Arrasaron «Birdman» y G. Iñárritu en la entrega de los Óscares

**Emmanuel Lubezki, el primer mexicano con dos Oscar.


Arrasaron «Birdman» y G. Iñárritu en la entrega de los Óscares

La Crónica de Chihuahua
Febrero de 2015, 08:14 am

«Ruego porque podamos encontrar y tener el gobierno que merecemos». Así fue como, con un breve pero poderoso discurso en el que abogó por un mejor gobierno en México y un trato digno a los inmigrantes en Estados Unidos, Alejandro González Iñárritu subió al escenario para recibir su cuarto premio de la noche en la gala de los Oscar.

“A los mexicanos rezo porque los traten igual de bien que a aquellos que vinieron antes.

«A mis compañeros mexicanos, rezo porque podamos conseguir el gobierno que nos merecemos, y a los que están en este país, rezo por que los traten igual de bien que a aquellos que vinieron antes y construyeron esta increíble nación de inmigrantes», declaró el mexicano.

El cineasta mexicano se consagró como el gran triunfador de la 87 edición de los Oscar, en la que su filme «Birdman» se alzó con cuatro estatuillas: mejor película, director, guión original y fotografía.

El actor Sean Penn fue el encargado de presentar el galardón a mejor película. “¿Quién le dio la greencard a este hijo de p….? Birdman”, dijo al anunciar al ganador y desató una polémica por la broma que le hizo a su amigo. Iñárritu y Penn habían trabajado juntos en “21 gramos”.

Iñárritu le devolvió el guiño a Penn al bromear sobre las victorias encadenadas de mexicanos en los Oscar, después del doble triunfo de Alfonso Cuarón el año pasado por «Gravity», y sugirió que quizá el Gobierno de EEUU acabaría imponiendo leyes migratorias a la Academia de Hollywood para impedir que se repita.

«Dos mexicanos seguidos es sospechoso», comentó pletórico el cineasta que minutos antes se había llevado el Oscar de mejor director y de mejor guión original, premio este último que fue compartido con los argentinos Armando Bo y Nicolas Giacobone, así como con el estadounidense Alexander Dinelaris.

Se trata de la primera estatuilla como realizador que consigue el mexicano Iñárritu, quien toma el relevo a su compatriota Cuarón, y era su segundo Oscar de la noche tras imponerse en la categoría de mejor guión original. En total, su película se llevó cuatro estatuillas.
«Esto es una locura, y hablando de ese capullo llamado ego, para que alguien gane, alguien tiene que perder y la paradoja es que el verdadero arte, esa verdadera expresión individual no puede ser comparada ni derrotada, porque nuestro trabajo solo será juzgado por el tiempo», dijo el cineasta.

Iñárritu bromeó sobre la suerte que le trajo la ropa interior de Michael Keaton -protagonista de su película- que llevaba puesta, aunque apestara.

El realizador tuvo palabras de afecto para el equipo de la película, en especial para Emmanuel Lubezki, a quien declaró su admiración -«Chivo eres el artista de nuestra generación»- y envió en español un saludo a sus «compatriotas mexicanos».

El mexicano González Iñarritu quien se consagró con 4 estatuillas envió mensaje a sus compatriotas mexicanos.

La de Iñarritu ha sido una historia de trabajo, lucha y sobretodo de perseverancia: había estado nominado al Oscar como mejor director en 2007 gracias a su éxito ’Babel’, pero en aquella ocasión la estatuilla dorada fue a las manos de Martin Scorsese por ’The Departed’.

Tras recibir la estatuilla, Iñárritu habló con la prensa y se dio el gusto de hacerlo en español. El cineasta confesó que es un «privilegio» para él que «muchos mexicanos estén contentos» por su éxito en la ceremonia de los Oscar y volvió a hablar sobre los inmigrantes.

“Me parece algo importante que los niños y las personas como nosotros que viven aquí sean tratados con el respeto y la dignidad que los inmigrantes que llegaron ates que ellos, que formaron este gran país de inmigrantes. Que tengan los mismos derechos me parece importante porque es parte del fundamento de este país”, señaló.

“No sé cuántas nacionalidades hay en esta habitación pero no me siento diferente de ninguno de ustedes que pueden ser de tantos continentes, de tantas lenguas. Me siento muy vinculado con cualquiera de ustedes. Como artista, como humano, como realizador de películas, no puedo tener esas estúpidas fronteras, banderas y pasaportes. Estos conceptos fueron inventados por la sociedad humana, pero desnudos, en calzoncillos blancos, somos todos iguales”, dijo el mexicano.

“Al hacer películas en EEUU, en África, en España o en Mexico estoy hablando de seres humanos, de emociones y esa es la belleza del arte. El arte no tiene esas fronteras ideológicas que han arruinado tanto el mundo”, agregó el artista que había brindado con tequila en la alfombra roja por el éxito de su filme.

Iñárritu se mostró exultante ante la prensa congregada en un salón cercano al teatro Dolby de Hollywood, lugar al que acudió con una estatuilla en cada mano y en el que pidió a los periodistas que subsanaran un despiste que tuvo mientras agradecía los premios sobre el escenario.

«Le debo esto a mi mamá. Mi madre es parte de este viaje, está muy viejita y quiero que lo sepa. Ella estaba viendo (el evento) por la televisión», manifestó el artista, al que se le preguntó numerosas veces en español, para frustración de los reporteros que no hablaban castellano.

«Esto es tan bueno, se siente como estar en México, no tengo que hablar en inglés», dijo paradójicamente en inglés.

Iñárritu declaró que fue «la virtud del trabajo» que le enseñó su padre lo que lo llevó al reconocimiento logrado hoy, pero rechazó hablar en términos de carrera y de competencia para referirse a su trayectoria y a los Oscar. «No tengo una carrera, tengo una vida y no sé lo que pasará, pero hoy es genial. Me siento orgulloso, contento y feliz por todo lo que ha causado esta película y que muchos mexicanos estén contentos de este éxito es un privilegio», aseguró.

El director aprovechó también para destacar la importancia de la influencia de los escritores latinoamericanos: “Este filme le debe mucho a Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, a Ernesto Sábato, a Octavio Paz, Carlos Fuentes, Juan Rulfo y no sé cuántos más grandes escritores. Hay mucho de la sangre, la vena y el pulso de los escritores latinoamericanos en esta película”.

Sobre la broma que Sean Penn hizo acerca de su greencard, Iñárritu dijo: «Sean y yo tenemos esa brutal relación. Cuando hicimos ’21 gramos’ siempre estaba con ese tipo de bromas. Yo no lo encontré ofensivo, me resultó muy gracioso», señaló al tiempo que recordó lo duro que le hizo trabajar a Penn en aquella película.

Emmanuel Lubezki, el primer mexicano con dos Oscar

La estatuilla que entregó Sean Penn no fue la única de la noche para ’Birdman’. ’And the Oscar goes to... Chivo’, Así fue como la actriz Jessica Chastain anunció el triunfo del mexicano Lubezki, quien fue galardonado con el premio Oscar a la mejor fotografía por su trabajo en ’Birdman’.

«Esto es extraordinario», dijo Lubezki sobre el escenario del Teatro Dolby. «Gracias a la Academia por este fantástico honor que quiero compartir con el equipo y el reparto de la película. Sobre todo quiero dedicarlo a mi amigo Alejandro González Iñárritu, un director extraordinario, por su curiosidad, pasión y amistad», añadió. Lubezki hizo historia al convertirse en el primer mexicano en obtener dos premios Oscar.

Anteriormente, este artista mexicano había optado al premio por «La princesita», «Sleepy Hollow», «El nuevo mundo», «Hijos de los hombres» y «El árbol de la vida».
En la categoría competía con Robert Yeoman, ’The Grand Budapest Hotel’; Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski, ’Ida’; Dick Pope ’Mr. Turner’ y Roger Deakins con ’Invictus’.

Las decepciones de la noche

No obstante, dos decepciones sufrieron los hispanos que tenían puestas sus esperanzas en que la cinta ’Relatos Salvajes’, nominada a los premios Oscar como mejor película extranjera, y ’La Parka’, del nicaragüense Gabriel Serra, ganarían un galardón. Ambas quedaron fuera de las premiaciones.

La polaca ’Ida’, de Pawel Pawlikowski, confirmó los pronósticos y le arrebató el Oscar a la argentina ’Relatos Salvajes’, dirigida por Damián Szifrón.

’Ida’ se impuso además a ’Leviathan’ de Rusia, ’Tangerines’ de Estonia y ’Timbuktu’ de Mauritania.

Relatos Salvajes fue la séptima candidatura en este rubro para Argentina, que se ha alzado con la estatuilla en 1985 con ’La historia oficial’ de Luis Puenzo y en 2009 con ’El secreto de sus ojos’ de Juan José Campanella.

Por su parte, la producción mexicana del nicaragüense Gabriel Serra Argüello, ’La Parka’, también vio sus ilusiones desvanecidas tras perder el Oscar en la categoría de mejor cortometraje documental.

’La Parka’ fue superado por ’Crisis Hotline: Veterans Press 1’, un mediometraje de 40 minutos de la cadena HBO sobre el servicio de ayuda telefónica para veteranos estadounidenses que regresan a sus hogares arrastrando traumas bélicos.

’La Parka’ (en inglés, ’The Reaper’) convirtió a su autor, Serra Argüello, de 30 años y natural de Managua, en el primer nicaragüense en optar a una estatuilla de la Academia de Hollywood.

El filme, de 29 minutos, fue inicialmente un trabajo para un taller de su maestría en el Centro de Capacitación Cinematográfica, perteneciente al Centro Nacional de las Artes de México, y terminó compitiendo en 33 festivales internacionales y reuniendo una decena de premios.

La cinta cuenta la historia de Efraín, un hombre que lleva más de 25 años trabajando en un matadero donde son sacrificadas unas 500 reses diarias.

Le apodan ’La Parka’ porque es quien se encarga de apretar el gatillo en una cadena cuya producción acaba en la mayoría de las carnicerías de la capital mexicana.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---