Agua de la Presa Chihuahua... para unos cuantos

**Desigual distribución. Quitan el líquido a 20 colonias y algunos ejidos para destinarla a nuevos fraccionamientos. FOTOS: FROILÁN MEZA RIVERA/ LA CRÓNICA DE CHIHUAHUA.


Agua de la Presa Chihuahua... para unos cuantos

La Crónica de Chihuahua
24 de junio, 11:02 am

El Diario de Chihuahua/
Juan Carlos Núñez/
jnunez@diarioch.com.mx

Chihuahua, Chih.- Vecinos de terrenos y colonias ejidales de la Presa Chihuahua denunciaron que el pozo que construyó la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) hace poco más de dos años ha provocado que haya sequía en los alrededores.

Además, dijeron que el ducto que hace décadas estaba conectado al cuerpo de agua más grande del municipio fue sustituido por uno que va directo al pozo, el cual dirige la red hacia colonias del poniente de la ciudad, algo que ha preocupado a los habitantes de la zona, quienes sólo reciben agua en pipas y de manera escasa.

En febrero del 2020 se inauguró el pozo Campestre-alamedas por parte del entonces director ejecutivo de la JMAS, Roberto Lara Rocha, con el fin de aumentar la cantidad de agua potable en la ciudad. Para esta obra se invirtió un millón 654 mil 480 pesos y contaba con la capacidad de dotar de 55 litros por segundo.

Parte de la tubería de este pozo se suplió con la anterior que toma agua de la presa, ya que se encontraba en mal estado; no obstante, a pesar de afirmar que no se perforaría en el acuífero, varios pobladores dijeron que sí se hizo para poder echar a andar la estructura.

Denunciaron que solamente pocas personas tienen permiso para conectarse a a la red con mangueras, en zonas cercanas y que apenas lo hacen para lo indispensable, pues no les sirve para riego de árboles.

Mientras en otras zonas ejidales como El Herradero y colonias pequeñas contiguas, se surten de agua con pipas que envía la JMAS a la semana, pero es insuficiente ya que uno de los tinacos para un sector con más de 30 familias tiene capacidad de 10 mil litros, por lo cual nunca se logra llenar.

“Antes pasaba la pipa hasta tres veces por semana, ahora dos o una y no se llena el tinaco para todos. Tampoco nos han hecho caso en las solicitudes para conectarnos con una manguerita a la red.

Los problemas son que ni agua tenemos, el agua se va para las colonias de allá arriba y todo alrededor se seca”, comentó Gilberto, vecino de la localidad.

Según la administración estatal, se realizó una rehabilitación de la Planta Potabilizadora cuya agua superficial proviene de la Presa Chihuahua y se dejaría de extraer del subsuelo.

No obstante, el agua de la presa que alimentaba directamente a poco más de 20 colonias, desde hace unos años han sufrido baja presión, además de los tandeos que los vecinos han considerado injustos.

La misma JMAS había informado que Lomas del Santuario, Jardines del Santuario, Mirador, Guadalupe, El Palomar, Emiliano Zapata, Sicomoros, La Lomita, Arquitos, Pacífico, Cerro de la Cruz, Rosario, Dale, Margarita Maza de Juárez, Campesina, Alfredo Chávez, Zootecnia, Pavis Borunda, Los Pinos y Malvinas tendrían una afectación mínima por los trabajos, pero durante varios recorridos por estos sectores, las quejas han aumentado.

El ducto moderno del pozo antes mencionado brinda del servicio a los fraccionamientos cercanos a la Universidad del Valle de México (UVM) Campus Chihuahua, tales como Haciendas, Sofía, Carlota, Camila, Isabela, así como otras de Reliz, donde no se han reportado quejas por falta de agua.

Esto ha molestado a muchos propietarios de predios cercanos a la Presa Chihuahua, ya que en aquellas zonas continúan los trabajos de construcción de más fraccionamientos donde es evidente que habrá mucho consumo, menor disposición de servicio para ellos y temen que se acaben el agua, debido a las condiciones actuales.

Actualmente, la presa tiene menos 48 por ciento de su capacidad y los niveles de agua van en disminución conforme pasan los días y las temperaturas aumentan, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Incluso, la orilla del agua está a más de 30 metros de distancia de la base del vertedero y la cortina de la presa está muy baja, muy lejos de llegar a los niveles que hasta hace ocho años se tuvieron.

Además los pronósticos de las temperaturas en base al reporte de la Subdirección de Asistencia Técnica Operativa de Hidrometría y Climatología Federal, indica un aumento superior a los 39 grados centígrados los próximos días con ligeras variaciones y sin probabilidad de lluvias constantes, más que unas recientes de poca duración en la ciudad.

En cuanto a los rumores de que el fraccionamiento de lujo y alto nivel denominado “Altozano”, se abastecía de agua de la Presa Chihuahua, El Herradero y colonias pequeñas contiguas se surten con pipas que envía la JMAS a la semana.

La Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología del Municipio, había aclarado que en principio se acordó que esa empresa sería la encargada de sustraer el agua y distribuirla siempre y cuando obtuviera los permisos de la Conagua, pero también debería ser autosustentable con todos sus servicios. Posteriormente, se acordó que será la JMAS quien opere y conecte a su red de agua potable.

La compañía inmobiliaria promovió un amparo por diversas restricciones en el sentido de la extracción de agua; sin embargo, no hay indicios de llevar el servicio desde el cuerpo de agua más grande del municipio.

En cuanto a la distribución del agua del pozo recién remodelado, la afectación a los ejidos y las colonias con tandeos y poca presión actual, no ha habido alguna respuesta oficial por parte de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS).