Denuncian en Chihuahua a Graco Ramírez como violento y represor

** “Desde Chihuahua declaramos la solidaridad plena para con los antorchistas de Morelos en su lucha contra el abuso de poder y la prepotencia del gobernador Graco Ramírez y de la alcaldesa María de Jesús Vital, únicos responsables de la violencia en Totolapan”.


Denuncian en Chihuahua a Graco Ramírez como violento y represor

La Crónica de Chihuahua
29 de mayo, 12:30 pm

Chihuahua, Chih.- El Comité Estatal del Movimiento Antorchista denunció ante la prensa local el carácter violento y represivo de las últimas acciones emprendidas por el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, quien envió una partida de granaderos para intervenir a punta de macanazos y de bombas de gas lacrimógeno, contra una multitud indefensa de habitantes del pueblo de Totolapan, que está inconforme con la construcción de un mercado en el centro de esa población.

Los antorchistas chihuahuenses declararon la solidaridad de la organización para con sus compañeros de Morelos, quienes ya anunciaron que emprenderán este martes 30 de mayo una caminata desde Cuernavaca, hasta la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México.

Explicaron que, desde la mañana del viernes pasado, un contingente de policías acorazados se plantó delante de la gente en el terreno en el que la alcaldesa de Totolapan, María de Jesús Vital Díaz, trata de imponer la construcción de un mercado en una zona en que los totolapenses aseguran hay vestigios arqueológicos. En la noche de ese mismo día, cerca de mil 500 habitantes de Totolapan sufrieron la represión más violenta, a manos de 400 policías del Mando Único estatal, quienes con gas lacrimógeno, primero, y luego con brutales macanazos, los desalojaron de la plaza municipal en donde protestaban por la necedad de la presidenta municipal.

El saldo de la agresión fue de cinco heridos de gravedad y cuatro detenidos, vecinos del pueblo: Guillermo Vázquez Herrera, Celso Martínez Juárez, Rodrigo Mejía Fuentes y Yutzel Copia Velázquez, así como varios vehículos siniestrados.

Pero ¿cuál es el fondo de la protesta?

Los lugareños se atrevieron a inconformarse por el inicio de la construcción del mercado en un terreno donde el Instituto de Geofísica de la UNAM realizó un estudio –emitido en marzo pasado y solicitado por alcaldesa y pobladores- en el que consta que hay dos cavidades que pudieron haber sido hechas por la mano del hombre (túneles) o bien por la naturaleza, por lo que recomienda “programar un pozo exploratorio de comprobación en el centro del área donde se realizó el estudio TRE-3-D con el objeto de definir la anomalía resistiva detectada”. Por ello fue que los pobladores solicitaron que la alcaldesa diera cumplimiento a la recomendación emitida, es decir, que abriera el terreno para ver si hay túneles o no, en el entendido que, de encontrarlos, se construirá un museo, y de no haberlos, se comprometieron a aceptar la construcción del mercado.

Pero tuvieron más peso los intereses económicos de María de Jesús Vital Díaz y su soberbia y sordera políticas, por lo que la simple oposición a una arbitrariedad, se convirtió en un conflicto político y devino en una agresión brutal.

La Dirección Nacional del Movimiento Antorchista ya negó rotundamente las acusaciones tanto del gobernador de Morelos, Graco Ramírez –a través del secretario de Gobierno, Matías Quiroz-, como de la alcaldesa Vital Díaz, quien es perredista, igual que el propio Graco, acerca de que el viernes por la noche militantes de nuestra organización provenientes de Chimalhuacán, Ixtapaluca y Texcoco estaban presentes en Totolapan. “Eso es una mentira del tamaño del mundo, igual que es mentira que los responsables de los hechos violentos sean la dirigente estatal de Antorcha, Soledad Solís Córdova, quien no estuvo presente en el lugar, o Indalecio Mejía, quien, junto con el párroco de la iglesia del lugar, trató de hacer entrar en razón a la alcaldesa para que retirara al Mando Único del lugar y no se llegara a ningún hecho violento, como ocurrió por su soberbia y terquedad”.

Desde Chihuahua declaramos la solidaridad incondicional para con los antorchistas de Morelos en su lucha contra el abuso de poder y la prepotencia del gobernador Graco Ramírez, de la alcaldesa María de Jesús Vital Díaz y del Mando Único morelense, quienes son los únicos responsables de la violencia en Totolapan, dado que fueron ellos quienes iniciaron la represión al lanzar gas lacrimógeno y macanear a los cerca de mil 500 lugareños que ahí se encontraban.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---