Viene la elección de gobernador: ¡ni un sólo voto para MORENA!

**AMLO confiesa por escrito en su libro, que él decidió no resolver las demandas de Antorcha en el Distrito Federal, y con ello, cometió el delito de abuso de poder, porque canceló los derechos constitucionales de petición y de libre asociación, entre otros.


Viene la elección de gobernador: ¡ni un sólo voto para MORENA!

La Crónica de Chihuahua
5 de mayo, 19:00 pm

Por Jesús Tolentino Román Bojórquez/
Dirigente del Movimiento Antorchista en el Estado de México

El próximo 4 de junio se elegirá gobernador en el Estado de México. Como se sabe, según sondeos y encuestas realizadas, se dice que la contienda está muy reñida entre los candidatos de tres partidos políticos: el PRI (Alfredo del Mazo Maza), el PAN (Josefina Vázquez Mota) y MORENA (Delfina Gómez Álvarez). Ciertamente, la opinión pública mexiquense sabe que el Movimiento Antorchista apoyará al Licenciado Del Mazo por dos razones: 1) porque nuestra alianza con el PRI data de muchos años atrás y, en tanto Antorcha no sea partido político independiente y no tenga, por ende, un candidato propio, no nos queda más remedio que votar por aquel candidato que mejor pueda responder a las demandas de los mexiquenses y a los cientos de miles de antorchistas que representamos en la entidad; 2) porque a pesar de los muchos obstáculos que los gobernadores priistas nos ponen en el camino para no cumplir con sus compromisos (cuestión que nos obliga a realizar múltiples mítines, marchas y plantones), aun así, aunque sea “a gritos y sombrerazos” las obras y servicios se van logrando y, junto con ello, el progreso de nuestros municipios, pueblos, colonias, ejidos y fraccionamientos. Por supuesto que nuestro respaldo al PRI no será gratuito, un cheque en blanco. No. Le exigiremos al candidato que se comprometa a resolver las necesidades más sentidas y urgentes de los mexiquenses, como son: empleo, seguridad pública, educación, salud, vivienda y servicios básicos como agua potable, drenaje, electricidad, fertilizante para los campesinos, etc.

Ahora bien, los antorchistas no votaremos por otro partido, y menos aún por MORENA, de quien se dice que más que Delfina Gómez, el verdadero repunte de ese partido se atribuye a la imagen de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por las siguientes razones, absolutamente meditadas y verídicas:

Primera: el señor AMLO, cuando fue jefe de gobierno en la ciudad de México, jamás resolvió ninguna de las justificadas demandas de los antorchistas, tal como lo acepta él en su libro: “La mafia nos robó la presidencia” en la página 97 donde dice: “[los antorchistas]… pedían para sus agremiados un determinado número de viviendas pero, desde el principio, habíamos tomado la decisión de no responder a las peticiones en el caso de Antorcha Campesina. Por eso dijimos no a la intermediación y optamos por apoyar de manera directa a la gente”. Con esta declaración del propio AMLO, queda claro que el señor confiesa paladinamente que conculcó a Antorcha sus derechos constitucionales de libre asociación y de petición, tal como ha ocurrido con los peores dictadores que hubo en México y los que ha habido en el mundo. Pero además, miente cínicamente AMLO cuando afirma “optamos por apoyar directamente a la gente”; ¡falso!, no se apoyó a uno sólo de nuestros solicitantes de vivienda y reto, por este medio a AMLO, a que demuestre lo contrario. En pocas palabras, cuando AMLO gobernó la ciudad de México, sólo se atendió a sus excuates, los perredistas, y siempre marginó y calumnió a los antorchistas por no pertenecer a ese partido ni ser aduladores de AMLO.

Segunda: con motivo de los actos vandálicos que se desataron por el llamado gasolinazo, la diputada federal y líder de MORENA en la cámara de diputados, Rocío Nahle, sin prueba alguna culpó de los desmanes a los antorchistas y pidió “investigación y castigo”. Esta calumnia de la diputada seguramente se la ordenó AMLO por el gran peso electoral de Antorcha rumbo a los comicios del Estado de México de este año y las elecciones presidenciales del 2018, buscando mermar nuestra fuerza electoral con cínicos embustes.

Tercera: a principios de febrero de este año, AMLO hizo un evento en el importante municipio de Ixtapaluca, que Antorcha gobierna con muy buenos resultados. En vista de que a duras penas se reunieron 80 morenistas, ante el ridículo evidente, AMLO se aventó la puntada de ordenarle a sus colaboradores que apagaran la corriente eléctrica de su micrófono, para luego acusar a los antorchistas de “sabotear” su evento y que así, los medios de comunicación paleros del peje, subrayaran el falso sabotaje y no el desangelado evento. Pregunta: ¿es digno de la más mínima confianza AMLO que tan deshonestamente manipula la realidad con tal de hacerse la víctima y de atacar a quienes no coincidimos con él?

Cuarta: porque aunque AMLO se dé baños de pureza y se declara “La Honestidad Valiente”, y bla, bla, bla, los antorchistas tenemos memoria de que en el año 2004, cuando AMLO era jefe de gobierno del DF, hasta video-grabaron a René Bejarano (“el hombre de las ligas” y colaborador de confianza del peje), llenándose las bolsas con el dinero que le dio Carlos Ahumada. Y lo mismo ocurrió con Gustavo Ponce, el mero tesorero de AMLO que todos los fines de semana se gastaba el dinero del pueblo en el lujoso hotel Bellagio y en los casinos de Las Vegas, Nevada, E.U.

Quinta: en el año 2000, Higinio Martínez, antes perredista y ahora alcalde morenista de Texcoco, según el diario Universal, pactó con Guadalupe Buendía Torres, alias “La Loba” de Chimalhuacán, que ésta votaría por el PRD y en contra de Jesús Tolentino Román del PRI. O sea, AMLO tiene a mafiosos de la política entre sus filas, como Higinio Martínez, quien además se ha enriquecido a manos llenas en Texcoco. ¿Dónde quedó la “honestidad” de los morenos?

Sexta: en el año 2015, Antorcha compitió por la presidencia municipal de Texcoco, con un magnífico candidato, el doctor en Economía, Brasil Acosta Peña. Pues bien, Delfina Gómez, Higinio Martínez y todos los morenistas hicieron uso y abuso de las amenazas y agresiones en contra de los simpatizantes de Antorcha: rompieron nuestra propaganda, la policía municipal detenía constantemente a nuestros difusores y los encarcelaba y, el día de la elección, cometieron un gran fraude al tomar por la fuerza las urnas y amedrentar a nuestros representantes. Por tanto, ¿cuál democracia y honestidad con AMLO y Delfina?

Séptima: durante el tiempo en que Delfina fue alcaldesa de Texcoco (periodo 2013-2015) e Higinio (2016-2017), no se ha resuelto ni una sola obra o servicio en Texcoco, así sea la más pequeña. Es más, el doctor Brasil Acosta gestionó 18 millones de pesos ante el gobierno federal para electrificar seis colonias en el año 2015, y esos recursos se perdieron porque el Ayuntamiento de Texcoco se negó a dar los permisos correspondientes de uso de suelo… por sus purititos calzones, con lo cual afectaron a 4 mil familias humildes.

Octava: el domingo 16 de octubre de 2016, en la comunidad de Coatlinchán, el doctor Brasil Acosta realizó una asamblea informativa ante más de 300 antorchistas en un auditorio, e Higinio y sus morenistas, junto con la policía municipal, durante varias horas provocaron el delito de privación ilegal de la libertad del doctor Brasil, al impedir su salida del salón donde se desarrollaba la asamblea. La carpeta de investigación es la TEX/TEX/TEX/100/080968/16/10.

Novena: Delfina Gómez en persona, directamente, en el mes de septiembre del 2015 se opuso en la cámara de diputados a que se autorizara el parque industrial, la Universidad Politécnica y la ciudad deportiva en Chimalhuacán. Además, la señora estuvo casi dos años como diputada por Texcoco y una parte de Chimalhuacán, y ahora pregunto: ¿le llevó algún beneficio a uno sólo de los Chimalhuacanos? No. Nada de eso. Y lo que es peor, buscó dañarnos oponiéndose a los empleos, a la educación y al deporte en nuestro municipio. Afortunadamente la unión del pueblo chimalhuacano derrotó las maniobras de MORENA y de Delfina.

Por todo lo anterior y más argumentos que seguiré aportando, los antorchistas no votaremos por MORENA, ya que hacerlo provocaría un cambio, sí, pero no para mejorar, sino para empeorar. La política es como un coche: hay cambios que sirven para avanzar, para ir más rápido, pero una gobernadora de MORENA sería un cambio para atrás, definitivamente. MORENA sería la reversa del carro, o sea, el retroceso en el Estado de México, así como AMLO sería la reversa si se convirtiera en el presidente de México. Por eso, por el bien nuestro, de nuestra patria, de nuestros hijos y nietos, y porque los hechos (y no los dichos) prueban abundantemente que MORENA es un nuevo partido, sí, pero formado por viejos políticos mañosos, mentirosos, corruptos y busca “huesos”, por eso, ¡ni un sólo voto para MORENA! Como dice el pueblo: hay que evitar salir de guatemala para caer en guatepeor.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---