Av. Hermanos Escobar, un verdadero queso gruyere, por los hoyos

**Acá, suman 7 colapsos en el último año y medio, en los que se han visto afectados desde autos de particulares hasta vehículos pesados.


Av. Hermanos Escobar, un verdadero queso gruyere, por los hoyos

La Crónica de Chihuahua
18 de agosto, 14:00 pm

Ciudad Juárez, Chih.- Los múltiples hundimientos por el colector Zempoala dañado, han convertido la avenida Hermanos Escobar en un verdadero queso gruyere, por los agujeros.

De acuerdo con archivos periodísticos e información oficial, suman 7 colapsos en el último año y medio, en los que se han visto afectados desde autos de particulares hasta vehículos pesados de la misma Junta Municipal de Agua.

Para prevenir más accidentes, dicho organismo cierra cada vez más tramos, hasta el momento son dos: de la López Mateos a la calle Estocolmo en el que trabajan en la reparación del colector y otro de la Rafael Pérez Serna a la Valle de Versalles, en donde sólo se mantiene bloqueada la vía al no tener recursos para cambiar la tubería, informó la vocera de la JMAS, Adriana Gutiérrez.

Detalló que sólo para rehabilitar 3.5 kilómetros de la red de drenaje, de la avenida Adolfo López Mateos al bulevar Juan Pablo II, se requieren 87 millones de pesos.

Desde principios de julio se cerró un kilómetro de la vialidad, de Rafael Pérez Serna a Valle de Versalles, y a principios de este mes, unos 280 metros de Adolfo López Mateos a la calle Estocolmo, como medidas de precaución.

El presidente de la JMAS, Antonio Andreu Rodríguez, dijo que el sistema de drenaje sanitario en la zona presenta tal daño que es urgente el cambio de las estructuras hidráulicas.

Desde abril del 2015 se han realizado cuatro obras preventivas para cambiar tramos de tubería que estaba a punto del colapso, condición que ha sido detectada por medio de cámaras que se introducen en el drenaje.

El colector Zempoala se encuentra por debajo de la avenida Hermanos Escobar. Inicia en la colonia Hidalgo y termina en la planta de tratamiento de Juan Pablo II y Francisco Villarreal.

El 25 de abril del año pasado ocurrió el primer hundimiento entre la avenida De las Américas y Lincoln, donde se cambiaron unos cuatro metros de tubería.

Sobre el bulevar Juan Pablo II, a unos 100 metros de la bajada del puente de la prolongación Hermanos Escobar, hubo otro el 9 de octubre.

El 5 de noviembre nuevamente el colector colapsó entre Rafael Pérez Serna y Camino de Los Esteros. Ahí se repusieron 12 metros.

Sobre la misma avenida, frente a las instalaciones del hospital Guernika cayó el asfalto y se hizo un megahundimiento el 12 de diciembre. La sustitución fue de una tubería de 32 metros de longitud con 1.52 de diámetro, de acuerdo con datos de la JMAS.

Este año el primero colapso ocurrió el 22 de junio, frente a la empresa Bosh, a unos 100 metros de distancia del cruce de las avenidas Rafael Pérez Serna y Hermanos Escobar.

El 2 de julio se desplomó la Hermanos Escobar casi esquina con Plutarco Elías Calles, frente a la escuela primaria Vicente Guerrero y Rectoría de la UACJ. Ahí se reemplazaron 17 metros de tubería de 48 pulgadas de grosor, cuya inversión ascendió a 500 mil pesos, dio a conocer la Junta de Agua.

El último incidente fue sobre esa avenida el domingo pasado a la altura de la calle Estocolmo.

En enero de este año, la JMAS rehabilitó tres tramos de la Hermanos Escobar: dos sobre la avenida Rafael Pérez Serna y uno en esquina con el bulevar Juan Pablo II.

En esas obras se rehabilitarán 260 metros lineales de tubería, con una inversión de 12 millones de pesos, de acuerdo con datos de la JMAS.

Días después del mismo mes de enero se cambiaron 56 metros lineales de tubería en la intersección de las avenidas Hermanos Escobar y Del Charro.

Posteriormente, ante la falta de recursos del organismo, en julio se optó por cerrar a la circulación vial el cuerpo sur de la avenida Hermanos Escobar de Rafael Pérez Serna a Valle de Versalles, hasta que se consigan recursos para cambiar la tubería.

El director técnico de la JMAS, Manuel Herrera Mercado, explicó que el tramo se obstruyó de manera preventiva, mientras se consiguen 34 millones de pesos para para remplazar mil 400 metros de tubería de 1.52 metros de diámetro

Por el mismo motivo, el 4 de agosto se cerraron unos 280 metros de la calle Estocolmo a la avenida Adolfo López Mateos.

La clausura es para prevenir accidentes por hundimientos que se pudieran presentar ante las malas condiciones del colector, por lo que solamente se permitirá el acceso al tráfico local, dijo el director técnico.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---