Feminicidios en San Luis Potosí, ejemplo de indolencia gubernamental

**De los seis municipios potosinos con alerta de violencia de género, San Luis-capital se situó en el lugar 13 de los 100 municipios de la República Mexicana con más asesinatos de este tipo.


Feminicidios en San Luis Potosí, ejemplo de indolencia gubernamental

La Crónica de Chihuahua
21 de septiembre, 06:45 am

Durante 2020, los feminicidios en México aumentaron. Hubo 3 mil 923 muertes violentas, cifra apenas poco mayor que la registrada en 2019, cuando fueron asesinadas tres mil 825 mujeres, de cuyos casos mil seis son investigados como feminicidios.

Mientras tanto, el gobierno actual ha sido poco empático en la atención de este grave problema social y humano.

En el caso de San Luis Potosí (SLP), la entidad tiene seis municipios con alerta de género, incluida su capital, y ocupa el lugar 13 de las 100 ciudades con mayor incidencia en este delito. Aquí también las autoridades han desatendido el problema.
La noche del 31 de mayo de 2020, una mujer fue asesinada a golpes en su vivienda, en la calle Independencia de la colonia Terremoto, al norte de la capital potosina, en los límites con el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Se sospecha que el asesino fue su pareja sentimental.

El cuatro de junio, el cuerpo de una mujer fue hallado cuando flotaba en el río Amajac, en Tamazunchale, y pocos días después fue detenido Diego Armando N., con quien sostenía relaciones sentimentales. El 11 de septiembre, otra mujer de 31 años fue asesinada a balazos al interior de una vivienda en la calle Protección a la Infancia, en la colonia Revolución, de San Luis-capital.

El 17 de septiembre de 2020, cerca del camino local que une a las comunidades Potrero del Rincón y Agua Nueva, de Matehuala, fue encontrado, semienterrado y decapitado, el cuerpo de una mujer. El ocho de marzo de 2021 una joven fue hallada sin vida y con huellas de estrangulamiento en el interior de una cocina económica ubicada en el centro Tamuín; fue detenida su expareja sentimental como presunto responsable.

El 18 de junio de 2021, las autoridades fueron informadas de la localización de una mujer muerta en el baño de un inmueble de la calle Adolfo López Mateos, colonia Vista Hermosa de Ciudad Valles. La víctima de 21 años tenía heridas causadas por arma de fuego.

De los seis municipios potosinos con alerta de violencia de género, San Luis-capital se situó en el lugar 13 de los 100 municipios de la República Mexicana con más asesinatos de este tipo. La Alerta contra la Violencia de Género (AVG) fue declarada el 21 de junio de 2017 en Ciudad Valles, Matehuala, SLP-capital, Soledad de Graciano Sánchez, Tamazunchale y Tamuín.

La Consejería Jurídica del Estado convocó a instituciones con enfoque de género de los tres poderes para integrar una mesa de trabajo destinada a analizar el problema y definir propuestas abocadas a defender los derechos humanos de las mujeres y las niñas de la entidad. Sin embargo, la situación ha empeorado en vez de mejorar.

La AVG se declaró en la entidad porque, desde diciembre de 2015, cuando se hizo la solicitud, el número de feminicidios ya era alarmante. El grupo de trabajo de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) argumentó entonces que entre enero de 2011 y noviembre de 2016 (71 meses), 161 mujeres habían sido asesinadas en San Luis Potosí, que 43 de estos casos fueron considerados feminicidios y los 118 restantes como homicidios dolosos. Entre junio de 2015 y mayo de 2016, el primero de los dos años previos a la demanda de la AVG en las seis ciudades potosinas, el estado ya había reportado tres feminicidios de acuerdo con la información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Entre junio de 2016 y mayo de 2017, el año anterior a la declaración de la AVG, el número de estos delitos se multiplicó por cinco en comparación con los últimos 12 meses, cuando 15 asesinatos fueron calificados como feminicidios. Entre junio de 2017 y mayo de 2018, en el primer año de la AVG, SLP registró 21 casos de feminicidio, cifra 40 por ciento mayor a la contabilizada de 2016 a 2017.