El estatus legal del aborto en el mundo en 2018

**Mientras que en la mayoría de los países europeos la interrupción de embarazo es legal con independencia del motivo, Latinoamérica, junto con África, impone la mayor cantidad de restricciones al respecto.


El estatus legal del aborto en el mundo en 2018

La Crónica de Chihuahua
11 de agosto, 09:37 am

Actualmente, más del 60 % de la población mundial vive en países donde el aborto es permitido esgrimiendo una amplia gama de razones o sin ningún tipo de restricción. No obstante, el 26 % de la población reside en países donde el aborto está prohibido de manera general.

Mientras que en la mayoría de los países europeos la interrupción de embarazo es legal con independencia del motivo, Latinoamérica, junto con África, impone la mayor cantidad de restricciones al respecto.

En tanto que en Argentina se está llevando a cabo un debate histórico sobre la legalización del aborto, el problema sigue siendo uno de los más discutidos en todo el mundo y en América Latina, en particular.

El mapa de los abortos en 2018

El siguiente mapa, publicado por el Centro de Derechos Reproductivos, ilustra el mayor o menor grado en que los países de todo el mundo permiten el acceso al aborto en 2018. Refleja las leyes que van desde muy restrictivas a relativamente tolerantes.

La categorización de cada ley no refleja necesariamente la normativa de aplicación real en ese país. Dependiente de factores como el apoyo público a los derechos al aborto, las opiniones de los funcionarios gubernamentales y los proveedores, y de circunstancias individuales, las leyes en cada categoría pueden interpretarse de manera más amplia o restrictiva.

Casi la mitad de los países marcados con color rojo en el mapa, hacen en la ley del aborto una excepción explícita para salvar la vida de la mujer. En algunos de ellos también hacen excepción en caso de violación, malformación fetal u otras condiciones.

Aborto en Latinoamérica: ¿Derecho o delito?
Mientras que en la mayoría de los países europeos la interrupción de embarazo es legal con independencia del motivo, Latinoamérica, junto con África, impone las mayores restricciones al respecto.

La oposición a las legislaciones que lo sancionan es, aún en la actualidad, una fuerza importante en la región, donde privan posiciones religiosas o morales antes que los derechos de la mujer a decidir sobre su cuerpo.

Sin restricciones:
Guyana
Puerto Rico
Cuba
Uruguay

En estos países no hay mayor restricción para practicar el aborto, aunque en los dos últimos la ley exige la autorización de la pareja, según la ONG Centro de Derechos Reproductivos.

En Cuba, el aborto se considera «ilegal» solo «cuando se realiza sin consentimiento de la mujer, fuera de los servicios hospitalarios, cuando no lo realiza un médico o se cobra el acto médico». La interrupción del embarazo es legal desde 1965, a pedido de la mujer, hasta las 12 semanas de gestación. Se estima que la cifra de abortos ronda los 100.000 al año.

Desde 1973, en la isla de Puerto Rico «una mujer en consulta con su médico puede poner fin a su preñez sin intervención del Estado», al considerarse que el embarazo no deseado vulnera su salud mental y emocional. Por tal razón, un aborto «a petición de la mujer» es absolutamente legítimo. Aproximadamente se producen cerca de 18.000 por año.

Permitido para salvar a la madre y otras excepciones:
Argentina
Brasil
Bolivia
Chile
Colombia
Costa Rica
Ecuador
Guatemala
Panamá
Paraguay
Perú
Venezuela

Si bien en todos estos lugares se puede llevar a cabo sin penalidad legal si está en riesgo la vida de la mujer, algunos incluyen otros causales. Sin embargo, fuera de esas excepciones, es considerado ilegal en la mayoría de las citadas naciones, según el Centro de Derechos Reproductivos.

La odisea de abortar en América Latina

Chile se sumó a la lista de países de la región que han despenalizado la interrupción del estado de gestación en 2017. La ley promulgada permite practicar el aborto en tres casos concretos: violación, inviabilidad del feto o peligro para la vida de la mujer.

Colombia aprobó en 2006 una legislación que despenaliza el aborto y facilita la disponibilidad del fármaco Misoprostol para la interrupción voluntaria del embarazo.

En Costa Rica, Guatemala, Paraguay y Venezuela no está penado si la vida de la madre está comprometida. En el resto de casos es ilegal, por lo que las mujeres tienen que recurrir a métodos costosos o riesgosos para poner fin al embarazo.

En Brasil, el aborto está calificado como «un delito contra la vida» pero es legal desde el 2016. Sin embargo, únicamente está permitido si la vida de la madre está en peligro o en casos de violación o incesto.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---