El gobierno de Estados Unidos exhorta a sus ciudadanos a que salgan de Haití cuanto antes

** “La escasez generalizada de combustible puede limitar servicios esenciales en una emergencia, incluyendo el acceso a bancos, transferencia de dinero, atención médica de urgencia, internet y telecomunicaciones, y las opciones de transporte público y privado”, alertan autoridades estadounidenses


El gobierno de Estados Unidos exhorta a sus ciudadanos a que salgan de Haití cuanto antes

La Crónica de Chihuahua
11 de noviembre, 14:43 pm

Haití vive una profunda crisis, que ahora se manifiesta con la escasez de combustible

Sandra Mendoza/
La Opinión

El Departamento de Estado de Estados Unidos lanzó a sus ciudadanos una inusual advertencia para que salgan de Haití, en momentos en que el país vive una profunda inseguridad que se suma a la escasez de combustible grave, que afecta a escuelas, bancos, hospitales, y que ha hecho incluso que este jueves las gasolineras permanezcan cerradas.

“La escasez generalizada de combustible puede limitar servicios esenciales en una emergencia, incluyendo el acceso a bancos, transferencia de dinero, atención médica de urgencia, internet y telecomunicaciones, y las opciones de transporte público y privado”, se lee en la advertencia.

Añade: “Es improbable que la Embajada de Estados Unidos pueda brindar asistencia a los ciudadanos estadounidenses en Haití en cuanto a salidas en caso de que las opciones comerciales no estén disponibles”.

Mientras tanto, las autoridades locales luchan por contener a grupos criminales que desde hace semanas mantienen bloqueadas las terminales que distribuyen combustible.

Además, sigue la lucha bilateral por conseguir liberar a 17 miembros de un grupo misionero de Estados Unidos, Christian Aid Ministries, secuestrados el 16 de octubre, y entre quienes hay 16 estadounidenses y un canadiense; un grupo en el que hay cinco menores de edad y un hombre haitiano que conducía para ellos.

Esta organización sigue pidiendo “que continúen las oraciones por los secuestradores, que Dios ablande sus corazones. Cuando oren, recuerden a los millones de haitianos que están sufriendo en un tiempo de grave agitación y torbellino”.

No hay una estadística de cuántos ciudadanos estadounidenses viven o se encuentran en Haití en estos momentos, dado que no hay ninguna obligación de que informen cuando viajan al extranjero.

En tanto, el gobierno haitiano reconoce la escasez generalizada de combustible, pero no ofrece detalles de cómo trabaja para resolverla.

Medios locales incluso alertan del secuestro de varios conductores de camiones, así como del robo de vehículos cisterna.