Arribaron a Chihuahua arrieros de la Ruta de la Plata

**Recrearon, como cada año, la travesía que se realizaba en el Porfiriato mediante la históricamente llamada Conducta de la Plata que consistía en arriar hasta el Banco Minero de Chihuahua varias mulas cargadas de lingotes de plata.


Arribaron a Chihuahua arrieros de la Ruta de la Plata

La Crónica de Chihuahua
Diciembre de 2018, 22:11 pm

Por: Román Corral Sandoval

Noticias de Chihuahua.- Por onceava ocasión los más de treinta arrieros de la llamada Ruta de la Plata salieron el 20 de noviembre desde Batopilas, viejo pueblo minero chihuahuense enclavado en la Baja Sierra Tarahumara, para escenificar o recrear como cada año la travesía que se realizaba periódicamente en el Porfiriato mediante la históricamente llamada Conducta de la Plata que consistía en arriar hasta el Banco Minero de Chihuahua varias mulas cargadas de lingotes de plata, metal precioso que extraían del subsuelo o entrañas de Batopilas los mineros dirigidos por los inversionistas norteamericanos, principalmente por Alexander R. Shepherd, quien llegó a Batopilas en 1879, obteniendo una licencia ex profeso del Presidente Porfirio Díaz para explotar los ricos yacimientos argentíferos de la Barranca de Batopilas, lo que constituyó la segunda bonanza o progreso económico de la región.

Actualmente estos campesinos chihuahuenses, para salvar del olvido, abandono y de la vorágine del tiempo esta parte del pasado glorioso de Batopilas, ataviados a la usanza de finales del Siglo XIX, recorren desde hace once años el camino de sus antepasados, imitando a aquellos sufridos arrieros que celosamente protegían su valiosa carga hasta entregarla al Banco Minero de Chihuahua ubicado en esa época en la calle Libertad y 2ª.

Los arrieros de la Ruta de la Plata de Batopilas arribaron a Chihuahua al atardecer del sábado primero de diciembre de 2018 para entregar hasta el domingo 2 de diciembre por la mañana en el primer cuadro de la ciudad, mediante una ceremonia especial las barras de plata de utilería a las autoridades municipales de Chihuahua o del gobierno del estado. Sin embargo, en esta ocasión, los arrieros fueron notificados que la ceremonia se realizaría en el Parque Lerdo, lejos del primer cuadro de la ciudad.

El año pasado, 2017, entregaron simbólicamente a las autoridades las barras de plata de utilería en el primer cuadro de la ciudad, donde se hallaba el Banco Minero en el Siglo XIX, pero este año, por órdenes de algunas autoridades municipales, por la mañana del domingo 2 de diciembre los arrieros de la Ruta de la Plata, con sus caballos, mulas y carretas, fueron desviados al Parque Lerdo, porque según, les dijeron, podrían abollar o maltratar unas estatuas de un personaje regordete llamado Timoteo.

Sin remedio, y después de once días de agotadora travesía, soportando las inclemencias del tiempo y otras incomodidades, por ocho municipios chihuahuenses, el domingo 2 de diciembre a la once de la mañana en el Parque Lerdo, ante un escaso público y con la ausencia de las autoridades educativas, culturales y turísticas del municipio de Chihuahua y del gobierno del estado, se realizó la ceremonia de entrega simbólica de las barras de plata de utilería a un funcionario estatal de tercer nivel de la Secretaría de Desarrollo Rural que llegó tarde al evento; también estuvieron presentes en la ceremonia dos funcionarios del municipio de Batopilas y el presidente municipal de Gran Morelos, así como los propios arrieros y sus familiares y amigos invitados al evento.

La Ruta de la Plata es poco difundida por el gobierno. Por primera vez fuimos testigos de tan singular acto histórico dos miembros de la SoGEJ, Sociedad General de Escritores de Ciudad Juárez: Rosario Rodríguez Ramírez “La escritora de Coyame en el Siglo XXI” y el Profesor Román Corral Sandoval “El escritor de Batopilas en el Siglo XXI”.

Al finalizar la ceremonia de entrega de dichas barras de plata de utilería al funcionario estatal, la asociación “Arrieros de la Ùltima Generación A.C. Ruta de la Plata” que dirigen Mario Bustamante y Olivia Manríquez de Bustamante de Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua entregó reconocimientos a los arrieros y a personas que apoyaron de diferentes formas la realización de este viaje de 400 kilómetros desde Batopilas a Chihuahua, ante el escaso o nulo apoyo oficial.

Fueron los únicos reconocimientos que recibieron tan cansados y sufridos arrieros, que no desean que muera esta tradición, parte importante de la Historia del Estado de Chihuahua. Uno de los arrieros mencionó que: “…Llegamos a Chihuahua ayer sábado primero de diciembre por la tarde sin abanderamiento alguno por parte de las autoridades competentes de Chihuahua, no contamos con apoyo alguno del gobierno estatal, a pesar de eso realizamos la caravana año con año a lomo de caballo para honrar a todos aquellos arrieros que con sacrificios y riesgos llevaron las cargas de plata desde las minas de Batopilas hasta el Banco Minero de Chihuahua.

Los arrieros y carretoneros de la Ruta de la Plata salieron el 20 de noviembre del Poblado de Batopilas, recorrieron más de 400 kilómetros pasando por comunidades de ocho municipios: Batopilas, Guachochi, Carichì, Cusihuiriachi, Cuauhtémoc, Gran Morelos, Santa Isabel y Chihuahua. Este recorrido por la Sierra Tarahumara recrea las arduas jornadas a lomo de mula o a caballo, a través de algunos de los paisajes más espectaculares del mundo. Hubo un reencuentro emotivo: uno de los arrieros, el Señor Raúl Fierro, fue mi alumno de primero y segundo grado de 1970 a 1972 en la escuela primaria de Satevó, municipio de Batopilas, Chihuahua.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---