¿Chapingo feliz con Solís? Adiós a la autonomía universitaria

**En pleno periodo electoral, se “filtró” una fotografía en la que se encuentran los dos funcionarios federales ya mencionados con José Solís, acompañado de la mayoría de los directores de los DEIS de la Universidad, algunos consejeros universitarios y consejeros departamentales. ¡Y los implicados nunca negaron la intervención del Estado! ¿Así o más claro?


¿Chapingo feliz con Solís? Adiós a la autonomía universitaria

La Crónica de Chihuahua
8 de julio, 15:21 pm

Por Brasil Acosta Peña/
Dirigente del Movimiento Antorchista en el Estado de México

La intervención de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) en el proceso de elección en la Universidad Autónoma Chapingo fue clara y abierta, con lo cual se violentó el precepto de la autonomía universitaria. El rector electo, José Solís Ramírez fue, sin duda, el candidato de la Sader para la Rectoría de Chapingo y las evidencias sobran: el Secretario de la Sader, egresado de Chapingo y exinvestigador de la empresa generadora de alimentos genéticamente modificados Monsanto, participó como “padrino de generación” de los alumnos de séptimo año, a quienes ofreció una comida en la cual les prometió dos mil 200 puestos de trabajo, aunque solo egresaron mil 700. En periodo electoral esto significa una compra de votos indirecta como diciendo: “voten por Solís y tendrán empleo”. El problema es que no van a cumplir, pues al mismo tiempo que hacían este ofrecimiento, dieron a conocer una reducción de mil 200 plazas en esa Secretaría. Por otra parte, la Secretaría de Bienestar, que atiende otra chapinguera, María Luisa Albores, otorgó becas sobre las becas ya existentes, justo antes de la elección, a tres mil 500 jóvenes. Becas por nueve mil pesos, pese a que 50 ciento de los estudiantes de México no ha recibido beca aún, lo cual es una injusticia; sin embargo, no se trató de un error, pues con esas becas se pretendía hacerle un llamado a votar a los jóvenes a favor de Solís. Adicionalmente, el propio Secretario de Agricultura (y el subsecretario, Víctor Suárez Carrera, que estuvo presente en la entrega de constancia de rector electo a José Solís) realizó una reunión-comida con consejeros universitarios con el propósito de “alinearlos” a favor de su candidato, y en pleno periodo electoral, se “filtró” una fotografía en la que se encuentran los dos funcionarios federales ya mencionados con José Solís, acompañado de la mayoría de los directores de los DEIS de la Universidad, algunos consejeros universitarios y consejeros departamentales. ¡Y los implicados nunca negaron la intervención del Estado! ¿Así o más claro?

Aunado a esto, este candidato y su equipo llevaron a cabo una feroz campaña en contra del doctor Abel Pérez Zamorano, candidato a rector y miembro del Movimiento Antorchista, para sembrar el terror utilizando como recurso las mentiras y la calumnia. No cabe duda, el mejor candidato para dirigir Chapingo y elevarlo a un nivel superior era el doctor Abel; pero pudo más el miedo y resultó electo quien habrá de ser dócil y obediente a las directrices de la Sader.

Debo hacer público en este momento, porque viene a cuento, un hecho del que soy testigo presencial. En una reunión a la que fui invitado por la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), coincidió que me sentaran en la misma mesa que al Secretario de la Sader, Víctor Villalobos. Después de las presentaciones de rigor, le pregunté qué pensaba de la huelga de Chapingo, que en ese momento se desarrollaba, a lo que me respondió que era mucho lo que pedían los trabajadores con el tema de la homologación. Sin embargo, como “rayo en cielo sereno”, sin venir a cuento y sin preguntárselo de forma expresa, el Secretario Villalobos dijo, palabras más palabras menos, que ahora Antorcha Campesina se quería adueñar de la Universidad Autónoma Chapingo pues, según él, ahora que el Gobierno Federal le había “quitado” a la organización el acceso a los recursos públicos (lo cual por cierto también es falso), se querían hacer de los recursos de Chapingo. Fue una confesión espontánea pero que puso de relieve el verdadero pensar del funcionario; esta declaración hacía notar de antemano su animadversión a uno de los candidatos a la rectoría, el doctor Abel; pero no lo rechazaba por falta de méritos o capacidad, sino por su filiación política, lo cual revela que los dados desde el principio estuvieron cargados. Supongo que el Secretario no conocía mi pertenencia al Movimiento Antorchista; de manera respetuosa le hice ver que lo que él pensaba de Antorcha y del doctor Abel era incorrecto, que no tenía la película completa. Le demostré que la División más avanzada en materia de obra, instalaciones y equipamiento era la División de Ciencias Económico-Administrativas (DICEA), y que todo esto se había logrado gracias al trabajo del doctor Abel, miembro de Antorcha; de hecho, hasta el autobús más moderno de Chapingo, el famoso “Odiseo”, se consiguió durante la administración del doctor Abel al frente de la DICEA; le dije que todo ello me constaba, porque acababa de renunciar a mi actividad docente en Chapingo para poder asumir el cargo de diputado federal; pero esas razones no fueron suficientes para cambiar el prejuicio del Secretario.

En estas condiciones, era evidente que desde el Gobierno Federal se lanzaría la consigna de impedir a toda costa que llegara el doctor Abel a la rectoría, pese a que su programa de acción era el mejor, como atestiguaron alumnos y maestros que escucharon sus planteamientos. La directriz ya estaba dada por parte del Secretario Villalobos y también del subsecretario Víctor Suárez. La intervención de autoridades federales en la Universidad demuestra la violación a la autonomía universitaria. Y se preguntarán por qué no hice antes pública esta información; y respondo: precisamente porque respeto la autonomía universitaria y no quise influir en el proceso electoral, lo cual le consta a muchos, pues el día que tenía un evento académico de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados en las instalaciones de la DICEA, me pidieron que lo hiciera fuera de Chapingo para que no se prestara a malos entendidos en pleno proceso electoral. El mismo día que yo decliné ir a DICEA, estaba programada la visita del diputado Noroña en el auditorio “Álvaro Carrillo”; me dijeron que no le darían permiso de hacer el evento en ese auditorio. Yo cambié la sede del evento, pero Noroña sí se presentó en un acto dentro de las instalaciones de Chapingo.

Esta injerencia es preocupante; si la directriz del Gobierno Federal, al que pertenece el Secretario Villalobos, es reducir el presupuesto para la investigación y el servicio en aras de una falsa austeridad, el rector Solís tendrá que obedecer incondicionalmente lo que le indique el Secretario; no va a llamar a la comunidad universitaria a luchar por más recursos, sino procurará frenarla. ¡Adiós a la autonomía!

Esto me recuerda la ocasión en la que el Presidente de la República envió su proyecto de Reforma Educativa y le quitó intencionalmente (luego dijeron que fue un “error de dedo”) el precepto de autonomía universitaria; sin embargo, la UNAM y otras universidades, entre ellas Chapingo, con absoluta razón elevaron su voz de protesta. El gobierno de Morena, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, no siente ningún respeto por las leyes y lo ha manifestado con la frase coloquial: “al diablo las instituciones”. Esa visión se reflejará, necesariamente, en la conducta de los secretarios de Estado y ése es el caso de la Sader. Por lo visto, la Universidad Autónoma Chapingo dejará de llamarse así para convertirse, como circula ya en las redes sociales, en la Universidad Sader Chapingo.

Llamo a los estudiantes a defender la autonomía universitaria que, junto a los servicios asistenciales para los estudiantes pobres, son logros históricos de las generaciones pasadas. Desde este foro pido, y exijo, respeto a la autonomía universitaria de Chapingo. En la medida en que se permita la intervención gubernamental, la Universidad corre el riesgo de perder todo lo que ha avanzado.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---