De los programas sociales de AMLO, 84% son ineficientes

**Únicamente 7 de 96 contribuyen a atender los problemas para los que fueron creados. Según el Índice de Desempeño de Programas Públicos Federales (INDEP), 54 de los 96 programas que se analizaron tienen un nivel de desempeño escaso.


De los programas sociales de AMLO, 84% son ineficientes

La Crónica de Chihuahua
4 de noviembre, 05:50 am

La administración de López Obrador se basa en los programas sociales, para los cuales destina miles de millones de pesos. Sin embargo, de acuerdo al informe Índice de Desempeño de los Programas Sociales de la consultora Gesoc, el 84 por ciento de ellos, son ineficientes.

Únicamente 7 de 96 contribuyen a atender los problemas para los que fueron creados.

La organización no gubernamental Gestión Social y Cooperación (GESOC) alertó que 81 (el 84%, de los 96 programas sociales del gobierno federal), que representaron el 68.6% (641,280 millones de pesos) del presupuesto aprobado en 2020, no están en condiciones de resolver el problema público que les dio origen debido a su bajo desempeño u opacidad.

Entre estos, se encuentran proyectos prioritarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador como Sembrando Vida, las Universidades para el Bienestar Benito Juárez o las Becas para el Bienestar Elisa Acuña.

De acuerdo con el Índice de Desempeño de Programas Públicos Federales (INDEP), 54 de los 96 programas que se analizaron tienen un nivel de desempeño escaso debido a que cuentan con bajos niveles de cobertura de su población potencialmente beneficiaria y tienen avances bajos o mediocres en el cumplimiento de sus metas.

En estos se encuentran algunos programas estrella de la administración actual, como Atención a la Salud del IMSS, con una calificación de 77.1; Sembrando Vida a cargo de la Secretaría de Bienestar, con un puntaje de 35.1; el Programa para el Bienestar Integral de los Pueblos Indígenas (INPI) con 34.4, y Universidades para el Bienestar Benito Juárez García (SEP) con 24.0.

En conjunto los 54 programas que están en este rubro prevén un aumento de 52.10% en sus recursos para el próximo año, con lo que se les destinaría 506,051.8 millones de pesos, de aprobarse el Proyecto de Egresos de la Federación.

“Son más de la mitad de los programas evaluados que están en esta categoría, que son programas que tienen problemas en términos de la calidad de su diseño, que tienen problemas en términos de la cobertura que supuestamente buscan atender y tienen problemas en términos del cumplimiento de metas”, señaló Alfredo Elizondo, coordinador General de GESOC.

Al respecto, la organización llamó a la Cámara de Diputados en el contexto de la aprobación del Presupuesto 2022 a no incrementar el presupuesto a programas con escaso desempeño y exigir una agenda de mejora sustantiva pública, precisa y monitoreable de estos programas.

“Estos programas son idóneos para que el Congreso condicione su asignación presupuestal (aún sin incrementos) a una agenda de mejora sustantiva para alcanzar niveles aceptables en su desempeño”, recomendó la organización.

Aunado a esto, el INDEP reconoce otro grupo de programas que dado a su bajo nivel de cobertura, no están en condiciones de resolver el problema público que les dio origen, pero cuentan con buena calidad en el diseño y reportan avances en su cumplimiento.

En este rubro están 23 de los 96 proyectos analizados como Atención a la Salud del ISSSTE, el Programa IMSS Bienestar y la Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente, que tuvo una calificación de 55, pero una cobertura de 29.05, al atender a poco más de un millón de personas, cuando la población potencial es de 7.8 millones, entre otros.

LOS PROGRAMAS OPACOS

GESOC consideró al programa de Desarrollo y vinculación de la investigación científica y tecnológica con el sector de la Secretarías de Desarrollo Rural (Sader) y la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez (SEP) en el rubro de “caja negra”, debido a que son programas que no reportan su población beneficiaria ni en la base de datos de programas y acciones federales de la Secretaría de Hacienda ni a través de solicitudes de información.

En ese sentido, GESOC llamó a los legisladores a a endurecer las medidas de transparencia y rendición de cuentas en el Decreto de Presupuesto 2021 al programa “Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez de la SEP”, ya que no provee la información mínima necesaria para estimar su desempeño y para el cual el Ejecutivo propone una asignación presupuestaria de 34,499 mdp. Solo hace referencia a este programa debido a que el de SADER ya no aparecer para 2022.

PROGRAMAS BIEN EVALUADOS

Por el contrario, el INDEP ubicó 15 programas con avances en sus metas y que sí contribuyen a resolver el problema que les dio origen, a los que se les prevé destinar 300,350.7 mdp para el próximo año.

En el grupo de programas de nivel de desempeño óptimo, los cuales contribuyen de forma significativa a resolver el problema que les dio origen, , tiene alta calidad de diseño, una cobertura sustancial de su población potencialmente beneficiaria y avances significativos de sus metas, se encuentran Becas de posgrado y apoyos a la calidad y el de Investigación científica, desarrollo e innovación, ambos de CONACYT, y la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, a cargo de Bienestar.

Para los siete programas de este grupo se les aprobó un monto de 177,081.4 mdp en 2021 y se les espera un incremento de 18.9% en su presupuesto para el 2022 con más de 283,045.3 mdp. En parte por la ampliación de la cobertura para la pensión de adultos mayores que será a partir de los 65 años.

En tanto que los Programas con Alto Desempeño, aquellos que demuestran niveles de alta calidad de diseño, cumplimiento de metas y potencial para resolver el problema público que les dio origen, pero no cuentan con presupuesto suficiente para cubrir de forma significativa a su población potencialmente beneficiaria, se les prevé un aumento de 12.30% de su presupuesto en 2022 con 123,269.3 mdp.

Son ocho de los 96 programas evaluados, lo que se encuentran en este grupo y entre ellos están: el Nacional de Convivencia Escolar de la SEP, Producción para el Bienestar de SADER y el Programa de Salud y Bienestar Comunitario de la Secretaría de Salud (78.9), entre otros.

Respecto a estos proyectos, GESOC recomienda un incremento significativo en su presupuesto, al señalar que “cada peso invertido en ellos será una inversión social justificada”,dado que son los programas con mayor potencial para resolver el problema público que atienden si incrementan de forma significativa la cobertura de su población potencialmente beneficiaria.

Los resultados de este análisis se dan en el contexto de la aprobación del Presupuesto 2022, que deberá estar a más tardar el 15 de noviembre, para que los diputados los tomen en cuenta durante la discusión, por lo que se les harán llegar, informó GESOC.