Falla en Ciudad Juárez el acueducto operado por Slim

**El acueducto Conejos-Médanos, que surte a unos 45 mil usuarios, no opera a su máxima capacidad por fallas añejas en las líneas de conducción que no se han corregido.


Falla en Ciudad Juárez el acueducto operado por Slim

La Crónica de Chihuahua
24 de junio, 09:10 am

Gabriela Minjáres/ El Diario

En medio de la crisis por el abasto de agua potable que se presenta en diversas zonas de Ciudad Juárez, el acueducto Conejos-Médanos, que surte a unos 45 mil usuarios, no opera a su máxima capacidad por fallas añejas en las líneas de conducción que no se han corregido, reveló la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS).

Al estar subutilizada la obra hidráulica más costosa que se ha realizado en los últimos años para dotar de agua potable a Juárez, principalmente a las colonias del poniente, la ciudad no sólo recibe una menor cantidad del líquido al que se tenía convenido, sino que representa un gasto millonario para abastecer a esa zona en la que los usuarios padecen actualmente por la falta del servicio.

Y es que ante las fallas detectadas en la tubería desde 2012, cuando causaron fugas que arrasaron con casas y pertenencias de varios vecinos de colonias en el poniente de la ciudad, la JMAS opera el acueducto con una menor presión, lo que representa recibir hasta un 10 por ciento menos del agua que se tenía programada al año.

Además, a la descentralizada del Gobierno del Estado le ha representado un gasto de 49 millones de pesos desde 2013 a la fecha tan sólo para extraer y llevar agua a las zonas que dejaron de recibir el líquido a través de la obra hidráulica construida y operada por la empresa Carso Infraestructura y Construcción (CICSA), propiedad de uno de los hombres más ricos del mundo: Carlos Slim Helú.

“El acueducto no ha estado trabajando al 100 por ciento, en lugar de los 24 millones de metros cúbicos que debe entregar al año de acuerdo con el contrato que está firmado, se entregan unos 22”, dice el presidente de la JMAS, Jorge Domínguez Cortés.

Explica que las fallas se localizan en las líneas de conducción, que ante la presión con la que se conduce el agua que se extrae del Bolsón de Mesilla se producen fugas y rupturas en la tubería que impacta directamente en las zonas urbanas, donde se han registrado daños.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), en la obra, las fallas se han detectado en la tubería de policloruro de vinilo (PVC) que se instaló en un tramo de 3.7 kilómetros, localizado justo en las faldas de la Sierra de Juárez, al poniente de la ciudad, que construyeron de manera conjunta la JMAS y CICSA.

“Agua hay suficiente, lo que no se puede es cargarle la mano al acueducto para que maneje los 24 millones de metros cúbicos, que es lo que debe manejar, porque se teme que haya problemas otra vez porque ya hubo derrames muy fuertes que dañaron a algunas personas en sus casas y hubo algunos riesgos, por eso la Junta optó por bajarle el volumen para mantener la seguridad”, agrega.

Para evitar fugas y riesgos a los habitantes del poniente, la JMAS convino con CICSA reducir hasta un 10 por ciento el volumen de agua que se distribuye a través del acueducto, por lo que de los 24.4 millones de metros cúbicos que deberían recibir al año, sólo reciben 22 millones.

Esta situación, detalla el presidente de la Junta, le representa al organismo un problema en el abastecimiento y distribución del agua potable en la ciudad, principalmente en el poniente, porque al no contar con la cantidad del líquido que se tenía prevista, se tiene que mandar agua de otros sectores para surtir esa zona.

“El acueducto Conejos Médanos surte a la parte poniente de la ciudad, en el momento que tengamos esos dos millones, que los podamos completar, mejoraría la distribución de toda esa zona y en consecuencia mejoraría también otras áreas en las que también hay problemas, porque ya no tendríamos que mandar esos dos millones de metros cúbicos para allá… así que sin duda que sí tuviéramos el acueducto al 100 por ciento tendríamos menos problemas de abasto”, determina el presidente de la JMAS.

Además, asegura que los dos millones de metros cúbicos de agua que no llegan al poniente por las fallas en Conejos-Médanos implican a la Junta un gasto millonario, porque de 2013 a la fecha el costo por abastecer de agua a esa zona lo contabilizan en 49 millones de pesos.

Adicionalmente la JMAS ha tenido que pagar los gastos de reparación, compensación y hasta de hospedaje de algunas familias que resultaron afectadas por las fugas que se registraron hace algunos años, la mayoría de ellas en colonias como la Plutarco Elías Calles, Ampliación Plutarco Elías Calles, Tarahumara y Gustavo Díaz Ordaz.

De acuerdo con información oficial publicada por CICSA en su portal de Internet, el acueducto Conejos-Médanos es considerado uno de sus “proyectos emblemáticos” por la magnitud de la obra, ya que cuenta con 23 pozos ubicados en el desierto de San Jerónimo, 25 kilómetros de líneas principales de conducción, tanques de almacenamiento y una estación de rebombeo.

Además, destaca que la producción anual de agua “corresponde a llenar un millón de pipas tráiler, las cuales pueden formar una fila continúa de 13 mil 500 kilómetros, la distancia entre Ciudad Juárez y el Polo Sur”.

Ello, agrega, porque el sistema compuesto por 100 kilómetros cuadrados de zona de pozos, 27 mil metros cuadrados de planta de rebombeo y 76 kilómetros de líneas de conducción produce diariamente 67 mil metros cúbicos de agua –que equivalen a 24.4 millones de metros cúbicos al año– y hasta mil litros de agua por segundo para Ciudad Juárez.

Sin embargo, al disminuir la cantidad de agua que se distribuye en Ciudad Juárez por los desperfectos en un tramo de la tubería, la JMAS asegura que sólo reciben 22 millones de metros cúbicos de agua al año, lo que representa un 10 por ciento menos de lo que se tiene programado.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---