El Banxico insta a México a fortalecer su posición fiscal

México necesita reforzar sus fundamentales macroeconómicos, incluyendo su posición fiscal, ante el complejo entorno internacional que afecta su crecimiento, indicó Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México (Banxico).


El Banxico insta a México a fortalecer su posición fiscal

La Crónica de Chihuahua
23 de octubre, 23:17 pm

México necesita reforzar sus fundamentales macroeconómicos, incluyendo su posición fiscal, ante el complejo entorno internacional que afecta su crecimiento, indicó Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México (Banxico).

A través de una presentación titulada “La economía mexicana: un llamado para fortalecer los fundamentos”, el subgobernador de Banxico precisó que para lograr que las finanzas públicas se vuelvan sostenibles, el país “debe reforzar su posición fiscal sin demora”, dado que los mercados deben estar convencidos de que las autoridades harán lo necesario para estabilizar la deuda pública/Producto Interno Bruto (PIB).

En el documento, presentado la semana pasada en Londres durante el Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras, Manuel Sánchez expresó que los refuerzos se deben a los bajos precios del petróleo, así como su producción y los recortes al gasto público.

Por otro lado, precisó que el crecimiento de la economía mexicana se ha “suavizado”: en el tercer trimestre de este año, el PIB habría crecido 2.4%, mientras que el sector industrial siguió debilitándose, al expandirse apenas 0.4% y los servicios, contrario a los otros dos, se incrementaron 3.7 por ciento.

El subgobernador del Banxico añadió que el entorno internacional desfavorable “ha obstaculizado el desempeño económico de México” y advirtió que podrían producirse más episodios de aversión al riesgo.

Asimismo, indicó que el escenario de crecimiento de México enfrenta dos riesgos a la baja: a corto plazo, el país se enfrenta a una mayor desaceleración en las economías globales y de Estados Unidos, sobre todo en el sector manufacturero; una caída mayor a lo esperado en la producción de petróleo y un mayor deterioro en la confianza del consumidor y de los productores. A largo plazo, México afrontaría más tendencias proteccionistas a escala global y dificultades para la adecuada implementación de reformas estructurales.

Por otro lado, Sánchez refirió que la relación entre la deuda pública y el PIB (SHRFSP) pasó de un nivel de 33.2% en el 2008 a 50.5%, previsto para este año.

Además, las primas de riesgo soberano aumentaron por encima de los de otros países con calificaciones de crédito equivalentes, al colocarse en un nivel de 147.8 puntos a octubre del 2016 en México, mientras que en Tailandia es de 100.8; en España 69.3 y en Perú 103.5 puntos.

Peso, el más afectado

En la presentación, también se puede observar cómo el peso mexicano ha sido la moneda más depreciada en comparación con la mayoría de las de los mercados emergentes.

Esta depreciación puede ser resultado de diferentes factores, como el hecho de que la moneda sea utilizada como vehículo de cobertura, la percepción de la fragilidad fiscal de México (incluyendo las débiles condiciones financieras de Pemex) y las preocupaciones sobre los resultados de las próximas elecciones en Estados Unidos y el impacto que éstas puedan tener en la economía mexicana.

Riesgos para la inflación prevalecen

Sánchez también informó que la inflación —con un objetivo de 3 +/- 1 punto porcentual fijado por Banxico— podría seguir teniendo riesgos al alza, y mencionó que podría haber un contagio generalizado de la depreciación del tipo de cambio a la inflación y expectativas.

Otro de los riesgos es la posible reversión de la inflación no subyacente con los promedios históricos y el aumento de las presiones de demanda agregada, por lo cual Sánchez destaca la importancia de la precaución, dado el tiempo y el esfuerzo que le tomó a la inflación alcanzar el objetivo.

Alza de tasas es preventivo

Respecto al alza de la tasa referencial de Banxico, que desde diciembre del 2015 ha subido 175 puntos base, acotó que “estos movimientos deben ser interpretados como preventivos”.

Aseguró que las alzas, a pesar de que tienen un efecto retardado, tratan de contribuir en fortalecer los fundamentos macroeconómicos ante el efecto adverso del ambiente internacional, y agregó que un objetivo central es el de evitar la desviación de expectativas de inflación del objetivo debido a un traspaso del tipo de cambio y otras variables a los precios del consumidor.

“De cara al futuro, la política monetaria se mantendrá vigilante” y precisó que la evolución de los tipos de cambio continuarán siendo tomados en cuenta en la medida en que puedan influir en la inflación y en las expectativas, además que estará pendiente de los movimientos de la Reserva Federal de Estados Unidos y de su ciclo económico. (Con información de Notimex)

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---