Fue Chihuahua pionera de la radio en el país

**La capital del estado se convirtió en la primera ciudad de México que empezó a transmitir programas radiofónicos.


Fue Chihuahua pionera de la radio en el país

La Crónica de Chihuahua
Enero de 2012, 11:41 am

Por Froilán Meza Rivera

Chihuahua, Chih.- En 1921, cuando el gobernador Ignacio Enríquez adquirió y trajo aquí los aparatos de la primera estación radiofónica en el estado, «lo hizo tímidamente y con gran discreción, como para que no se enterara la ciudadanía, tal vez temiendo que se pensara que estaba cometiendo una locura».

Así lo consigna el historiador Jesús Vargas Valdez en su texto titulado Notas para la Historia del Radio en Chihuahua.

Claro, así lo hizo el mandatario porque una novedad así podría levantar los ánimos en contra de la administración estatal, cuyas prioridades eran otras. En aquellos años, entre las grandes preocupaciones del ingeniero Enríquez estaba ampliar la red telefónica. Para ello había contratado los servicios de la casa De Forest Telephone and Telegraph, de Nueva York, en una negociación en la que se adquirió el equipo telefónico que se instaló durante el período del gobierno de Enríquez.

La información disponible sugiere que la adquisición del equipo radiofónico se hizo colateralmente al telefónico, y sin plena conciencia de lo que ello significaba.

Como quiera que haya sido, ese acontecimiento convirtió a Chihuahua en la primera ciudad del país que empezó a transmitir programas radiofónicos. No obstante, en el informe de actividades de su gobierno (1920-1923), en ningún momento hizo mención a la adquisición de la estación de radio.

Fue en la azotea del Palacio de Gobierno donde se hicieron las pruebas y se construyeron dos cuartos y se montaron dos torres de acero para las antenas. Era el año de 1922. El equipo quedó instalado en la azotea, mientras que en la parte baja se arregló el salón de conciertos.

Para los chihuahuenses fue una verdadera novedad observar las torres y las antenas que, considerando el nivel de la calle, se alzaban a 48 metros de altura y estaban separadas 55 metros una de la otra.

RADIO XICE

Pero, ¿quién escuchaba las transmisiones? En el mismo año de 1922, apareció un negocio en la calle Independencia No. 157, que ofrecía radios de las mejores marcas y «al alcance de todas las fortunas». Don Raúl B. García ofrecía en esa negociación, que se anunciaba como «Radio Club», aparatos de la marca General Electric, de la que era concesionario. Otro comercio, G. Klaffet & Cía., en calle Victoria Nº 122, ofrecía un gran surtido de acumuladores Exide para radio, sin los cuales no funcionaban los aparatos radiofónicos que llegaban de los Estados Unidos.

La primera estación formal de radio en Chihuahua se inauguró el 14 de diciembre de 1923 bajo las siglas XICE, «y muy pronto se convirtió en uno de los principales medios de difusión cultural, gracias al entusiasmo y al tiempo que le dedicaron los primeros locutores y una gran cantidad de artistas que se involucraron en un proyecto que llegó a estas tierras calladamente, y que ahora, a la vuelta de 70 años, podemos considerarlo una de las grandes páginas en la historia de la cultura regional y nacional», dice Vargas Valdez.

El día de la inauguración se presentaron varios programas en vivo, y esa fue la pauta en adelante. En 1924, a principios del año, se interrumpieron las transmisiones, supuestamente porque se iba a instalar un transmisor de mayor potencia, pero parece que la razón verdadera fue la salida del mandatario estatal Enríquez del gobierno.

DIFICULTADES ECONÓMICAS

Por seis meses no hubo transmisiones, pero el 18 de julio la estación salió nuevamente al aire, ahora con las siglas CFZ.

Transmisiones desde el Teatro de los Héroes

Con el reinicio de actividades, varias cosas cambiaron en la estación. Se tendió un cable desde la azotea del Palacio de Gobierno hasta el Teatro de los Héroes, en cuyo escenario se empezaron a realizar las presentaciones. La nueva programación se realizaba los miércoles y los viernes, de 8:15 a 9:45 de la noche, en la onda de 444 metros.

En octubre de 1924, el nuevo gobernador José Antonio Almeida recortó algunos rubros del gasto público, entre ellos el asignado a la estación radiofónica, que era de 300 pesos mensuales, que de suyo eran más que insuficientes para solventar los gastos mínimos. Debe tomarse en cuenta que los artistas, los locutores y los asistentes no cobraban un quinto, y todo el trabajo lo realizaban por amor a la cultura y al arte.

El 31 de diciembre de 1924 fue suspendido el subsidio, pero un grupo de entusiastas decidió publicar un boletín semanal con el fin de adquirir fondos y sostener el funcionamiento de la CFZ. El 31 de enero de 1925, bajo el lema «Unidos por el Radio», se inició la publicación del boletín semanal, y desde el primer número se solicitó la solidaridad económica para con el proyecto cultural. «Si usted recibe este boletín es porque lo hemos conceptuado verdaderamente radiófilo y esperamos contribuirá al sostenimiento de la estación radio Chihuahua, CFZ antes XICE», era el mensaje.

SE HIZO EMPRESA PRIVADA

El boletín dio excelentes resultados, y la estación siguió funcionando durante varios años, hasta que se convirtió en negocio privado. Además de los ingresos por suscripción, la CFZ tenía también buenos apoyos a través de los anuncios que pagaban empresas como la Tintorería Moderna, la Fotografía el Gran Lente, La Fronteriza, o la Casa Wagner & Levien Sucs., donde se podían adquirir pianos alemanes de las mejores marcas, pianolas, órganos, discos, música impresa y toda clase de instrumentos musicales.

Esos fueron los meros inicios de la Radio en Chihuahua, industria que después de cierta decadencia, tomó nuevos aires en la década de los noventa y que se alzó como una alternativa de información y entretenimiento para grandes sectores de la sociedad.


2 comentarios de los lectores.

---ooOoo---