Detuvieron al ex jefe policiaco Jesús Cortés, por la desaparición de tres jóvenes

**Una jueza de Control expidió orden de aprehensión en contra de Jesús Cortés Jiménez y otros implicados, por la desaparición forzada de tres detenidos en Ciudad Madera.


Detuvieron al ex jefe policiaco Jesús Cortés, por la desaparición de tres jóvenes

La Crónica de Chihuahua
11 de julio, 10:20 am

Chihuahua.- Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones arrestaron al jefe policiaco destacamentados en Madera, Jesús Cortés Jimenez, por su probable responsabilidad en la desaparición de tres personas en el municipio de Cuauhtémoc.

Cortés Jiménez se desempeñaba como jefe de la Policía Estatal Única en el municipio de Cuauhtémoc, quien se encargó de la seguridad de dicho lugar tras el enfrentamiento en Rubio.

La Jueza de Control del Distrito Judicial Benito Juárez, Nora Aída Espino Aguirre, libró el mandato de captura por hechos que tuvieron lugar el 9 de junio, cuando los imputados, quienes se desempeñaban como encargado de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y Subcoordinador Regional de la zona Occidente de la Policía Estatal Única división Preventiva, atendieron el reporte de personas armadas al exterior de un domicilio del Fraccionamiento La Ciudadela.

Al llegar al lugar, detuvieron a: Jesús Manuel Guaderrama Cisneros, Leonardo Arcos Mora y Daniel Valladolid Martínez; además, aseguraron, un vehículo Honda línea Civic, modelo 2003 color arena y posteriormente, fueron trasladados a las oficinas de la DSPM que se ubican en la calle López Mateos.

En las indagatorias, se estableció que en el patio principal de Seguridad Pública, Jesús C. J. e Israel C. C., se quedaron a solas con los tres hombres y tuvieron siempre en su poder la llave del automóvil; siendo ésta la última ocasión en que se supo de ellos, ya que hasta la fecha no se cuenta con información sobre su posible localización.

La investigación efectuada por la Fiscalía Especializada en Control, Análisis y Evaluación argumenta que los imputados, ocultaron a los detenidos y omitieron datos sobre su paradero, toda vez que nunca fueron registrados en la bitácora de ingresos, ni puestos a disposición de alguna autoridad; causando con ello, la desaparición forzada.

Las declaraciones vertidas por testigos, agentes policiacos, estudios y análisis de evidencias, quedaron integrados en la carpeta de investigación, en la que se sustenta el modo, tiempo y lugar en que las víctimas desaparecieron cuando se encontraban bajo resguardo de la autoridad.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---