas, plastilinas, tijeras, cuadernos de dibujo y otros materiales de primera calidad

Aquellos que pueden pagar de contado no están exentos de los precios elevados, Olivia Sánchez es una madre de familia que se muestra sorprendido del valor de los materiales. Su niño quien apenas entrará al kínder y ya le requirió gastos de 700 pesos, los pagó de contado, pero su sorpresa en torno a los precios lo manifiesta. “Tan sólo en las cartulinas, colores, cuadernillos y demás pinturas fueron casi 300 pesos”, dijo Olivia.

Ricardo Prieto tiene un hijo de 5 años, tuvo que pagar aproximadamente 600 pesos para que en próximo ciclo escolar no le falté nada en el kínder al que asiste, la lista, afirmó, fue muy extensa y variada, compró poco a poco los artículos, igual la cantidad se iba elevando. Dijo que pagó en efectivo porque no le gusta pedir prestado.

Hubo padres, que tuvieron la facilidad no sólo de pagar en efectivo, sino de tener la opción de comprar materiales de primera calidad, razón por la cual llegaron a pagar hasta 2 mil 500 pesos.

No sólo los altos precios por los útiles son un motivo de asombro entre los padres, otro más batallan, ya que ahora pagarán más a comparación de años pasados, César Gardea, este año tuvo que gastar 800 pesos, aunque en otros años ha sido menos, prefiere pagar en efectivo, ya que no le gusta el crédito.

No sólo los materiales de la lista figuran dentro de los gastos en el nuevo ciclo escolar, Karina Barraza, prefiere pagar en efectivo, el precio de la lista de útiles de su hijo fue de 700 pesos, además del costo de la mochila, alcanzó los mil pesos

El tener más de un hijo, representa un gasto más que afrontar en todo sentido, Enriqueta Chávez, tiene dos hijos, pagó cerca de mil pesos para comprar la lista de ambos, pero sin sumarle el costo que aún había que pagar por las mochilas, terminó pagando casi 2 mil pesos, aseguró no le gustan las deudas, razón por la cual pagó en efectivo

Otro más, no se las vieron tan duras, expresaron el gasto como algo efímero y necesario, María Quiñonez, tuvo que pagar 400 pesos para los útiles de su hija, mismo que dio en efectivo.

Hay que mencionar, que no solamente tienen que pagar por los materiales escolares, para el ingreso de este nuevo ciclo escolar, también figura dentro de los gastos, la compra de una nueva mochila para sus artículos escolares.

Hubo alguno que les fue mejor que en años pasados, pagaron menos, María del Carmen Chávez, pagó casi los 400 pesos, destacó que lo más caro fueron los cuadernos, le pidieron 10 libretas para las distintas clases; pagó en efectivo.

La adquisición de una mochila, sigue siendo otro reto a superar, es un artículo ajeno, pero necesario como la lista de útiles. Selene Franco, con una niña en el kínder y uno de primaria, pagó cerca de 600 pesos en efectivo por ambas listas, eso sin contar que aún quedó pendiente una mochila para cada uno.

Hay artículos necesarios para cada nivel escolar, que sobresalen en los demás. Es por su costo, expresó Bárbara Meléndez, quien pagó 500 pesos por la lista de útiles de su hijo y lo más caro, fue una calculadora científica, necesaria para desarrollar las clases, cabe mencionar que pago de contado.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---