Consterna el estado de la enfermera que quedó en coma tras accidente

**La mujer, que ese día celebraba el Día Internacional de la Enfermería, terminó en el área de cuidados intensivos de un hospital privado en coma inducido.


Consterna el estado de la enfermera que quedó en coma tras accidente

La Crónica de Chihuahua
16 de mayo, 09:12 am

Ciudad Juárez, Chih.- En lo que habría sido un rutinario día de trabajo, Miriam Aída llegaba el viernes por la tarde al Hospital Infantil de Especialidades a bordo de su auto, un Chevrolet Malibu que conducía sobre la avenida Vicente Guerrero desde el poniente.

La enfermera, de 30 años, esperaba que el sentido opuesto de la vialidad quedara libre para dar vuelta e ingresar al sanatorio, establecieron las autoridades. Las llantas de su vehículo apuntaban hacia la izquierda y un camión estaba a punto de pasar en el cuerpo norte de la calle.

De pronto el Malibu de Miriam Aída Varela recibió un fuerte golpe por detrás, fue empujado hacia los carriles contrarios y el camión que arribaba lo impactó en el lado del copiloto, refiere el peritaje de Tránsito.

Como consecuencia, la mujer, que ese día celebraba el Día Internacional de la Enfermería, terminó en el área de Cuidados Intensivos del privado Hospital Ángeles en coma inducido, según los médicos.

“Las lesiones que tiene son sumamente graves”, dijo el secretario de Salud, Ernesto Ávila Valdez. “Tiene una lesión de tallo cerebral y el tallo cerebral es la parte del cerebro que regula todas las funciones del organismo. Cuando está inflamado, las condiciones son sumamente críticas”.

Miriam labora en el Hospital Infantil desde hace cuatro años.

Francisco Javier Chávez Ramírez, portavoz de la Dirección General de Tránsito Municipal, dio a conocer que el peritaje indica que la causa fundamental del choque por alcance fue la imprudencia.

La noticia consternó a los compañeros de Miriam Aída, quienes junto con el secretario de Salud indicaron que Maribel Gutiérrez Reza, la conductora a la que atribuyen la responsabilidad, manejaba mientras utilizaba su teléfono móvil.

Después del impacto, la enfermera fue trasladada en código rojo al Hospital Ángeles, de acuerdo con Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico de Salud en la Frontera Norte, debido a que era el hospital más cercano que contaba con la capacidad para atender una emergencia de esa gravedad.

Una vez ahí, el funcionario, que afirmó conocer a la familia de la víctima, sugirió que la trasladaran al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), derechohabiencia con la que cuenta por ser parte de la plantilla laboral del HIES.

Sin embargo, ni sus familiares ni sus compañeros vieron con buenos ojos esta propuesta y lo acusaron de querer favorecer a la presunta responsable de la colisión.

Al respecto, a nombre de Valenzuela Zorrilla, el secretario de Salud aseguró que no se trataba de un acto de mala fe, sino de una alternativa con la que buscaban evitar comprometer las finanzas de la familia de Miriam Aída.

Explicó que la parte responsable no había manifestado en un principio su intención de sufragar los gastos.

“Cuando no hay esa seguridad, cuando la familia puede enfrentar un gasto sumamente grande considerando que el Hospital Ángeles no es nada barato, y siendo ella derechohabiente de una institución como el ISSSTE, donde puede ser atendida, se sugiere eso”, comentó Ávila Valdez. (Fernando Aguilar / El Diario)

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---