¿Ya comieron?

**Me inquiere la pobre mujer: “¿Sabe usted lo que es tener hambre? Es terrible, te gruñen la tripas re feo, te duele la cabeza y no tienes ganas de hacer nada, morir es lo único que nos salva”.


¿Ya comieron?

La Crónica de Chihuahua
19 de agosto, 08:27 am

Por Miguel Ángel Álvarez

¿Ya comieron? Pregunté a una familia muy pobre de la comunidad de Norias del Refugio en Guadalcazar, a la cual visité y aproveché para llevar una pequeña despensa, y me contestó la jefa de la casa, doña Romualda, quien juntando sus temblorosas manos y apretándolas, se recargó en la sucia pared de su modesta casa, dejándose caer en cuclillas como si fuera un hueco fardo.

—No señor, hoy no hemos comido. Hoy no fui a trabajar.

Aún recargada sobre la pared y moviendo la cabeza, la anciana me mostraba sus ojillos vidriosos y ausentes, el espejo opaco de la desesperanza y el olvido en que viven los habitantes de esta comunidad; un lugar donde no hay ni agua para tomar. La señora de edad, trabaja de jornalera en un rancho de la región y le pagan 120 pesos al día, este salario lo ocupa para mal comer ella, su enfermo marido que tiene en cama y sus dos nietos, Lupita y Francisco.

Me inquiere la pobre mujer: “¿Sabe usted lo que es tener hambre? Es terrible, te gruñen la tripas re feo, te duele la cabeza y no tienes ganas de hacer nada, morir es lo único que nos salva”. Me dice la afligida señora abrazando a sus nietos.
Potosinos hambrientos.

Un millón sesenta mil potosinos, que representa el 39% del total de la población, tiene un ingreso laboral inferior al costo de la canasta básica en la entidad, según datos registrados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) para este 2018.

Según el parte informativo de este organismo descentralizado, desde el tercer trimestre de 2017 y que persiste en este año, existe un porcentaje de la población con ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo, es decir, que aun si hiciera uso de todo el ingreso laboral disponible, no podría adquirir los bienes de la canasta alimentaria, situación que propicia que existan familias que no consuman alimentos por un día completo o varios, siendo los más afectados los niños y los ancianos que presentan diversos grados de desnutrición.

Esta es la realidad en que viven miles de potosinos diariamente, hacen falta urgentemente acciones y programas de apoyo alimentario en favor de las familias que viven en situación vulnerabilidad por parte de los tres niveles de gobierno, o iniciativas ciudadanas de apoyo mutuo para atender esta grave contingencia alimentaria en nuestro estado.

Iniciativa antorchista

Acabo de acudir a una invitación por la apertura de un comedor comunitario impulsado por el Movimiento Antorchista en la colonia 6 de Junio, ubicada al sur de la ciudad, atendido por un grupo de vecinas que se organizaron para habilitar un comedor comunitario, que es un local donde colocaron una estufa, refrigerador, mesas y utensilios de cocina; además completaron una despensa de víveres con la cooperación de sus vecinos, para atender a familias vulnerables.

  • Vamos a dar atención a viejitos que ya no tienen familia, a los niños que van a las escuelas y a los desempleados, aquí, aunque sea un taquito les vamos ofrecer.

Nos comenta la señora María Luisa Rodríguez encargada del comedor. Nos explicó que las cocineras son personas que elaboran los platillos sin pago alguno, que son voluntarias, igual es la participación para la recolección de víveres y productos que donan los vecinos del lugar para completar la despensa en la elaboración de los alimentos, pero además los alimentos los elaboran con higiene, son nutritivos y muy deliciosos. Esta iniciativa ciudadana en favor de los sectores más vulnerables, debiera replicarse en favor de los potosinos con hambre. Yo por lo pronto acudí al lugar, y me invitaron unas ricas tostadas de ceviche de soya y una agua de jamaica, que la verdad fue una delicia. Salud.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---