«Especialistas» de PROFEPA buscan la especie equivocada en San Diego de Alcalá

**Un ejemplo de eficiencia, los de Profepa: Les llevó dos denuncias, más de ocho meses y un recurso de revisión, para determinar que los ecocidas de dicho sitio no contaban con permisos ni manifiesto de impacto ambiental.


«Especialistas» de PROFEPA buscan la especie equivocada en San Diego de Alcalá

La Crónica de Chihuahua
2 de abril, 13:05 pm

FOTO: Pez Cachorrito Cabezón en San Diego de Alcalá, Aldama, Chihuahua Imagen: Manuel Salazar González ©

Chihuahua, Chih.- A continuación, nos permitimos reproducir un boletín emitido hoy por Pronatura Noreste: "En un escueto comunicado de prensa fijado en su sitio oficial, con fecha del 29 de marzo del 2018, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de Chihuahua (PROFEPA) anunció que clausuró, de manera temporal parcial, un establecimiento de Aguas Termales en Chihuahua, Chih., por carecer de una autorización de impacto ambiental para la construcción de sus instalaciones, la cual expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

En el mismo comunicado afirma: “Cabe señalar que en dicho predio se presumía que se encontraba una especie endémica de pez llamada cachorro de Julimes (Cyprinodon julimes), de cuya existencia no se encontró indicio alguno durante la diligencia de inspección realizada, lo cual fue previamente corroborado por especialistas de vida silvestre de PROFEPA.” La especie de pez que buscaron y que comunican en la página oficial los especialistas de PROFEPA, no es la que habita en dicho ecosistema, por lo que su presunción resulta del todo ineficaz; el pez cachorrito de Julimes (Cyprinodon julimes) es sólo conocido en un cuerpo de agua de aproximadamente 350 metros cuadrados ubicado en el sitio RAMSAR Manantiales Geotermales de Julimes, y jamás ha sido reportado en los manantiales geotermales de San Diego de Alcalá.

Cabe mencionar que la diligencia carece de valor científico, y solo puede significar que el pez fue extirpado en el último mes del sitio por el ecocidio cometido en dicho predio o que los “expertos en vida silvestre” no saben buscar; es un hecho científico que al interior del predio habitan caracoles del género Tryonia spp., el ánfípodo Thermaespharoma sp. y al menos dos especies de pez, el cachorrito cabezón (Cyprinodon pachycephalus) y el guayacón de Zarskei (Gamusia zarskei).

Desde el inicio del episodio, hace más de ocho meses cuando se tuvo contacto personal con el delegado en Chihuahua de dicha institución, Pronatura Noreste ofreció y solicitó coadyuvar en la investigación. Sin embargo, la PROFEPA jamás buscó contactarnos. Nos preguntamos: ¿qué intereses protege el delegado estatal Gustavo Rubio Hernández otros que aplicar la ley al servicio de la naturaleza? ¿Qué metodología utilizaron durante el muestreo? Los hechos científicos se refutan con medios científicos. ¿Qué pretende la Profepa Chihuahua con tal aseveración sin base científica?

Por lo pronto, dejamos un video de los peces, tomado hace un par de meses en el sitio exacto de la inspección conforme al comunicado oficial".

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---