Avanza partida de $1,600 millones para el muro de Trump en el Congreso

**La medida aún tiene que ser aprobada por ambas cámaras del Congreso para convertirse en ley.


Avanza partida de $1,600 millones para el muro de Trump en el Congreso

La Crónica de Chihuahua
13 de julio, 10:00 am

Washington.- Haciendo caso omiso a las objeciones de los demócratas y grupos cívicos, el subcomité de asignaciones de la Cámara de Representantes aprobó este miércoles a viva voz un proyecto de ley que aporta $1,600 millones de dólares para el muro fronterizo y fondos para ampliar las detenciones y deportaciones.

El proyecto de ley y su acelerada aprobación apenas un día después de ser presentado, desató fuertes críticas de líderes demócratas y grupos cívicos que reiteraron la exigencia de debatir una reforma migratoria integral, en vez de medidas punitivas contra familias inmigrantes.

Pero el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, emitió un comunicado en el que elogió la aprobación de la medida y urgió a ambas cámaras del Congreso a que la aprueben con celeridad para que su agencia tenga los recursos para sus operaciones.

Cámara Baja presupuesta $1,600 millones de dólares para el muro de Trump
Presupuesto de Trump destina $2,600 millones para el muro y la frontera
Trump pide dinero para el muro y propone profundos recortes en asistencia pública
Trump pierde batalla del presupuesto y amenaza con paralizar el gobierno en Septiembre

La iniciativa de gastos para el año fiscal 2018, que apenas comenzó su largo proceso legislativo, desembolsa $44,300 millones en fondos discrecionales para el Departamento de Seguridad Nacional, que incluye $1,600 millones para el muro fronterizo que prometió el presidente Donald Trump durante la contienda el año pasado.

Más fondos para detener y deportar

También provee $185 millones para contratar a mil agentes adicionales de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), $100 millones para contratar a 500 agentes de la Patrulla Fronteriza, y $4,400 millones para ampliar los programas de detención y deportación de inmigrantes indocumentados.

Además aporta fondos para ampliar por más de 4,600 la capacidad en los centros de detención de niños y familias migrantes, y $131 millones para el programa federal “E-Verify”, que permite verificar el estatus migratorio de nuevos empleados.

El proyecto de ley, de esta manera, aporta una prima para el costo total del muro en la frontera sur, que según cálculos del gobierno podría superar los $20,000 millones.

La medida se topó con denuncias de la bancada demócrata, el mismo día en que el Caucus Hispano del Congreso (CHC, en inglés) se reunió con el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, para tacharle la política migratoria actual.

La presidenta del CHC, la legisladora demócrata por Nuevo México, Michelle Luján Grisham, recordó en un comunicado que hay un consenso entre demócratas y republicanos, entre los sectores público y privado, y en las comunidades fronterizas de que el muro es tan innecesario como ineficaz y “un completo desperdicio de tiempo y de dinero de los contribuyentes”.

“Pero en su afán por cumplir las promesas aislacionistas y anti-inmigrantes de la campaña del presidente Trump, los republicanos en la Cámara de Representantes están dispuestos a poner en riesgo la seguridad económica de nuestra nación con una propuesta errónea y costosa”, dijo.

Luján Grisham instó a los legisladores de ambos partidos a que rechacen la medida, por considerarla “irresponsable” y sin más propósito que “sumar puntos políticos” para sus partidarios.

La legisladora demócrata por California, Lucille Roybal-Allard, la demócrata de mayor rango en el subcomité de asignaciones para la seguridad nacional, dijo que votó en contra de la “excesiva” medida porque, entre otros elementos, recomienda un incremento de $705 millones para combatir a la población indocumentada al interior del país, incluyendo un aumento de 4,676 camas en los centros de detención.

Nadie se opone a la expulsión de individuos peligrosos pero ICE ahora está persiguiendo a padres de niños no acompañados que buscan asilo en EEUU y a inmigrantes que no tienen antecedentes penales y contribuyen al país, argumentó la congresista.

“La verdad es que la maligna retórica del presidente (Trump) sobre inmigración ha envenenado las aguas en este asunto, levantando sospecha sobre cualquier cosa que proponga esta Administración. Simplemente no puedo apoyar el desperdiciar los escasos dólares de los contribuyentes en una promesa de campaña”, explicó.

Royce Bernstein Murray, director de política del American Immigration Council, dijo a este diario que si bien la construcción de un muro “fortificado e impenetrable” entre EEUU y México suena bien a los oídos de conservadores, en realidad es algo “innecesario, complicado, ineficaz, y caro, y crearía muchos problemas adicionales”.

Otros grupos, que desde siempre promueven una reforma migratoria, incluyendo el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, la Asociación de Abogados de Inmigración de EEUU, el Centro Nacional de Justicia para Inmigración, United We Dream, y “Make the Road”, emitieron sendas declaraciones de rechazo a la medida.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---