Comer muchas papas fritas a la francesa te acerca a la muerte

**Peligrosa tentación: un estudio destacó que su consumo excesivo puede ser altamente perjudicial. Las maneras saludables de prepararlas.


Comer muchas papas fritas a la francesa te acerca a la muerte

La Crónica de Chihuahua
23 de junio, 16:00 pm

Las papas fritas están entre las guarniciones preferidas en gran variedad de comidas. Sin embargo, si bien desde hace tiempo la comunidad médica se encarga de advertir de los peligros que podría generar en la salud, una investigación reciente determinó que un consumo que supere las dos raciones semanales podría duplicar el riesgo de muerte prematura.

En el estudio, encabezado por un equipo de especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Brescia y la sociedad CEINGE Biotecnologie Avanzate de Italia, se realizaron encuestas a más de 4.400 personas. Y tras analizar los datos recopilados se consideró que, si bien la papa puede ser parte de una dieta saludable, su consumo en exceso cuando son fritas podría generar enfermedades como la hipertensión y problemas en el corazón y los riñones.

Los encuestados comprendieron un rango de edad que va entre los 45 y los 79 años y fueron examinados durante el lapso de ocho años, tiempo en el que debieron responder cuestionarios periódicos acerca de la frecuencia en el consumo de papas fritas. En medio del desarrollo del trabajo, 236 personas fallecieron.

Y si bien era previsible el deceso de algunos de los participantes del trabajo, los investigadores determinaron que los que consumían este alimento más de dos veces en un lapso de siete días tenían un incremento en su riesgo de vida. No ocurría lo mismo con aquellos que no las comían en forma permanente o las desgustaban sin fritar.

Además, sostuvieron que las buenas conductas alimentarias tomar un valor fundamental a medida que pasa el tiempo. A mayor edad, es mejor regular su consumo: los jóvenes pueden comer un paquete de papas fritas y perder peso de manera más rápida porque su gasto energético es mayor, pero luego de los 50 años disminuye al menos en un 10%. Por eso consideraron que la clave no solo está en practicar actividad física en forma permanente, sino en reemplazar las frituras por alimentos saludables como frutas, verduras y legumbres.

En tanto, los investigadores manifestaron, tras este primer trabajo, que las papas sin fritar -horneadas, hervidas, asadas o cocinadas en el microondas- son maneras más saludables de consumirlas. Pero sostuvieron que aún se deben realizar «estudios adicionales con muestras más grandes» para confirmar si también el consumo general de papa está asociado con un mayor riesgo de mortalidad.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---