Wang Yaping se convierte en la primera mujer china en caminar en el espacio

**Desde 1984, 15 mujeres habían participado en 42 caminatas espaciales, a partir de que la cosmonauta Svetlana Savitskaya se convirtiera en la primera mujer en realizar una "actividad extra vehicular" (EVA).


Wang Yaping se convierte en la primera mujer china en caminar en el espacio

La Crónica de Chihuahua
8 de noviembre, 13:40 pm

Pueblo en Línea

A la 1:16 am del lunes, Zhai Zhigang y Wang Yaping, miembros de Shenzhou-13, habían regresado al módulo central de la estación espacial china Tianhe. Su caminata espacial duró aproximadamente 6.5 horas y los dos completaron todas las tareas planificadas.

La CMSA (La Agencia Espacial Tripulada de China es una agencia de la República Popular China, responsable de la administración del Programa Espacial Tripulado de China) declaró que su caminata espacial, la primera de la misión Shenzhou-13 y la tercera de su tipo durante el período de construcción de la estación espacial del país, ha verificado aún más el rendimiento del traje espacial desarrollado por China, la capacidad de los astronautas para trabajar con el brazo robótico y la confiabilidad y seguridad del equipo de apoyo.

La CMSA precisó que la tripulación de Shenzhou-13 llevará a cabo una o dos futuras caminatas espaciales más.

Mientras muchos chinos celebran la primera nevada de la temporada de invierno en la Tierra, los héroes de la tripulación de Shenzhou-13 establecen nuevos hitos nacionales en el espacio con el comandante de la misión y primer caminante espacial del país, Zhai Zhigang, y su colega Wang Yaping, saliendo este domingo por la noche de la cabina del nodo del módulo central de la estación espacial Tianhe para llevar a cabo las primeras actividades extravehiculares (EVA) de la tripulación.

Wang se ha convertido oficialmente en la primera mujer china en caminar en el espacio.

Con los trajes espaciales Feitian de nueva generación especialmente diseñados para la EVA, ambos salieron de la cabina del nodo del módulo central Tianhe a las 8:28 p.m. Wang, poco después de salir de la cabina, saludó de regreso a la Tierra y detalló que se sentía muy bien, testimonio recogido en un video del Centro de Control de Vuelo Aeroespacial de Beijing que se popularizó en las redes sociales chinas.

Antes de comenzar a instalar un dispositivo de suspensión y transferir conectores al brazo robótico, los cosmonautas primero instalaron tapones de pie y una plataforma de trabajo. La CMSA señaló que el brazo robótico desempeñó un importante papel de apoyo durante todo el proceso.

La CMSA también destacó que es la primera caminata espacial dominical de la historia que se lleva a cabo conjuntamente por un hombre y una mujer.

El logro de Wang ha ampliado el equipo de mujeres astronautas globales que han realizado caminatas espaciales. Antes de Wang, hasta octubre del 2019, un total de 15 mujeres desde 1984 habían participado en 42 caminatas espaciales, fecha en que la cosmonauta Svetlana Savitskaya se convirtió en la primera mujer en caminar en el espacio.

“La participación de las mujeres en EVA es una parte integral del espacio tripulado, y estamos presenciando la historia gracias a la valentía de Wang”, afirmó Yang Yuguang, vicepresidente del Comité de Transporte Espacial de la Federación Astronáutica Internacional.

Yang explicó que como la exploración espacial tripulada tiene como objetivo prepararse para la futura inmigración espacial, estos esfuerzos estarían incompletos sin la participación de las mujeres, y agregó que el cuerpo femenino en sí es un objetivo importante de estudio en medicina espacial.

Wang nació en 1980 en Yantai, provincia de Shandong. Con 41 años fue seleccionada en abril del 2013 para formar parte de la tripulación de la misión espacial Shenzhou-10, ofreciendo a bordo del módulo de laboratorio espacial Tiangong-1 la primera conferencia científica en órbita que ha sido televisada por China para una audiencia de más de 60 millones de estudiantes y maestros.

Wang posee el título honorífico de "Astronauta Heroína", según indica el portal digital de la CMSA.

“Durante las estancias espaciales, a largo plazo las taikonautas femeninas tienen muchas ventajas en comparación con los hombres. Se ha demostrado que son más estables, que poseen estados mentales adaptables para soportar estancias de largo plazo en órbita. También son más sensibles a cualquier problema de su entorno. Sus fuertes habilidades de comunicación y energía también ayudan a la tripulación a mantener una alta moral durante toda la estadía”, recalcó Pang Zhihao, especialista e investigador retirado de la Academia de Tecnología Espacial de China.

Hay poca diferencia entre hombres y mujeres en términos de requisitos para realizar una caminata espacial. Lo único que necesita ajuste es el traje espacial, que debe adaptarse al cuerpo femenino para permitirles realizar su trabajo con precisión.