AMLO manipula la historia con fin político: Matos Moctezuma

* Al cumplir 80 años, el arqueólogo hace un balance de su labor. Destaca la relevancia del Proyecto Templo Mayor y critica que la 4T quiera hacer coincidir fechas sobre Tenochtitlan.


AMLO manipula la historia con fin político: Matos Moctezuma

La Crónica de Chihuahua
Diciembre de 2020, 08:15 am

Fuente: El Universal

Ciudad de México.- “La investigación, en cualquier disciplina, es la profesión más noble”, sostiene Eduardo Matos Moctezuma, arqueólogo fundador del Proyecto Templo Mayor, quien, con motivo de sus 80 años de edad, hace un balance sobre su trayectoria y comparte sus preocupaciones por la situación en la que se encuentra la ciencia y la cultura en el país, las modificaciones al Reglamento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, así como por la “manipulación de la historia” en la administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Matos Moctezuma nació el 11 de diciembre de 1940 en un hospital de la colonia Guerrero, cuyo nombre no recuerda; sin embargo, en su memoria retiene esa infancia lejos de México, pues por los trabajos diplomáticos de sus padres vivió en Panamá, Venezuela, Honduras y otros países de Centroamérica.

Luego del periplo, regresó al país a los 11 años. Y ya en la preparatoria se encontró con Dioses, tumbas y sabios, de C. W. Ceram, libro que le hizo tomar la decisión de inscribirse a la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

Aunque recibió el apoyo de sus papás, “me dieron a entender que me iba a morir de hambre, lo cual no ha ocurrido”.

Su ingreso a la ENAH marcó también su ingreso al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Desde entonces, dice, se ha dedicado a la investigación, actividad que no ha dejado de hacer desde hace 60 años, incluso en aquellos momentos en que ha sido el titular de direcciones, como la de Monumentos Prehispánicos, de la ENAH o la del Museo Nacional de Antropología, y presidente del Consejo de Arqueología.

“Lo que más me ha interesado es la investigación. Nunca he dejado de investigar, aun cuando ocupé algún cargo, es más, cuando ocupé cargos, siempre mi condición fue que no me fueran a saturar totalmente, porque necesitaba tiempos libres para poder escribir”.

Su paso por la Presidencia del Consejo de Arqueología fue breve, pues pidió que ya no le dieran más cargos. Después, hacia 1978, llegó el Proyecto Templo Mayor (PTM), nombre que le dio tras el hallazgo de la Coyolxauhqui, que hicieran trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza.

“El PTM es uno de los pasos más significativos en mi vida. No sé cuánto falte por descubrir, eso lo va diciendo la excavación y la investigación. Después de 43 años de investigación ya conocemos más sobre el recinto mismo; sin embargo, ese templo fue erigido por la sociedad mexica y todavía tenemos que investigar mucho más sobre esa cultura”, afirma.

Ese espacio junto a la Catedral Metropolitana, recuerda, ha sido visitado por figuras como Octavio Paz y Gabriel García Márquez: “Por ahí desfilaron muchísimas personalidades del mundo artístico y cultural”.

“No recuerdo que hubiera habido otro momento como el que se vive ahora en el INAH y la cultura. Sí ha habido momentos de recortes, pero lo que vivimos hoy es insólito”

La investigación y la historia en México

Eduardo Matos Moctezuma ha puesto mayor énfasis al estudio e investigación del simbolismo y características del Templo Mayor, la muerte entre los mexicas y la historia de la arqueología. Al mismo tiempo ha sido testigo de la situación de la cultura y la ciencia en México y actualmente ve un escenario desalentador.

“La cultura y la ciencia han recibido fuertes impactos sobre todo presupuestalmente. Tan sólo imaginemos la reducción del 75% (a gastos operativos) de algunas instituciones, entre ellas el INAH. Además, con la extinción de los fideicomisos también se les golpeó. Vivimos momentos difíciles para la investigación y todo lo que implica. “No recuerdo que hubiera habido otro momento como el que se vive ahora en el INAH y la cultura. Sí ha habido momentos de recortes, pero lo que vivimos hoy es insólito”, señala.

El recorte al INAH, añade, es “severo”. Por ello, espera que se recapacite para que el Instituto cuente con lo necesario, no se descuide los monumentos y tampoco se detengan las labores de investigación.

Parte de su labor, dice el arqueólogo, consiste en estudiar la historia; en su caso, la relacionada con la época mesoamericana, tema que en 2021 será relevante porque se conmemorarán los 500 años de la caída de Tenochtitlan. Además el Presidente ha afirmado que también serán conmemorados los 200 años de la consumación de la Independencia y los 700 años de la fundación de Tenochtitlan.

Sin embargo, Matos Moctezuma señala que en 1321 no se fundó Tenochtitlan y que querer que las fechas coincidan es manipular la historia.

“Estamos escuchando, por ejemplo, que hubo una fundación de Tenochtitlan en 1321, con el fin de que coincida con 1521 (caída de Tenochtitlan), 1821 y 2021. No hay información de que Tenochtitlan haya sido fundada, como se dice desde un ámbito gubernamental, en 1321, eso es una manipulación de la historia que le resta seriedad a quienes lo plantean. La mayoría de los datos se inclinan a que en 1325 se habría fundado Tenochtitlan. Esa manipulación de la historia es peligrosa porque se hace con un fin político”, afirma.

“No sé cuánto falte por descubrir (con el Proyecto Templo Mayor), eso lo va diciendo la excavación y la investigación. Después de 43 de investigación ya conocemos más sobre el recinto mismo; pero todavía tenemos que investigar mucho más”

La protección al patrimonio

El Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007 también expresa su preocupación por la protección al patrimonio, pues en la edición vespertina del 3 de diciembre, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el “decreto por el que se adiciona el artículo 37 ter al Reglamento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos”, con el que se podrán traer temporalmente al país bienes considerados monumentos arqueológicos, artísticos o históricos, y luego regresar al país de donde salieron.

“Lo publicado contiene aspectos negativos, porque en la misma Ley se plantea que todo objeto previo a la llegada de la cultura hispánica en México es patrimonio nacional, esté donde esté. Desde esa perspectiva, no puedes pedir a otro país que te preste objetos arqueológicos que son nuestros, y lo que es más grave, volverlos a regresar, con eso das tácitamente a entender que es de ellos. Esto debió ser más consultado para que se tuvieran muy claras las repercusiones”, comenta el arqueólogo.

A lo largo de su trayectoria, Eduardo Matos Moctezuma ha sido reconocido con premios como el Honorary Professor en el UCL Institute of Archaeology, el Premio Nacional Malinalli, es Profesor de Investigación Científica Emérito del INAH y tiene la Medalla Henry B. Nicholson, por la Harvard University.

Los reconocimientos, indica, son importantes, porque se reconoce una labor “tan noble como es la investigación”; sin embargo dice que los premios no son sólo para él, sino para los investigadores, trabajadores de campo y todos las involucrados en una investigación.

Trayectoria de Eduardo Matos Moctezuma:

El investigador nació el 11 de diciembre en la colonia Guerrero, pero su infancia la vivió en otros países

*Libros: El Templo Mayor de los aztecas (1988), Muerte a filo de obsidiana (1996), Estudios mexicas (1999-2005) y La muerte entre los mexicas ( 2010).

*Reconocimientos: Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007. Harvard lo distinguió con la Medalla Henry B. Nicholson en 2002 y en 2016 estableció una cátedra con su nombre.

*Miembro de El Colegio Nacional desde el 24 de junio de 1993.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---