Antorcha canta en el VI Concurso Nacional de Voces

**Seguimos los antorchistas del país en nuestro intento de llevar cultura al pueblo de México y, a través de ella ir logrando la transformación del ser humano, de un hombre egoísta a un individuo más solidario y fraterno.


Antorcha canta en el VI Concurso Nacional de Voces

La Crónica de Chihuahua
Octubre de 2017, 08:30 am

Por Guadalupe Orona Urías

Como en los últimos cinco años, nuevamente, Pachuca, será sede del Concurso Nacional de Voces; en esta ocasión se realizará los días 21 y 22 de octubre en el auditorio Gota de Plata. Asistirán participantes de los 32 estados, desde niños hasta adultos; volveremos a vibrar bajo las melodiosas voces de los concursantes que nos llevarán a lejanos recuerdos con canciones de María Grever, Agustín Lara, Guty Cárdenas, José Alfredo Jiménez, etc. y otra vez, el público con sus sonoros aplausos, premiará la mejor interpretación. Los que hemos asistido a dicho concurso sabemos que son dos días completos de embriagarse de buena música, pues tanto entre los participantes, como entre el público antorchista, se ha venido elevando la capacidad de disfrute de la buena música.

Seguimos los antorchistas del país en nuestro intento de llevar cultura al pueblo de México y, a través de ella ir logrando la transformación del ser humano, de un hombre egoísta a un individuo más solidario y fraterno, y también de abrir foros a aquellos hijos del pueblo a quienes las musas les otorgaron el don de la música, de la poesía, la danza, el teatro o la pintura.

Y como lo señalé en colaboración anterior: “Los antorchistas estamos convencidos de que el pueblo puede hacer arte y que hay entre su gente grandes artistas desconocidos por la falta de oportunidad para poder exponer sus cualidades artísticas y sobre todo para tener la educación necesaria, adecuada, que lo vuelvan un profesional, pues ya buena parte de esa sensibilidad y de esas cualidades les son innatas. Y dentro de las Bellas Artes, está la música; la música le endulza la vida al hombre, lo vuelve más hombre, más humano. Todos pensamos que el hombre nace hombre, que es hombre desde que sale del vientre materno, pero tal y como salimos del vientre materno, somos simplemente seres vivos; lo que hace al hombre verdadero hombre es lo que se empieza a asentar en su corazón, en su cerebro y lo que se empieza a asentar en su cuerpo entero a medida que avanza en el tiempo, a medida en que va consumiendo los años de su vida, dicho de otra manera; el hombre se hace hombre en sociedad, viviendo con los demás, trabajando y comunicándose con los demás; aprendiendo, sintiendo y sufriendo de y con los demás, es eso lo que nos va haciendo seres humanos, y lo que nos va haciendo diferentes a los animales”. Nosotros tenemos sentimientos profundamente diferentes a los de cualquier bestia: llevamos en el alma aromas de grandeza, de belleza, de poesía y aromas de música y de inteligencia. Antorcha realiza los concursos de música, de teatro, de poesía, etc. porque el arte transforma al individuo, lo ennoblece, lo vuelve solidario y le despliega sus alas de libertad.

Así como el neoliberalismo ha dejado a la deriva a la población, en manos del mercado, y provocado que alrededor de 550 millones de seres humanos estén sumidos en pobreza extrema y que no se vislumbre una pronta salida e igualmente está enfrentando a los gobiernos con sus respectivos pueblos; así, también, ha vuelto el arte y la música en particular, en una mercancía, ha alejado a la buena música de las grandes masas populares y ha sido destinada solamente para aquellos que se conciben como capaces de degustar una buena pieza o una sinfonía y que pueden, además, pagarla. Lo cierto es que al pueblo se le ha arrebatado todo: su trabajo y las riquezas que genera, la educación, la salud, etc. y también la posibilidad de gozar del verdadero arte; en el afán de ganancia se “educa” y manipula para que a la mayoría de la población le guste un cierto tipo de música, que más bien ayuda a desequilibrar al joven y lo lleva a que florezcan en él los bajos instintos, y “educado” de esta manera es presa fácil y cliente seguro de cualquier porquería que se ofrezca a la venta. Es decir, este tipo de “música” en lugar de mejorar al hombre, de perfeccionarlo, lo pervierte, envilece y lo aleja del camino productivo y de su esencia humana. En Antorcha estamos convencidos de que el hombre necesita hacer arte, que necesita pintar, bailar, cantar, etc., y por eso organizamos eventos artísticos a lo largo y ancho del país.

Sabemos que toda actividad artística, creadora, es indispensable para el ser humano, pues es una manera de expresar lo que siente, de vivir, de imaginar y cristalizar su pensamiento. El hombre canta porque necesita manifestar su sentimiento de dolor, de alegría o de nostalgia; y porque el canto, la música, también es un grito de libertad, Antorcha canta.

Porque en Antorcha queremos un mundo mejor, porque queremos una patria justa, sin hambre y sin ignorancia necesitamos un hombre nuevo, capaz de sentir en lo más profundo de su alma el dolor ajeno y disponer su brazo para aliviarlo: “Por eso el Movimiento Antorchista no puede realizar su tarea política, no puede crear un país nuevo, limpio y revolucionario sin la ayuda del artista, sin cultivar el arte y la cultura, porque estaríamos mancos, cojos y tuertos y eso nos pondría en desventaja ante nuestros enemigos de clase. Para que podamos dar la pelea en serio y podamos ganarla a corto plazo, necesitamos tener los dos pies, los dos brazos y los dos ojos; necesitamos la lucha política, pero también necesitamos, con igual urgencia y necesidad, el trabajo artístico. Necesitamos la luz del arte, de la verdad que revela el arte, de la emoción que despierta el arte; necesitamos ser hombres nuevos gracias al arte, para crear una patria nueva. He aquí la grandeza del arte”. ACM

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---