Trump sugiere una localidad fronteriza para cumbre con Kim Jong Un

**El mandatario estadounidense admitió que también se maneja como posible sede Singapur, aunque su preferida es la localidad de Pnamunjom .


Trump sugiere una localidad fronteriza para cumbre con Kim Jong Un

La Crónica de Chihuahua
30 de abril, 12:02 pm

Las negociaciones siguen su curso pero el presidente Donald Trump, sugirió este lunes que la histórica cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, se realice en la localidad de Panmunjom, en la Zona Desmilitarizada (DMZ) que divide la península coreana.

«Varios países son considerados para la reunión, pero la Casa de la Paz, en la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur no sería más representativa, más importante y más duradera que un tercer país? Simplemente, pregunto!», tuiteó Trump sobre este encuentro previsto para junio.

Más tarde en la jornada, durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente nigeriano Muhamadu Buhari en la Casa Blanca, expresó su convicción de que «la cumbre tendrá lugar» y admitió que también se maneja como posible sede Singapur. Pero dijo preferir la DMZ: «lo que me gusta de ella es que uno está ahí, y si las cosas salen bien, habrá una gran celebración en el lugar, no en un tercer país».

La Casa de la Paz en la DMZ fue donde Kim y el presidente surcoreano Moon Jae-in celebraron el viernes una histórica cumbre.

Kim, el primer líder norcoreano que pisara el sur desde el armisticio de 1953 que dispuso el cese del fuego en la guerra de Corea, caminó junto a Moon hacia la Casa de la Paz en el lado sur de la frontera.

Rompecabezas

De hecho, la pista de la DMZ es considerada desde hace cierto tiempo por la Casa Blanca como una opción creíble. Porque la elección del lugar de la cumbre ha sido un verdadero rompecabezas para los negociadores.

El dirigente norcoreano, que salió una sola vez al extranjero desde su llegada al poder a fines de 2011 -viajó a China hace un mes- se desplazó en un tren blindado porque evita notoriamente tomar un avión, al igual que sus predecesores. Varios expertos evocan también los temores de Kim Jong Un sobre su seguridad, que lo llevaría a evitar un largo desplazamiento o a un país poco amigable.

Del mismo modo, ir a Pyongyang sería probablemente percibido como una concesión simbólica demasiado fuerte al presidente estadounidense, mientras que China aparece a ojos de Washington como un aliado demasiado cercano a Corea del Norte.

La administración estadounidense expresa incluso un optimismo prudente, por boca de su nuevo secretario de Estado, Mike Pompeo quien -luego de viajar a Pyongyang, donde se reunió con Kim Jong Un hace un mes, cuando aún era jefe de la CIA- afirmó que constata una «verdadera oportunidad» de avanzar con Corea de Norte.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---